COVID-19. Reportes periodísticos

Reinaldo Echemendía: “un virus coronado desestabiliza al planeta…”

“La desvinculación social forzada, ante la letalidad pandémica de este siglo, donde un virus coronado que  desestabiliza al planeta con amenazante expansión,  ha llegado  hasta nuestra nación para adentrarse, pero no con menos fuerza trata de ser repelido día tras días, por la distintiva humanidad de la salud cubana, y de otros tantos investidos de estoica y garante voluntad de vencer”.

Tales frases de elogio al esfuerzo que realiza la salud pública cubana en el enfrentamiento de la Covid-19 fueron expresadas por el reconocido músico clarinetista, Reynaldo Ángel Echemendía Estrada (Camagüey, 1956), director general y artístico del Ballet Folklórico de Camagüey (BFC), compañía en la que igualmente se desempeña como cantante y coreógrafo principal, además  de profesor de folklore y música.

Con su proverbial  discurso enfatizó que en “este resguardo de seguridad ineludible aconsejada, y de involuntaria aceptación, aparece la voluntad de la dedicación al mejor tiempo aprovechable, en aras de ordenar, organizar, codificar un arsenal de fotos, video, y documentos bien resguardado de la historia completa del BFC, que ya en el año venidero, se apresta a cumplir sus tres décadas de fundado”.

El también profesor de música en la enseñanza artística  destacó que en este tiempo de recogimiento personal se ha entregado, “de igual manera, a lo relacionado con nuestras investigaciones,  soporte básico de la creación músico-danzaria de la compañía y de mi sostén como investigador, así mismo en garantizar la proyección pedagógica de nuestros estudiantes para  estos tiempos en la Universidad de la Artes (ISA), en su filial  camagüeyana en la carrera de Arte Danzario, de la cual el Folklórico de Camagüey es la sede de la especialidad de folklor. Allí se forma la mayoría de los calificados docentes”.

El también organizador y fundador de la Banda de conciertos de la Policía Nacional Revolucionaria, de la que fue su primer director en la Ciudad de los Tinajones,  agregó: “Más para que el tiempo no sobre, le he dedicado especial atención al estudio del clarinete, en aras de seguir justamente aportando mejor arte a la orquesta de nuestra agrupación que junto al proyecto danzario, ha obtenido muy buenos resultados en sus más recientes estrenos como: Oddí-Oché, Identidad, San La Muerte y Los Muertos, en una lograda coincidencia exitosa, de público y especialistas”.

Echemendía es también creador del Festival Olorum, una cita que tiene como sede la legendaria ciudad de Camagüey,  encuentro que se caracteriza, cada dos años, por su amplio programa especialmente concebido para interactuar con el numeroso público que concurre a los diferentes escenarios habilitados en diferentes calles, teatros, plazas y otros lugares.

Para el maestro que ya se acerca al medio siglo de una fecunda carrera artística iniciada en el año1972,  “Olorum es la energía, el gran poder energético que se simboliza con el sol, y esa luz que se expande en esos días de festival es la luz y la energía de la cultura popular tradicional que se hace como espectro, como antorcha que ilumina el pensamiento, la acción del cuerpo con relación a la danza y la música folklórica y tradicional que el evento convoca”.

En tal sentido, y ya inmerso en los preparativos de la venidera edición (2021) de esta fiesta de las raíces afro-cubanas, apuntó que “cerrando estas revelaciones desde el asegurado sostén que nos brinda la inigualable e insustituible justicia social cubana, la proyección hacia el X Festival Olorum, que en coincidencia histórica con el onomástico treinta del BFC, nos inspira a que desde este alejamiento necesario y temporal, nos aseguremos preparar,  la mejor fiesta de la danza  nunca antes realizada;  por lo cual  seguimos como dice nuestro eslogan,   “irradiando aché”.

El Festival Olorum se realiza en comunión  con la Asociación Cultural Yoruba, lo cual, según el prestigioso artífice,  “nos permite tener una profundización mayor en cuanto a la parte teórica del evento, esto también nos garantiza que el Olorum cuente con espacios muy sólidos desde el punto de vista de la investigación científica o cultural. Asimismo garantiza la solidez de las investigaciones religiosas e ir a las raíces primarias que se gestaron sobre el concepto de Olorum”.

El BFC fue fundado por Echemendía en el año 1991, grupo con el que inició su fecunda carrera como artista de la danza y le propició demostrar sus dotes como conductor de una compañía que ha alcanzado prestigio nacional e internacional y cuyo desempeño ha sido  elogiado por la crítica y la prensa especializadas.

Asimismo presidente de la sección de  música de la filial de la Uneac en Camagüey ha recibido numerosos lauros, entre ellos las distinciones La Edad de Oro y Servicios Distinguidos de la FAR, así como las medallas Revolución y Defensa de las FAR y la Raúl Gómez García; en tanto es acreedor de infinidad de premios como coreógrafo, compositor y arreglista, entre ellos el primer premio del festival internacional de danzas de Paisajes Urbanos de La Habana (coreografía) y varias coronas en el evento Panorama de las Artes Escénicas. Esos galardones son igualmente  extensivos a  sus trabajos como investigador en acontecimientos científicos sobre arte y cultura, provinciales y nacionales.

Reynaldo es graduado de la Escuela Nacional de Arte (ENA), en la especialidad de clarinete y es fundador de las escuelas Vocacional de Arte y Profesional de Música en Camagüey. Durante más de 15 años fue clarinetista de la Orquesta Sinfónica de Camagüey, donde alcanzó la categoría de solista y director invitado de dicha institución. También fue clarinetista de la Banda Municipal de Camagüey.  Ha sido invitado como instrumentista y director de todas las bandas en la provincia y ha actuado como solista en los mejores escenarios de Cuba. Ha laborado como instructor de arte en Camagüey y en otros municipios como artista profesional voluntario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *