OTRAS NOTICIAS

Información para los periodistas sobre los preprints de investigación

A medida que el nuevo coronavirus se propaga por los continentes, numerosos investigadores biomédicos han centrado su atención en la pandemia y sus impactos. Las plataformas de publicación en línea les ayudan a compartir rápidamente lo que han aprendido, para que los profesionales médicos y líderes gubernamentales  puedan responder con celeridad para prevenir, tratar y controlar las infecciones.

Los servidores de preprints permiten a los investigadores de todo el mundo publicar sus hallazgos para que cualquier persona en diferentes lugares pueda acceder a nuevos artículos académicos sobre temas de salud como el coronavirus y COVID-19, la enfermedad que causa.

Los preprints son trabajos de investigación que no han sido publicados en una revista académica. Tampoco se han sometido a una revisión por pares, lo que significa que expertos independientes no han analizado ni criticado el documento. Sobrevivir a la revisión por pares no garantiza que una investigación sea de alta calidad, pero el proceso está diseñado para el control de calidad.

Si bien poner a disposición del público los preprints tiene muchos beneficios para los investigadores, la comunidad científica ha expresado su preocupación sobre el hecho de que  los periodistas malinterpreten los hallazgos e ignoren o excluyan el contexto que es crítico para comprender los resultados preliminares de un estudio. También les preocupa que los periodistas que no están capacitados para detectar fallas metodológicas y afirmaciones engañosas -problemas que los expertos detectarían durante la revisión por pares- basaran cierta cobertura de noticias en hallazgos incorrectos.

Tales errores y defectos son particularmente problemáticos durante una pandemia mortal, cuando el público confía en los medios de comunicación para obtener información precisa y actualizada, incluida la orientación para mantenerse saludable y seguro.

Este artículo recomienda seis elementos clave que los periodistas deben saber sobre los preprints, basados en entrevistas con dos personas con amplia experiencia en investigación biomédica: Bill Hanage, profesor asociado de epidemiología en Harvard T.H. Chan School of Public Health y John R. Inglis, quien ha publicado y administrado múltiples revistas académicas y, como director ejecutivo de la organización sin fines de lucro Cold Spring Harbor Laboratory Press, co-fundó medRxiv y bioRxiv.

1. Los servidores de preprints en otras materias académicas (física, matemáticas y ciencias sociales, por ejemplo) han existido durante décadas. A los investigadores que estudian ciencias de la vida y la salud les ha llevado mucho más tiempo sentirse cómodos con la idea de compartir el conocimiento de esta manera, en parte porque los pacientes podrían sufrir daños si los médicos alteran los tratamientos o los pacientes se tratan a sí mismos en función de los resultados del preprint.

2. Los preprints generalmente se someten a un examen básico. Pero no son revisados por pares.

3. Los resultados de los preprints son preliminares y, a veces, son estrictamente teóricos. Los periodistas deben dejar eso claro en su cobertura.

4. El conocimiento de los métodos de investigación es importante para evaluar si vale la pena “cubrir” un preprint.

5. Consultar a investigadores que no participaron en un estudio, pero que tienen experiencia en el tema que trata, puede ayudar a los periodistas a evaluar si un preprint es noticia y cómo se debe enmarcar la cobertura.

6. Los preprints, ocasionalmente, son retirados del servidor por sus autores.

(Con información de Infomed)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *