COVID-19. Reportes periodísticos

El enemigo más importante ante la Covid-19 es la conducta humana

El doctor Jorge Pérez Avila, conocido en Cuba por sus grandes aportes en la atención a las personas afectadas por el VIH-SIDA, como médico, como director durante 12 años del Sanatorio Los Cocos, del Hospital del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, y luego de todo el IPK, es ahora, en medio de la pandemia provocada por el SARS-CoV-2, un valioso asesor de dicha institución.

Está en su casa, como buena parte de la población mundial. Clasifica entre los grupos más vulnerables frente a la Covid-19, no solo por los 75 años que está a punto de cumplir, sino por las patologías que padece. Pero sus conocimientos desbordan los límites del aislamiento. Vive muy cerca del IPK, y hasta allí llegó el periodista Francisco Rodríguez, del semanario Trabajadores, a entrevistarle. “El doctor está muy al tanto de la historia de los coronavirus y de las características principales del SARS-CoV-2”, escribe Paquito.

“Estudia, revisa y realiza sugerencias sobre los diferentes protocolos terapéuticos que hoy maneja la comunidad científica internacional para atender a las personas que contraen el nuevo coronavirus, en comunicación constante con sus colegas en la primera línea de combate a la enfermedad”.

El peligro —le explica al periodista el Doctor Jorge Pérez— radica en que infesta a muchas personas y muy rápido. Además, causa mucho daño en la población con más de 50 años, y sobre todo en adultos mayores que padezcan cardiopatías, diabetes, hipertensión, inmunodepresión y problemas respiratorios.

“La afectación sobre la función pulmonar, que en los casos más críticos obliga a usar una máquina respiradora, genera una crisis asistencial por la imposibilidad de atender a tantas personas a la vez. Las noticias que llegan de otros países sobre la desconexión de una persona para ponerle la máquina a otra, son una disyuntiva ética muy grande para un médico”.

Recuerda entonces el pánico que él mismo pudo apreciar al visitar la ciudad de San Francisco en 1989. Y dijo: “Volvemos a lo que pasó cuando empezó la epidemia del SIDA”.

En dicho diálogo, el médico profundizó en las distintas combinaciones de medicamentos en uso para atenuar los efectos de la Covid-19, “entre los cuales hay fármacos para otras enfermedades como la malaria, los propios antirretrovirales, el Interferón y hasta la Azitromicina”. Pero enfatizó: “Esta es una enfermedad que puede contraerse en un avión, en una cola, sentado en cualquier lugar. Por eso es la insistencia en que las personas permanezcan en sus casas, y que si se sienten mal, vayan al médico, para tener un diagnóstico. El enemigo más importante ante la Covid-19 es la conducta humana”.

Fue Jorge Pérez el cómplice más cercano que tuvo Gustavo Kourí desde la etapa en que comenzó a edificarse el nuevo IPK, a principio de la década de los 80, hasta que un día del año 2011 este le dijo: “quédate en mi lugar”. Y murió muy poco tiempo después. Encabezar el Instituto le cayó encima al experimentado médico como un mazazo, aunque le honró el desafío que el Profesor Gustavo Kourí dejó en sus manos.

Conocedor de la cultura existente en el país en el manejo de enfermedades infecciosas, en la citada entrevista del periodista Francisco Rodríguez, Pérez  explicó cómo en el IPK, desde su diseño en los años 80 del siglo pasado, se tuvo en cuenta construir bloques independientes, cuartos de aislamiento en las salas hospitalarias y lavamanos a la entrada de cada cubículo.

También, “desde la epidemia del virus del Ébola en África, el IPK cuenta con una sala para aislamiento riguroso y un hospital de campaña donde recibió entrenamiento el personal médico cubano que en aquel momento prestó ayuda a las naciones afectadas. Además, desde que un estudiante o profesional entra a nuestro Instituto, como parte de su preparación recibe primero clases de bioseguridad”.

A la cabeza de las investigaciones que respaldaron la certificación de los medicamentos antirretrovirales de fabricación nacional contra el VIH, que aplicados desde el 2001 consiguieron detener la mortalidad provocada por esta infección, estuvo el doctor Jorge Pérez, quien asimismo ha dirigido los estudios clínicos de las tres vacunas contra el virus que se han formulado en Cuba. La última, de perfil terapéutico.

Al hablar de aquellos 12 años al frente del Sanatorio, el experto subraya que le quedaron experiencias muy enriquecedoras, estrechamente vinculadas al ejercicio de la medicina del cuerpo y del alma. Muchas de ellas han sido narradas por él mismo en sus dos libros titulados Confesiones a un médico.

Pero quizás, entre los saldos más importantes de su entrega al Sanatorio se halle el haber sido el precursor del tránsito al régimen ambulatorio de las personas con VIH, iniciado a fines de la última década del siglo XX. También, su incidencia puntual en la humanización de la enfermedad, al ubicar sus complejidades en numerosos espacios del entorno social. El doctor  Jorge Pérez se convirtió así en un héroe para muchos de sus pacientes. (Publicado en Cuba en Resumen).

(Imagen: El Doctor Jorge Pérez hace cinco años, en su consulta)

Flor de Paz
Flor de Paz
Periodista. Directora Cubaperiodistas

14 thoughts on “El enemigo más importante ante la Covid-19 es la conducta humana

  1. Un orgullo tener en nuestro paìs cientìficos de tan alto nivel al servicio de la poblaciòn sin intereses de lucro, poniendo siempre en primer lugar investigar en funciòn de la salud humana. Eso es posible en paìses como el nuestro con un capital humano inmenso y un sistema de salud maravilloso.

  2. Buenos días muy cierto nuestro país cuenta con un potencial humano en la salud muy enriquecedor en bien y para el pueblo del cual estamos orgullosos y satisfechos. Así somos salud,somos continuidad,somos Cuba para siempre.

  3. ES UN ORGULLO PARA NOSOTROS LOS CUBANOS CONTAR CON TAN PRESTIGIADO PERSONAL DE LA SALUD SIN ÁNIMOS DE LUCRO, EN NUESTRA CUBA; TAN ENMARCADO EN OTRAS NACIONES (TAN PENOSO). PARA EL DOCTOR E INVESTIGADOR CARIÑOSAMENTE LLAMADO JORGE PÉREZ.. NUESTRO RECONOCIMIENTO….

  4. Es la persona con mas paciencia que he conocido pero ademas de ser doctor se convierte en tu familia. Es el mejor. Gracias doy por haber nacido en Cuba y haberlo conocido y poder llamarlo papá tambien.

  5. Que honor ,que maravilla de médico es el doctor Jorge Perez un galeno q durante su trayectoria cientifica a hecho gala de un humanismo desbordante de humildad .Ojalá a alguien se le ocurra la idea de hacer esta entrevista a una locusión a la población es un hombre de pueblo que llega es diáfano y directo y sus conocimientos científicos lo hacen un ser respetado y querido por el pueblo.

  6. Conocí al Dr Jorge Pérez en las circunstancias más difíciles de mi vida y puedo decir que es una de las personas más humanas y sensible que he conocido su profesionalidad lo hace para mí una de las dos personas de su rango más importante para mi.

  7. POR FAVOR LEANME
    De más está mi reconocimiento a nuestros médicos, técnicos y demás trabajadores d la salud que se encuentra luchando contra esta pandemia en Cuba y en todo el mundo. Todo lo que por ellos sintamos y expresemos es muy poco para lo que merecen.
    Igualmente sentimos una gratitud inmensa por todos los compañeros del Partido y el Gobierno que desde las estructuras de base están dirigiendo esta batalla, en la 1ra línea. Y todo el personal de aseguramiento que va desde nuestra Policia Revolucionaria, hasta el personal de Comunales, Gastronomía, Comercio, Transporte y todos los productores de alimentos y medicamentos Y OTROS.
    A todos ellos estamos en la obligación de cuidarlos y ayudarlos a que esto termine lo antes posible, que nuestra economía no continúe desangrándose tanto mas y que tanto esfuerzo no haya sido en vano.
    Son ellos los 1ros que deben recibir esas gotas homiopáticas que hoy se está distribuyendo, son los que deben recibir esa vacuna para elevar su sistema inmunológico y la vacuna específica, el día que por fín tengamos en nuestro país.
    Pienso además que a todos ellos son los 1ros que, al menos mensualmente, deba hacerceles el examen para descartar que no estén infectados y a ellos debe garantizársele la posibilidad de hacer sus compras de alimentos y aseo que hoy es imposible por las colas y los horarios de consagración de muchos.
    Por ellos y por nuestro FUTURO, se hace imprescindible poner orden y disciplina a la población que aún no entiende la situación que estamos viviendo y que con su irresponsable actitud atentan contra la única vacuna que hoy contamos
    Y PONERLE ORDEN NO SOLO POR EL CONTAGIO SINO TAMBIEN PORQUE HAY PERSONAS MAYORES, NIÑOS Y ENFERMOS QUE NECESITAN SER ALIMENTADOS Y NO TODO EL MUNDO TIENE CONDICIONES PARA HACER ESAS LARGAS Y COMPLICADAS COLAS
    Estoy clara que todo no puede ir a las bodegas, al contrario, soy de la idea que todos los puntos de ventas acondicionados con refrigerados y demás logística, deben estar activados y posiblemente mas puntos sean necesarios.
    PROPONGO REGULAR U ORDENAR LA SALIDA DE LAS PERSONAS A LAS CALLES O POR LO MENOS EL ACCESO A CUANTOS PUNTOS DE VENTAS EXISTAN DE ALIMENTOS Y ASEO PERSONAL. YA SEAN LAS TIENDAS DE CIMEX COMO LAS DE MN (LIBERADOS)
    Hay que regular el acceso de las personas a esos puntos al menos cada 5 o 7 días por parte de 1 solo miembro de la familia. Ese dia incluso, podría tener asignado un lugar específico donde comprar lo que esté en existencia en ese momento.
    Lo “complicado” sería que COMERCIO TODO dígase CIMEX o MN se conviertan en 1 solo, hagan inventario y sean capaces de abastecer equitativamente cada punto de venta.
    Inventario en tiempo real, inventario a futuro corto plazo (almacenes) e inventario a futuro no tan a corto palzo (compras por arribar) y de ese modo poder rotar los productos al menos 1 vez al mes y al mismo precio de la empresa distribuidora.
    Hoy en cada COLA hay uno o varios agentes policiales. Para este proyecto, ellos deberán portal la relación de manzanas, cuadra o CDR (según como se desee estructurar) que se autorice comprar ese día. Las personas entonces, mostrarían su carnet de identidad o carta que le acredite la dirección donde esté residiendo. El que no pertenezca a las direcciones autorizadas se le prohibirá la entrada y se le indicará regresar a su casa o podría ser multado.
    Además los propios factores de la cuadra serían una ayuda para estos agentes, teniendo en cuenta además que aquí todos nos conocemos en los barrios. Es más, de este modo hasta el vecino mas incapacitado de salir, sería ayudado por otro que sí pueda hacerlo
    Igualmente cada cuadra manzana o circunscripción podría tener asignada la tienda específica a donde acudir. Y según la cantidad de personas de cada universo seleccionado para salir, podría organizarse por horarios (un grupo cada 1 hora o 2)
    De esta forma todas las personas podrán hacer una cola organizada y alcanzar equitativamente algún producto. También sería eliminado de una sola vez, los coleros, revendedores, acaparadores y otros oportunistas
    Para el caso de las bodegas y carnicerías que compramos por medio de la libreta, está claro que hay que ir cuando llega algún producto, los cuales casi siempre tienen un tiempo limitado de vencimiento.
    Esto que propongo es mas o menos lo que se ha estado haciendo en otros países y resulta mas controlado y equitativo los suministros. Luego además facilitaría identificar los contactos de algún posible enfermo
    Si después de esto la gente sigue saliendo fuera del día que le toca comprar en estas tiendas, se supone que lo haga a la bodega, farmacia, en busca de alguna atención médica o a atender a un familiar. Después de esto ya nada se justifica y menos a partir de las 6pm, pues considero que los horarios de todos los centros de gastronomía o comercio deben funcionar solo hasta las 6pm y el que llega del trabajo después de esa hora, hay que asistirle por las mensajerías que se están activando por circunscripción.
    Agrego además que no estoy para nada de acuerdo con las compras virtuales, son la opción de los más hábiles en cibernetica, con celular, saldo suficiente para comprar un paquete y MUCHO TIEMPO. Esa variante no tiene nada de equitativo. Es un complicado y malísimo programa y la falta de abastecimiento virtual lo deja sin efecto alguno
    No le veo otra solución a este grave problema, que es GRAVE Y MAS GRAVE QUE LA MISMA PANDEMIA

  8. Por lo que acabo de leer, el Dr. Jorge Perez es un héroe de la ciencia cubana y como tal cuidemoslo más aún, en esta etapa de vulnerabilidad.
    Creyente o no, le deseo bendiciones, salud y larga vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *