NOTICIAS SUGERIDAS

La Editorial de la Mujer y un taller a muchas voces

—Yo solo voy a decir unas cuantas palabras, dijo Gladys y comenzó a hablar.

Y esas cuantas se convirtieron en las historias que siempre se las arregla para hilvanar con la exactitud de quien ha vivido cada trozo de lo que narra.  Gladys Egües llevó fragmentos de artículos, citas de periódicos y nombró a Luis Toledo Sande y también a Graziella Pogolotti. Todo con un solo propósito: “convocar a la firma del Código de Ética de la Upec, a solo cuarenta y ocho horas de que la revista Mujeres cumpla 58 años”.

 

Así comenzó la mañana en la Editorial de la Mujer, cuando sus periodistas se reunieron para trazar estrategias de desarrollo a partir del taller “Cambio salarial, cambio editorial”.

 

 

Iraida Campo, directora de la editorial contó que cuando se sentaron a analizar la fecha para la celebración del taller decidieron colocarla este día para esperar el aniversario 58 con ideas renovadas.

 

Iraida Campo, directora de la Editorial de la Mujer

Lirians Gordillo no tardó en presentar los procesos en  la confección de una carta de estilo para la revista Mujeres y su versión en la web.

Lo que propongan en esa carta de redacción—señaló Ricardo Ronquillo—debe constituir un referente para las demás cartas de los medios.

Ante un contexto en el cual la falta de papel hace imposible la impresión de las revistas, el desarrollo de la página web es prioridad para posicionar los contenidos. Y bien lo saben sus periodistas.

Para divulgar el quehacer femenino en Cuba y el mundo y mantener el uso de un lenguaje cada vez más inclusivo, su colectivo ha pensado estrategias para la web que incluyen la creación de tres nuevas columnas, la inserción de videos, infografías, cintillos informativos y la recuperación del botón de la revista Muchacha dentro de la página.

Ricardo Ronquillo alertó sobre la necesidad de replantearse la plantilla del medio en posición de tener un grupo de audiovisuales capaz de crear determinados contenidos especializados y de calidad, también para las redes sociales.

“Si revisamos nuestros archivos en el centro de documentación, nos daremos cuenta que la historia de la Revolución está contada a través de la labor de las mujeres cubanas”. Para el rescate de todas esas historias, Iraida señaló la importancia de reanimar y reorganizar el centro de documentación.

El taller en la Editorial de la mujer, no parecía tener conclusiones. O mejor, conclusiones declaradas por una sola persona, pues muchas voces volvían—sobre lo que insiste el taller “Cambio salarial, cambio editorial”— con nuevas ideas, recomendaciones y proyectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap