INTERNACIONAL

El dilema de reportar tiroteos masivos

Los recientes tiroteos masivos en El Paso, Texas, y Dayton, Ohio, no solo han dejado la muerte de 31 personas y más de 40 heridas en los Estados Unidos, sino también un nuevo torrente de desinformación online y cuestionamientos sobre el papel de los medios de prensa respecto a estas masacres en el país norteño.

Para los reporteros y editores de noticias reflejar estos cruentos acontecimientos con inmediatez y rigurosidad representa siempre un desafío, máxime si las imágenes y primeros datos provienen de redes sociales, cuando se hace imprescindible chequear y comprobar una y otra vez.

Para evitar difundir o compartir noticias falsas, fotografías alteradas y videos editados, la plataforma digital española Maldita.es  a propósito del ataque terrorista que tuvo lugar en 2017 en Las Ramblas de Barcelona, lanzó algunas sugerencias que aunque parecen obvias, son válidas

  1. Ser  muy cuidadoso con lo que compartes en tus redes sociales. Aguzar la atención para evitar difundir información falsa en esos difíciles momentos.
  2. Dar preferencia a compartir información oficial, apoyándose en los canales de redes sociales de las fuerzas del orden y la seguridad ciudadana., por ejemplo.
  3. Antes de compartir algún tipo de contenido  (una atribución del hecho, una foto, video o audio), asegurarse de confiar en la fuente. Verificar que hay más de una fuente confiable que replique la misma información.
  4. Recordar siempre que mientras más cerca del hecho esté la fuente, la información tiende a ser mejor.
  5. No confiar en fuentes anónimas, ni compartir photos ni videos provenientes de las mismas. Si una historia no tiene una fuente ni un vínculo, no es una historia.
  6. Recordar que los productores de noticias falsas tratarán de apelar a tus sentimientos. No compartas información sobre los atacantes, las víctimas o posibles personas desaparecidas si no proviene de fuentes oficiales.
Tineye es un buscador de imágenes a la inversa, que permite localizar la publicación original y evitar difundir imágenes manipuladas

Otras herramientas disponibles en la web como Google Images o Tin Eye, pueden ayudar a comprobar la legitimidad de fotos y videos.  Con hacer una búsqueda a la inversa, subiendo el fichero o copiando y pegando las URL, es  posible filtrar los resultados a la última imagen subida por diferentes fuentes, y comprobar la misma antes de publicarla.

Traducido de Poynter.org

 

Redacción Cubaperiodistas
Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via