PERIODISMO PATRIMONIAL E HISTÓRICO

La maravillosa La Habana

A la séptima villa fundada por los españoles, La Habana, Alejo Carpentier la ubicó en lo “real maravilloso” del Caribe y desde su definitiva fundación de lo cual hará medio milenio el próximo 16 de noviembre, nunca ha dejado de impresionar a quienes la visiten procedentes de otras latitudes, y mucho menos ser amada por los cubanos aún por aquellos que ya no la habitan.

Fue reconocida como capital de la entonces colonia, el 8 de octubre de 1607, por Real Cédula. Entre las razones para ello estuvieron la importancia de haberse convertido en teatro de operaciones de las armadas. En su puerto de Carenas se reunían las Flotas cargadas de riquezas de América que en convoy partían hacia España.

Cada año, miles de viajeros la recorrían con frecuencia y los vecinos le ofrecían vinos, casabe y hasta alojamiento. Aquellos foráneos llegaban con ambiciones y ansias diversas, trajeron animales, plantas, ungüentos, armas, esclavos, soldados y enfermedades, pero también la ilustración. El primer teatro inaugurado con fastuosidad en La Habana fue el Tacón, en 1834, con la obra Don Juan de Asturias o La vocación.

Jamás estuvo exenta de hechos armónicos o convulsos, sufrió incendios, el más terrible sucedió el 10 de julio de 1555, bajo el mando del corsario Jacques de Sores que permaneció hasta el 6 de agosto, tras cometer crímenes, saquear, y dejar en ruinas a la villa. El primer ataque pirata aconteció en marzo de 1537.

Las primeras leyes de la capital, nombradas Ordenanzas, tenían 88 artículos. Así fueron organizados los cabildos que se reunían todos los viernes, tuvieran o no asuntos que tratar. A través de los siglos La Habana creó sus historias, leyendas y cultura hasta definir la propia identidad con el crisol de múltiples matices.

El primer médico barbero lo nombraron el 26 de agosto de 1552, para lo mismo sacar un diente, curar cayos que cortar cabellos, barbas y bigotes. De Nicolás de la Escalera se dice que es el autor de la primera pintura hecha en Cuba; en tanto el primer pintor importante fue el negro Vicente Escobar, casado con una blanca, y por eso al morir fue inscrito en el libro de registro de los fallecidos como blanco. La inauguración del primer cementerio general de La Habana, llamado Espada, tuvo lugar el 2 de febrero de 1806.

No es posible abarcar en poco espacio los muchos hechos históricos, culturales, y curiosos, sin embargo no se debe pasar por alto la apertura de la Real y Pontificia Universidad de San Gerónimo, el 5 de enero de 1728. Por Real Decreto de 1824 ella pasó a ser laica y la nombraron Real Universidad Literaria. Y, en 1837 fue inaugurado el primer ferrocarril de La Habana, con lo cual se adelantó a España en once años. En el siglo XX, dos mujeres se convierten en pioneras en conducir motos: la actriz María de Los Ángeles Santana y Lourdes Treto.

A las puertas del 500 aniversario, en la actualidad y desde hace años se realiza amplio proyecto con miras a restañar heridas como el deterioro que muestran edificaciones emblemáticas, viviendas y edificios de diferentes usos, mientras se aprecia el programa en ejecución para un mejor desarrollo económico y social de la capital.

Entre los centros se encuentra la restauración del Capitolio Nacional, donde funciona el Paramento, las terminales de ferrocarriles, la escuela Rafael Mendive, el Barrio Chino, La Plaza Vieja, calles como la de Galiano, tramos de El Malecón, edificación y también inauguración de hermosos hoteles. Además en plena restauración se halla en estos momentos la heladería Coppelia, mientras se trabaja en el embellecimiento de restaurantes y se pintan fachadas de edificios en La Rampa.

Entre los principales objetivos se hallan el remozamiento de unos 50 parques, distribuidos en los 15 municipios habaneros así como, monumentos, fuentes y sobre todo mejorar el entorno y los servicios a la población como pizzerías, panaderías, restaurantes y dulcerías.

Quedan en el tintero otros trabajos que se realizan, por ejemplo, el rescate de bosques y castillos como el de Atarés y el Jardín Japonés. Se pone empeño en ofrecer mayor calidad en tiendas y restaurantes, incluido el buen y eficiente trato al público.

Suman 24 los programas priorizados para celebrar el 500 aniversario de La Habana, pero de cumplirse todos no implica que se detenga los trabajos constructivos por continuar embelleciendo la ciudad Maravilla. Por eso, pensando en el mañana los habaneros y cubanos en general seguirán con los sueños y el empeño de cuidar con amor a su querida Habana, para que en el futuro también se hable de ella por su belleza, donde a primera viste se observe orden, limpieza y disciplina.

Fuentes consultadas:

Artículo: “Y no perezca en lo porvenir la fe habanera, por Eusebio Leal. Granma, 13 noviembre de 2014.
Artículo. Pinceladas de la historia de La Habana, por Rolando Aniceto. Bohemia, 21 de diciembre 2018.
Artículo: La ciudad que maravilla, por Caridad Carrobello. Bohemia. 21 diciembre 2018.
Libro. Mi Habana querida, por Fernando Dávalos. Editorial Si-Mar S.A, 1999.
Los gallegos de La Habana, por Ángela Oramas Camero. Editorial José Martí, 2007.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *