NOTAS DESTACADAS

El periodismo también hace economía

Resumen de una ponencia del periódico Juventud Rebelde a propósito de los debates actuales con respecto al tratamiento en el sistema de medios públicos cubanos de la temática económica


Por René Tamayo León

Una nueva demanda rodea al sistema de medios públicos cubanos: la producción de trabajos periodísticos más integrales, multifactoriales, incisivos, polémicos sobre los temas económicos. Hay que satisfacerla. Requiere de nuevas ofertas.

Excluyendo las áreas especializadas Internacional, Cultura y Deporte, el tema económico constituye, luego de los contenidos político e ideológico, el que más espacio o tiempo dispone en estos medios, tanto los impresos y digitales como en los ámbitos informativos de la televisión y la radio.

Salvo algunas excepciones y autores, sin embargo, lo estamos abordando mayormente de manera tradicional; o sea, de forma generalista. Los redactores/reporteros usamos para ello todas las técnicas y géneros del periodismo —es decir, es una buena práctica—, pero como norma ofrecemos narrativas lineales, informativas; solo hacia lo positivo, complacientes.

Sin echar a un lado el periodismo generalista —todo lo contrario—, la oferta de temas económicos puede dotarse de una cualidad superior, y así satisfacer la nueva demanda, si se potencian aún más tres acciones del periodismo de opinión y de investigación con antecedentes en nuestro periodismo y que se continúan haciendo hoy, aunque a baja escala.

Primera acción: Darle espacio como colaboradores a un número mayor de economistas con habilidades narrativas, o en su defecto ayudarles a desarrollar estas técnicas. Esta variante tiene una limitación: los honorarios por colaboración en nuestro sistema de medios son bastante precarios.

Segunda acción: Promover aún más la investigación periodística sobre temas económicos entre los redactores/reporteros.

Esta acción tiene cuatro limitaciones:
a) no todos los periodistas tienen vocación para el asunto —y esto es irresoluble—;
b) se necesita una sistemática y continua especialización, más allá de cursos y encuentros, pero para ello, de lo primero que hay que disponer es de tiempo, pero en la vorágine de un medio de prensa, al menos en las dinámicas actuales, cuando hay falta de personal y descapitalización de este, no siempre las direcciones editoriales están en condiciones de darlo;
c) un buen trabajo de investigación requiere mucho tiempo de gabinete y de campo, pero esto, además de las dos cuestiones anteriores, encarece bastante este tipo de labor, tanto por pago de salario (una buena investigación exige como mínimo un mes) como por la disposición de otros recursos; y
d) la investigación periodística sobre temas económicos requiere a su vez del acceso a fuentes institucionales con capacidad y voluntad de ofrecer los datos e informaciones que se recaban sin cortapisas, excepto lo determinado por leyes y normativas. A instancias del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, se está avanzando en esto, pero es más a nivel de ministros y principales dirigentes y cuadros del país, no así a niveles intermedios e inferiores, donde la inercia mantendrá por mucho tiempo las anteriores maneras. Debemos agregar, además, que la carencia de este acceso también afecta al periodismo generalista que desarrolla los temas económicos. (*)

La tercera acción para dotar al periodismo sobre temas económicos de una cualidad superior y así satisfacer la nueva demanda —y esta es la que más fácil y rápido puede ofrecer resultados, además de ser la más barata—, es realizar de forma sistemática «entrevistas a profundidad» con fuentes institucionales y expertas aptas y dispuestas para la polémica, para el debate, no prestas a escuchar solo preguntas complacientes, cómodas o para intereses meramente informativos.

Los temas económicos deben ser abordados de forma veraz, polémica y con intencionalidad.

La conjugación entre el periodismo generalista que aborda los temas económicos —que no obstante debe ser más profundo aún— y el de opinión e investigación en los términos dichos, pondría al sistema de medios públicos cubanos en condiciones de brindar una mejor oferta para satisfacer la demanda.
________
Nota:
(*) Sobre las limitaciones de personal y otras carencias en las redacciones periodísticas en el sistema de medios públicos, colegas han expresado que este déficit debe ser paliado con el trabajo en equipo así como con el establecimiento de alianzas entre los medios nacionales, provinciales y municipales, y viceversa.

Redacción Cubaperiodistas
Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via