OTRAS NOTICIAS

El humorismo gráfico seguirá vivo en Cuba

DSC_0661
De izquierda a derecha Ángel Boligán, caricaturista; Elson Concepción, periodista y fundador de la Bienal; Isel Chacón, directora del Museo del Humor y Arce Lee, crítico de arte. (Foto: Yoandry Avila)

La segunda jornada de la XX Bienal Internacional de Humorismo Gráfico se inició este lunes con el coloquio Bienales del Humor, recuento y proyecciones, el cual sesionó en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí, en la capital cubana.

El panel integrado por Elson Concepción, periodista y fundador de este certamen; Isel Chacón, directora del Museo del Humor de San Antonio de los Baños; el caricaturista Ángel Boligán y el crítico de arte Arcel Lee, debatieron sobre las realidades que encierra la mayor cita del humor en Cuba.

Elson Concepción recordó el nacimiento de la Bienal en 1979, de los constantes viajes a la Villa del Humor para concretar el proyecto y el papel desempeñado por la Unión de Periodistas de Cuba, por poseer entre sus miembros un Círculo de Humoristas, lo cual le valió la condición de gestora y organizadora del evento.

A criterio de Ángel Boligán la Bienal necesita trazarse nuevas estrategias como son la conservación y protección de los murales; la búsqueda de patrocinadores, la forma de publicitar más la convocatoria y digitalizar los fondos del Museo del Humor para no perder ese material gráfico que allí se atesora.

Al respecto la directora de esa institución comentó que actualmente atesoran más de 8000 obras, pertenecientes a más de 3000 autores, en representación de 100 países, “algo lamentable si se pierde” aseguró Isel. También ella comentó que hasta la 9na Bienal no aparecieron otras categorías competitivas, solo era en sátira política; así como San Antonio mantuvo su privilegio de sede hasta la 8va cuando se dividieron las actividades con la capital del país.

Arcel Lee aseguró que la Bienal es un espacio que tienen los caricaturistas el cual no pueden perder y que cada dos años se convierte en un suceso artístico, ya que la caricatura es más que periodismo, es arte. Más adelante aseguró que el certamen es para ver obras artísticas y el dibujo humorístico no es una mercancía, a la par que consideró a la cita como un sitio para exponer, emitir criterios, comentar, criticar, evento al cual deben acercarse más los críticos de arte.

El  norteamericano John Lend, miembro del jurado en esta vigésima edición,  resaltó los valores de la Bienal y del Museo del Humor, proyectos que aseguró es necesario mantener y hacer que perduren en el tiempo.

Exposición en la Casa de la Prensa con las obras que optaron por el premio Tomy on line. (Foto: YA)

Al concluir el coloquio los participantes se trasladaron hasta la Casa de la Prensa, sede de la Upec nacional,  donde se entregó el premio Tomy on line. En esta edición el galardón recayó en el indonesio Jitek Kustana, quien también recibió una mención, además fueron reconocidos con menciones el iraní Saman Ahmadi y el cubano Michel Moro con la obra “El peso del hambre”.

Redacción Cubaperiodistas
Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via