CUBAPERIODISTAS RECOMIENDA ENTREVISTA

Una joven de Alquízar une Mujeres al Sur

Quizás con su llanto de bebé quiso contar su primera historia, porque la joven alquizareña Patricia María Guerra Soriano tiene sed de periodismo inmediato, vivo, cotidiano, tanto que prefiere los días con sol, pero como odia la rutina, necesita también días nublados y con viento.

La habitual reportera del sitio digital Cubaperiodistas ha sido finalista en el Concurso Nacional de la Crónica, y ganó el Gran Premio en el Concurso de cuentos La noche del capitán, convocado por el Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso.

“Amo ese enorme y delicioso periodismo narrativo de nuestra región. Quiero que mi manera de hacer periodismo se parezca a mi vida; contar los problemas a través de historias, y que las personas se vean reflejadas en ellas”.

No sorprende, entonces, verla en la piel de Mujeres al Sur, un podcast feminista, sororo y emprendedor que, en 15 minutos, cada 15 días, da voz a mujeres latinoamericanas para abordar su realidad, problemas y urgencias.

Estrenado el 26 de julio de 2021, logra una simbiosis entre actualidad y memoria histórica; colonización, esclavitud, clandestinaje, tortura, desaparición forzada, violencia sexual y resiliencia.

Mediante una narrativa conversacional, periodistas y comunicadoras cubanas y argentinas procuran identificar a los oyentes con quienes hablan desde La Habana, Alquízar, Buenos Aires, Montevideo o el interior de la selva amazónica.

Ya con dos años de graduada, se confiesa no ser la Patricia del inicio, sino la de 58 episodios después, “con otra manera de vivir el feminismo, de entender el periodismo y de interiorizar espiritual y carnalmente los pedazos más valiosos que las personas entrevistadas nos regalan con sus relatos de vida.

“Somos nueve integrantes del podcast: Graciela Ramírez y Ana Fernández, de Argentina;  y Julieta García, Lisandra Ronquillo, Daylén Vega, Yusmilis Dubrosky, Ania Terrero, Alejandra García y yo, de Cuba. Cuando el sueño empezó a rodar, ni siquiera nos conocíamos todas personalmente.

“Narramos detalles de la vida y la cotidianidad de mujeres originarias, cineastas, palestinas, médicas, escritoras, científicas, ecologistas, caricaturistas… de casi todos los países de América Latina.

“Faltan siete meses para que el podcast cumpla tres años. Cada minuto ha sido pensado, disfrutado y sufrido en equipo. Esa mezcla de subjetividades colectivas determina el producto final”.

Muchos consideran al podcast Mujeres al Sur un mecanismo con el mejor instrumental y precisión. Feedspot (un lector de redes sociales que realiza una investigación exhaustiva, basada en la experiencia, credibilidad, relevancia, calidad, consistencia, longevidad y participación de la audiencia en el contenido compartido), afirma que vale la pena escucharlo.

“Dice Stephen King que las historias no son camisetas de una tienda de suvenires, sino fragmentos de un mundo que no ha salido a la luz. Para contar sonoramente esas vidas, nos corresponde seleccionar las mejores herramientas que nos permitan sacarlas intactas y no desperdiciar ni un solo matiz.

“Es un trabajo arqueológico que implica estar en paz conmigo misma; me juego una parte de mi tranquilidad emocional en la calidad final de cada capítulo. Siento que no es tanto un proyecto de trabajo como una parte muy íntima de mí. Si algún día debo irme, no habrá manera de sacarme lo que me deja dentro.

“Su aporte mayor es el encuentro con voces, experiencias, costumbres e identidades de mujeres de tantos países de América Latina. Sobre el resultado deben hablar los oyentes; a mí, como realizadora, me alegra sentirlo como un mapa de sensibilidades.

“Las geografías pueden ser distintas porque somos de países distintos, pero siempre habrá algo que nos una: el ruido de un bosque, una canción, la necesidad de no bajar las manos ante la violencia, de salvar nuestros mitos y creencias, de resguardar nuestros dioses de tanta homogenización cultural, de cuidar la historia…

“Nos une la intención de escribir nuestros poemas más urgentes en la forma que queramos, de criar a nuestros hijos e hijas sin miedos. Mostrar nuestros puntos comunes a través de historias de mujeres, siempre será un motivo de orgullo”.

Patricia María Guerra Soriano y el resto del equipo saben la importancia de hacer entender a la sociedad que el silencio es el mejor cómplice de la inequidad de género.

“En Violencias, un ciclo de tres capítulos sobre los feminicidios y femicidios en la región, sumamos testimonios de víctimas, especialistas en el tema, activistas, juristas… una armonía de voces para profundizar en un fenómeno tan complejo como el de los asesinatos por cuestión de género.

“Aunque todos los capítulos no abarcan explícitamente ese tema, sí aportan herramientas para entender que vivimos en una sociedad patriarcal y muchas de nuestras acciones cotidianas están mediadas por esa condición.

“Pretendemos revelar la importancia de abrigar los distintos tipos de feminismo, en cuyo centro están el bienestar social, la justicia y la igualdad entre las personas.

“Ya no somos las mismas y aquí sigue la guerra, un texto de la periodista mexicana Daniela Rea, a quien tuvimos la oportunidad de entrevistar, confirma que la violencia es ‘como una piedra que cae en un lago, como ondas que se expanden, que avanzan en el espacio, cada vez más sutiles, silenciosas’.

“Por eso el silencio nunca podrá ser la opción para cualquier persona que viva la violencia. Ya lo cantó la también mexicana Vivir Quintana en la poderosa letra de Canción sin miedo: ‘Y retiemblen sus centros la tierra / Al sororo rugir del amor’.

“¡Ojalá alguno de nuestros episodios haya sido el despertar de alguien, el darse cuenta de que nadie tiene el derecho de violentar el cuerpo o la mente de otra persona, que la resistencia ha mutado y la lucha por la equidad está protagonizada por hombres y mujeres de todas las edades, que la mayor libertad se encuentra primero dentro y se dibuja con una vida libre de miedos y convencionalismos sociales!”.

Tomado de ACN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *