El imperio de la vigilancia

“El imperio de la vigilancia”, de Ignacio Ramonet (Texto completo)

Cubaperiodistas publica un último texto de la selección del libro "El imperio de la vigilancia" (Editorial José Martí), de Ignacio Ramonet, quien autorizó especialmente su reproducción para los periodistas cubanos y los lectores de esta página.

Del libro “El imperio de la vigilancia”: Una guerra de cuarta generación

Una de las perversiones de nuestras sociedades de control es esta: hacer que los ciudadanos sean vigilantes y vigilados al mismo tiempo. Cada uno debe espiar al otro, al tiempo que él mismo es espiado. De este modo, en un marco democrático donde los individuos están convencidos de que viven en la mayor de las libertades, se avanza hacia el objetivo soñado por las sociedades más totalitarias.

Del libro “El imperio de la vigilancia”: Las revelaciones de Edward Snowden

La NSA, explica Snowden, ha construido una formidable infraestructura que le permite interceptar prácticamente todo tipo de comunicaciones. De tal modo que esta agencia llega a almacenar la gran mayoría de las comunicaciones humanas, y puede hacer uso de ellas como quiera y cuando quiera.

Del libro “El imperio de la vigilancia”: Los “Cinco Ojos” y la red Echelon

Hace quince años, y en nombre de la “necesaria protección” a la población, el arsenal de medidas de control y vigilancia, que desde la Segunda Guerra Mundial no había dejado de reforzarse, explotó literalmente.

Del libro “El imperio de la vigilancia”: Terror y antiterror

En la era digital se está intensificando, en todo el mundo, un debate social sobre tres realidades que chocan entre sí: la amenaza de una vigilancia electrónica generalizada, técnicamente posible a partir de ahora; la indispensable salvaguardia de la vida privada; y la necesidad de seguridad frente a nuevas formas de criminalidad y terrorismo.

Del libro “El imperio de la vigilancia”: ¿El fin de la vida privada?

Este propósito de control total de Internet representa, para nuestras sociedades democráticas, un peligro inédito: “Permitir la vigilancia de Internet –afirma Glenn Greenwald, el periodista estadounidense que difundió las revelaciones de Edward Snowden– llevaría a someter a un exhaustivo control estatal prácticamente todas las formas de interacción humana, incluido el pensamiento mismo”.

En Cubaperiodistas, “El imperio de la vigilancia” de Ignacio Ramonet

Durante mucho tiempo, la idea de un mundo “totalmente vigilado” ha parecido un delirio utópico o paranoico, fruto de la imaginación más o menos alucinada de los obsesionados por los complots. Sin embargo, hay que rendirse a la evidencia: aquí y ahora vivimos bajo el control de una especie de Imperio de la vigilancia.