COLUMNISTAS

Avatares radiales y televisivos II (y final)

Es legítimo comunicacionalmente que los acontecimientos más notables se trasmitan por el canal de mayor audiencia, pero arriesgado que disloquen la programación, cuando se pueden tratar como noticias en el Noticiero estelar  y ampliarse en otros espacios informativos de Cubavisión y de otros canales, evitando de esa manera que propuestas seguidas mayoritariamente se vayan trasladando a horarios no posibles para los que trabajan al otro día o no tienen edad para trasnochar.

Cubavisión ha dado una muestra importante de su función social al llevar varios espacios para Multivisión, el segundo canal de mayor audiencia, en aras de retrasmitir las novelas en horarios que puedan ser vistas evadiendo los apagones.

Esa experiencia debería servir para plantearse un nuevo diseño de las parrillas de los canales, revisar cuantos espacios del mismo corte se repiten, como andan de dispersas propuestas interesantes que deberían tener mayor promoción.

Realmente no es fácil  mantener una programación televisiva en las condiciones económicas del país, por eso vale sacar el mayor partido a los recursos con los que se cuenta, saber hacer política en los términos que los tiempos exigen, contribuir al mejor discernimiento de unos públicos que son provocados y seducidos por quienes le hacen la contra a la existencia misma de la nación.

Tarea grande en verdad para la radio y la televisión cubanas, que sin dudas, han tenido un importante rol en la cultura del país, han prestado un gran servicio público que ahora mismo requiere de nuevos enfoques y maneras de ofrecer y verdades y posibilidades.

Soledad Cruz Guerra
Soledad Cruz Guerra
Periodista, ensayista y escritora cubana. Trabajó en Juventud Rebelde como una de sus más sobresalientes articulistas. Fue la representante Cuba en la UNESCO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *