OTRAS NOTICIAS

Luis Izquierdo: alegría y nostalgia

Me llenó de alegría la entrega del Sello Cien Años de la Radio Cubana a Luis Izquierdo, periodista deportivo de Radio Rebelde. Galardón merecido, obtendrá más.

Hace poco me había quedado maravillado con su manera de narrar los encuentros de Play Off de la Serie Nacional. Conocía de su calidad al cubrir certámenes nacionales e internacionales de gran valía, y su dominio profesional sobre diversas disciplinas, como el baloncesto, el voleibol, el boxeo… Pero jamás lo había escuchado describir, interpretar y reflexionar acerca de la lid de los ponches y las jonrones. Y muy bien lo hace.

Izquierdo consigue llevarnos al terreno, no se le escabulle ningún detalle, uno está viendo lo que pasa y hasta lo que pasa dentro de lo que pasa: siente el sufrir de quien se poncha sin tirarle y deja la carrera ganadora en la antesala, y la dicha del que puso a viajar la redonda fuera del parque con las bases llenas. Tampoco se le escapa el rugir de las gradas, y ni siquiera cuando un atleta cambia de bate, se acaricia una pierna adolorida o se anuda los spikes.

Opina, no elude la polémica necesaria, jamás falta el respeto ni intenta imponer sus ideas. Economiza los adjetivos, esos que en exceso destruyen cualquier texto. Puede apasionarse aunque jamás se ciega: lejos del optimismo y el pesimismo extremos.

De cada inning brinda un filme: su voz es su cámara, sabe que no tiene el auxilio de la imagen y debe poner a los oyentes en las tribunas. Dicción correcta. Es un hombre sencillo y amigable. Claro, no es perfecto: ¿quién lo es? Y si hay alguno, de tan pesado ni siquiera lo dejarían entrar en el Paraíso anunciado por los creyentes. Hasta allí desentonaría. El caso es que en Luis las virtudes superan por mucho a cualquier defecto.

Con narraciones así, junto a esos pases inteligentes a otros partidos, la labor creadora de Duriel Reyes y el saber y la sana pasión del joven veterano Roberto Pacheco, en Radio Rebelde transmiten el béisbol…!Sabroso!

Permítanme conducirlos a la nostalgia que estos colegas me rescataron. Me vi niño, disfrutando un encuentro entre Habana y Almendares -yo rojo como siempre- que viene desde el radio que ocupa espacio al lado de la máquina de coser de mi madre. No hay televisión y me conformo con soñar con el cuadrangular de mi primer ídolo beisbolero: Sagüita Hernández.

¡Silencio…! Me imagino el suinazo. “La bola va, va y se va…” expresa el narrador. No falló la Vaca Lechera. Mamá me abraza y me besa en la frente impulsada por mi alegrón. Entonces buscó el uniforme de los leones, el bate y el guante que me regaló mi papá pese a ser almendarista. “En el otro juego los cogemos… Esto fue de chiripa”, me dice luego de sonreír…

No se preocupen: he vuelto al presente. Pase lo que pase, lo prefiero.

Foto de portada: Tomada del Facebook de Luis Izquierdo

One thought on “Luis Izquierdo: alegría y nostalgia

  1. Justo reconocimiento a Luisito Izquierdo
    Cualqier deporte que describe, que narra lo hace con pasion y es capaz de levantar grandes emociones.
    En relacion al beisbol muchas veces le he dicho
    …Luisito da gusto oirte narrando “la pelota”….
    Anectoda …” En una ocasion viendo un juego en el estadio, un señor con un radio al lado mio, tenia a Rebelde y narraba Luisito. Aquel juego; uno mas del calendario, sin mucha aficion ni motivacion, su descripcion y el acento a lo que acontesia en el terreno lo hacia con tanta profesionalidad y emocion que parecia un juego de play off.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *