fbpx
NOTAS DESTACADAS

Buen Abad en Cuba: “Debemos recuperar las luchas comunicacionales de nuestros pueblos”

“La ciencia debe ser transdisciplinaria, un instrumento de combate, debe ser el punto de encuentro de todo”, lo dice, desde el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIC), el especialista en Filosofía de la Imagen, Filosofía de la Comunicación, Crítica de la Cultura, Estética y Semiótica, Fernando Buen Abad, quien desde este viernes 1 de abril llegó a Cuba.

Frente a profesionales de la comunicación y representantes de algunos de los principales centros científicos del país, como el Grupo Empresarial BioCubaFarma, el Instituto Finlay de Vacunas, el Centro de Histoterapia Placentaria, el Centro de Inmunoensayo, la Empresa Laboratorios Aica y el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, Buen Abad agradeció la invitación y, sin proponérselo, ofreció una clase magistral sobre la importancia de construir una semiótica para la emancipación regional.

Fernando Buen Abad (parte derecha) conversa con el presidente del Grupo Empresarial BioCubaFarma, Eduardo Martínez

“Debemos notificarle al mundo lo que ha logrado Cuba en materia de ciencia”, pues —explicó— aquí se logra una ciencia transformadora y revolucionaria, no neutra, ni ambigua, ni inconexa con la sociedad.

Por eso precisa que con este viaje se coloca aún más a disposición de la etapa histórica que vive Cuba en todos los ámbitos, porquelo único que sostiene en pie la conciencia y la confianza de que hay futuro es este país que está luchando y proponiendo, resolviendo problemas que en otros lados se volvieron negocios”.

Buen Abad también centra la conversación en “los desafíos comunicacionales que enfrenta la Patria Grande”, de ahí que recuerda a Simón Bolívar cuando decía: “Por el engaño nos han derrotado más que por la fuerza”, una frase con total actualidad si se piensa en que, por ejemplo, a la Organización de Naciones del Atlántico Norte (OTAN), ya no le “basta con intentar modificar el modo de pensar de las personas, sino que propone manejar las maneras de producir el pensamiento”.

Mientras —continúa el también director del Centro Universitario para la Información y la Comunicación Sean MacBride— en Latinoamérica “hay millones de voluntades comunicacionales emancipadoras pero inconexas”, por lo cual, no solo se trata de construir puentes, sino también de atender “lo que transita por esos puentes”.

En estos momentos, “no hay investigación semiótica que estudie la disputa profunda por el sentido, esa que tiene que ver con ganar los diccionarios de la vida diaria, donde la palabra libertad signifique lo que tiene que significar” en un intento de “resintonización de los significados”.

Buen Abad aprendió a querer a Cuba desde su México natal en los años sesenta, a través de la radio que filtraba frases de Fidel en medio de una atmósfera acústica enrarecida por el ruido de la sintonía. “Así escuchábamos también a una Revolución que estaba latiendo y cumpliendo una nueva semántica”. Esa especie de “luz acústica” obligaba a leer y a buscar libros y artículos que vinieran de Cuba. Y esa “sintaxis con la cual se escribe el presente” debe continuar siendo una preocupación y una tarea política internacionalista.

“Ahora, creo que hay que acordar una estrategia política de comunicación y un mapa de las subjetividades en América Latina, pues no tenemos registrada la historia de las grandes victorias comunicacionales de nuestros pueblos y parece que, desde la caída de la gran Tenochtitlán, ese reservorio cultural identitario, diverso, plural, lo han tapado, de ahí que debamos proponernos un trabajo de recuperación de la resistencia y las luchas comunicacionales de nuestros pueblos”.

Es hora también —remarca Buen Abad— de recapitular fuerzas y generar una agenda comunicacional potente: “Que los congresos, incluso los médicos y los biotecnológicos, tengan un apartado de reflexión comunicacional propuesto por un motor como el que pensamos hoy, pero con la agenda cubana, que además sea la agenda de toda posición de avanzada en América Latina”.

El programa de visitas previsto para la jornada incluyó un recorrido por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología y por el Centro Fidel Castro Ruz.

De izquierda a derecha: Sissi Abay, jefa de Comunicación del Centro Fidel Castro Ruz; Elier Ramírez, subdirector; el director, René González Barrios; Fernando Buen Abad y la periodista, Patricia María Guerra Soriano.

 

Imagen de portada: Fernando Buen Abad acompañado por científicos e investigadores del Centro Nacional de Investigación Científica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap