fbpx
OTRAS NOTICIAS

Luis Sexto, un periodista al pie de otras letras

Firme, porque el de la escritura le resulta campo más que conocido, Luis Sexto se presenta y nos presenta Al pie de las letras. Comentarios radiales, un racimo de reseñas sobre literatura, literatos y el mundo que los circunda y nos envuelve, lo que supone moldear, con creativas manos de periodista, lo terrenal, lo divino y lo que aún más allá pueda imaginarse.

Además del sello característico de este Premio Nacional de Periodismo José Martí por la Obra de la Vida, quien de un autor creció a un estilo, el volumen lleva la estampa de Ediciones En Vivo, del Instituto Cubano de Radio y Televisión, que decidió publicar en papel 87 de los comentarios que entre 2008 y 2013 Sexto presentara, en su voz, en Radio Progreso.

Tras dejar larga huella de crónicas y comentarios en la Revista LPV, Prensa Latina, Trabajadores, Bohemia y Juventud Rebelde, tras hablar claro en Radio Rebelde en compañía de varios colegas, tras saltarse la «cerca» a la creación literaria, Sexto —un jubilado aparente, como tantos de los nuestros— decidió someter al juicio del tiempo radial una palabra desde hace mucho domada en el riguroso cepo de la prensa escrita.

Eso es, quizás, lo primero que hay que apuntar: quien se presenta con toda modestia a presentar a otros es, desde hace tiempo, simplemente un maestro. De ahí este libro, que se parece a él tanto o más que a los escritores y obras que retrata.

Aunque es un típico caso de trasvase periodístico, la asimilación resulta muy particular: no se somete del todo a la técnica vecina, no muestra los párrafos ultra breves de la radio porque el autor no puede —y seguramente no quiere— renunciar al característico vuelo de su palabra, que en la cuartilla, conocida cual la palma de su mano, necesita no solo altura; exige también espacio. No obstante, la belleza del contenido y la calidad del diálogo hacen de cada estampa una fiesta de imágenes en los oyentes participativos. ¿La radio no se trata de eso?

El coctel de emociones literarias que se sirve en Al pie de las letras. Comentarios radiales ilustra, cual resonancia magnética, las múltiples motivaciones neuronales que nutren la cabeza del buen periodista. «¿Ese hombre que escribe leyó antes (de) todo eso? ¡Ah, ahora entiendo la calidad de su pluma!», podría preguntarse y responderse un admirador corriente.

No es para menos. Quien ha visitado al colega, maestro en las redacciones y en el aula universitaria, sabe que a ambos lados de su sala, desde libreros bien artillados, se respira un incesante murmurar de autores dispares que discuten, acuerdan, se amigan o distancian, se disparan metáforas y conceptos, entre sí y con él. Probablemente fue esa certeza lo que le llevó a escribir, hace ya muchos años, el libro Periodismo y literatura, el arte de las alianzas.

Un periodista no se forma, solo, mirando noticieros. Sexto muestra aquí, en primera persona, el resultado de bucear en bibliotecas y librerías; no a la orilla, a la vera del libro de la semana o del mes, sino en estantes de aguas profundas donde suele habitar «el libro» que no envejece.

Esta obra, que enriquece el ya amplio catálogo del reportero, es un mapa amoroso del ecosistema de autores, editores, prologuistas, bibliotecarios, libreros,  ¡periodistas!, lectores sin nombre reunidos, más que en un volumen, en una fe de crecimiento humano.

Quien repase la lista de autores y obras propuesta por Sexto entenderá, con él, que no hay literatura vieja ni nueva: hay, o no según sus cualidades, literatura. El boom literario más auténtico y expansivo puede producirlo, en un individuo desconocido, un libro ya amarillento. Ello explica cómo, junto a valiosas novedades editoriales, el periodista pescó para nosotros, en sus viejos libreros de caoba, excelentes piezas que conservan su sabor.

No vale adelantar mucho. El lector debe ahora hacer su parte en el trato: leer, pero acaso le entusiasme más saber que en Al pie de las letras. Comentarios radiales Luis Sexto nos presenta, desde su mirada a los autores, a Carilda Oliver Labra biografiando a Sor Juana Inés de la Cruz —¡que par de mujeres!—; la especulación sobre una tumba de la mulata Cecilia Valdés y la certeza del lugar de esa novela; el ego ya sin eco —«egotado», diríase— de José María Vargas Vila…

Nos asoma, en fin, desde la escritura de terceros respetables, a la lectura de tabaquerías como patrimonio inmaterial de la nación cubana; nos plantea la pregunta de cómo pudo la niña atormentada Ana Frank escribir una obra maestra. Sexto recuerda el comentario del gran Julio Cortázar cuando dijo que Enrique Oltuski era el mejor escritor de Cuba; nos asombra con su propio asombro al sentir a la dulcísima Dulce María Loynaz domando, látigo en mano desde algún verso sin nombre, su palabra: «…algunas veces la doblego, pero otras muchas es ella quien me derriba de un alazo», escribiría la Loynaz.

Con tales señuelos, hay que beber estas estampas nacidas tras un micrófono radial, aunque por un instante su propio autor pareciera sugerir cosa distinta. En alguna reseña, Luis Sexto refiere el «…poco crédito de mi voz de comentarista», pero los lectores de las obras que repasa y los suyos propios no tienen por qué creerle: hay un libro, al pie de las letras, que demuestra lo contrario.

One thought on “Luis Sexto, un periodista al pie de otras letras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap