fbpx
OTRAS NOTICIAS

Los 74 de Radio Reloj y el recuerdo de Omayda Alonso

“En Radio Reloj comencé, recién   graduada. Luego me  desempeñé como reportera,   jefa de información, subdirectora  de información y, desde hace cinco años, estoy al frente de la dirección…”;  así me expresó, en julio de 2012, Omayda Alonso Diezcabezas de Armada,  entonces directora de esta radiodifusora, donde se desarrolló desde que concluyó sus estudios de periodismo hasta su fallecimiento, ocurrido el 18 Septiembre de 2017.

Este primero de julio Radio Reloj (RR) arriba a su aniversario 74, celebración que en esta ocasión se realizará bajo las condiciones que impone el azote de la Covid-19, situación epidemiológica que motivó la reestructuración de la programación habitual de esta planta.

En ocasión de la efemérides, es justo recordar a Omayda Alonso, la sencilla mujer que partió a la edad de 52 años, luego de una larga lucha contra el cáncer, en plena capacidad profesional, admirada y respetada por sus colegas, y calificada por el Instituto Cubano de Radio y Televisión, como “elevado ejemplo de sentido de pertenencia, sacrificio y entrega para todos los trabajadores y cuadros” de este organismo.

Recién graduada en la   Universidad de La Habana, Omayda fue ubicada en la emisora para realizar allí su “período de entrenamiento   profesional. Y allí echó anclas.   Pronto se convirtió  en una de las colegas más prestigiosas de este medio, con un aval periodístico en el que se incluyen importantes  coberturas nacionales e  internacionales. “RR es una   gran escuela de periodistas,  de locutores, de directores,   de cuadros de dirección. Sus   aulas están en el fogueo, en   el trabajo diario…”, me dijo entonces.

Recordó con afecto a grandes maestros  de RR con los trabajó y a quienes también es preciso recordar en esta fecha; entre ellos, a Juan Emilio   Fríguls (Premio Nacional de Periodismo José Martí por la Obra de la Vida); Mercedes Seguí (Premio Nacional de la Radio) y a Ibrahín Aput, maestro de locutores de la radio nacional. Omayda mencionó asimismo a otras figuras que contribuyeron a consolidar su formación en Radio Reloj: “Sonia Suárez Cotilla, Artista De Mérito,  y Luis López Quintana; además de Sonia Rodríguez, Lázaro Chang Macate y Alberto Ajón…”

“Gracias a todos ellos y al resto del colectivo, RR continua llegando a toda la geografía nacional, aun a las zonas más intrincadas…   Mis experiencias y mis  familiares vínculos con este colectivo me han permitido seguir adelante frente a las adversidades que me ha impuesto la vida…”, expresó la alegre colega cuando la enfermedad comenzaba a hacerse sentir en su ya frágil constitución física, ante la que se presentó con estoicidad durante cinco años más, hasta su fallecimiento.

Omayda siempre estaba inmersa en proyectos que hicieran salir adelante a la emisora,  al entusiasta equipo integrado por unos 50 periodistas en la redacción central, “el corazón de la emisora” (también integrado por corresponsales en todas las provincias), así como a los más de 20 locutores e igual cantidad de colaboradores y técnicos informáticos. “No estamos satisfechos. Podemos hacer más, y para ello necesitamos periodistas más   profundos en sus análisis críticos, más competentes en el ejercicio de su profesión y locutores mejor preparados   profesionalmente”, decía.

Esas premisas impulsadas por ella aún prevalecen en el espíritu de quienes laboran en la única emisora cubana que difunde las noticias y la hora cada minuto, durante las 24 horas del día, completamente en vivo, y que fue fundada a las 6 de la mañana del 1 de julio de 1947, desde un local ubicado en la azotea del antiguo circuito CMQ, en la calle Monte esquina a Prado, en La Habana.

Ella incentivó la calidad de espacios de RR que calificaba como “joyitas”, entre ellos La Revista semanal, Enfoques y el Club del oyente. En tal sentido, afirmaba que “la auto-preparación del colectivo es vital para mantener la condición de ser la emisora de mayor audiencia entre la radio cubana y para sostener el prestigio alcanzado en la web y en las redes sociales, donde es preferida por infinidad de internautas”.

Para permear a sus colegas de ese sentimiento de pertenencia fue ejemplo en el oficio del periodismo radial. Como reportera se desempeñó en la cobertura de importantes eventos dentro y fuera de Cuba, como la Cumbre de los 77 que sesionó en La Habana, en diciembre de 2000, y un año más tarde la Tercera Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Asociación de Estados del Caribe, celebrada en Isla Margarita, en Venezuela.

Graduada de Licenciatura en Periodismo en 1987, durante diez años asumió la dirección de Radio Reloj con un alto sentido de responsabilidad. Fue acreedora de varias distinciones sindicales y profesionales, entre las que sobresalen la Medalla Hazaña Laboral, que confiere la Central de Trabajadores de Cuba, y el Reconocimiento al Mérito Periodístico, que otorga la Radio Cubana. Militante del Partido Comunista de Cuba, cumplió misión en Guatemala, adonde fue enviada a cubrir el desempeño de los cooperantes cubanos de la Salud Pública, sector que atendió con particular esmero durante su etapa como reportera.  De esta experiencia nació el libro Del tocororo al quetzal, que narra la labor de médicos y enfermeros cubanos.

Actualmente bajo la dirección de otra mujer, Liuba Moreno Álvarez, con el apoyo de Alina Sánchez del Collado en la redacción integrada,  Noel Martínez (editor jefe de la página web), Lisday Martínez, Alina Lamas y José Luis Álvarez (editores) y Manuel Martínez Pérez  (redes sociales), RR preserva con orgullo su inserción en la historia por la definitiva independencia nacional, cuando el 13 de marzo de 1957 fue tomada por jóvenes del Directorio Revolucionario, con su líder José Antonio Echeverría al frente. Desde el 1 de enero de 1959, es líder de la información sobre un amplio espectro de hechos que han definido la construcción de la nueva sociedad socialista.

La única radiodifusora del país que transmite (a las 12 del día y a las 12 de la noche) la hora de más de veinte capitales del mundo, posee asimismo un particular estilo —con inmediatez, brevedad, claridad y veracidad— de noticias nacionales y extranjeras, complementadas con la marcha del tiempo, minuto a minuto.

A través de sus 74 años de presencia en el éter, RR es compañía recurrente para los cubanos. La difusión de los despachos noticiosos, desde su surgimiento, constituye un gran reto para los que allí laboran, ahora acrecentado debido a la pandemia del nuevo coronavirus, que ha venido a complejizar el quehacer periodístico, situación que el colectivo ha enfrentado con notable éxito al mantener informado al pueblo sobre el estado del escenario epidemiológico en el archipiélago nacional.

En ese sentido, Liuba Moreno, ha reiterado que el principal objetivo de esta emisora, amén de su labor informativa, es el de preservar la salud de los trabajadores y de sus familias. “Reinventarse ante este panorama ha sido una necesidad. Mediante el teletrabajo han logrado llenar los vacíos y continuar con la salida al aire. Han ingeniado nuevas formas de llegar al público, reforzando su presencia en las redes sociales”.

También afirma que en RR la presencia de los jóvenes ha demostrado ser esencial durante este último año. Contamos con varios egresados de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana quienes realizan aquí su servicio social, además de algunos estudiantes de Periodismo que durante el 2020 desempeñaron sus prácticas laborales en el medio.

Asimismo enfatiza que el trabajo de la emisora ha ratificado la capacidad de adaptación de la radio en situaciones de emergencia y, específicamente, la fortaleza de este colectivo, reafirmando la premisa de que “Radio Reloj no se va a apagar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap