fbpx
ENTREVISTA

Bárbara Doval: soy una cubana amante de la vida

Bárbara Doval es un nombre indispensable cuando hablamos de periodismo televisivo en Cuba. Su trabajo en Canal Habana y como miembro del Comité Nacional de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), ha dado forma a una hoja de vida intensa, que describe la profesional y el ser humano que es.

Representó a la prensa -como delegada por La Habana- en el 8vo. Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC). Una oportunidad compartida con la colega Rosa María Ramírez, de Puerto Padre en Las Tunas.

La entrevista que publicamos hoy, nació en los recesos durante la cita partidista. Sirva de reconocimiento a los cubanos que piensan y contruyen un mejor país.

-¿Quién es Bárbara Doval?

-Es una cubana amante de la vida. Hija de padres adorables que le propiciaron una infancia feliz, que le legaron el respeto a los demás, que le contagiaron la pasión por las causas justas y colectivas.

Mi padre me enseñaba a doblar con celo la bandera. Mi madre me compraba cuanto libro estuviese a su alcance. Martí, Fidel y la patria eran conceptos muy familiares para esa niña que escuchaba a Los Van Van y a Silvio Rodríguez con «La era está pariendo un corazón».

Adoraba ir al Estadio Latinoamericano a ver a los Industriales. Aunque pasen los años, no olvido ni a mis primeras maestras, ni la paz de la biblioteca escolar donde leía, más de una vez, una versión para niños de La Cabaña del Tío Tom, una novela sobre la esclavitud.

Más allá de las cámaras pero camino a ellas, la periodista que soy, cuenta con un ejército integrado por dos seres humanos especiales que comparten sus días en un hogar donde reina el amor.

Un hogar donde se intenta transmitir el legado aprendido para que señoreen valores como la honestidad, la laboriosidad, la disciplina, la responsabilidad y el amor a la patria.

Hablemos de la Bárbara militante ¿Por qué elije al Partido como trinchera?

-Porque el Partido es la fuerza superior de nuestra sociedad, es martiano y fidelista. Porque propicia espacios para que la inteligencia colectiva construya los destinos de Cuba.

Porque reúne personas muy consagradas y no sólo en el presente, sino como una tradición desde el Partido Revolucionario Cubano fundado por Martí, que abonó el sendero para que Mella y Baliño crearan el primer Partido Comunista en Cuba. Porque es historia, presente y futuro.

En el informe central del 8vo. Congreso, el General de Ejército, Raúl Castro, reconoció que los medios de prensa se caracterizan por su apego a la verdad y el rechazo a la mentira, pero criticó la persistencia de manifestaciones de triunfalismo y superficialidad.

Además dijo que la inmediatez en el abordaje del quehacer nacional no esté reñida con la objetividad, la profesionalidad y la intencionalidad política.

Por tanto, es necesario prestar atención a esa encomienda que nos llevamos del Congreso para aportar al perfeccionamiento de una prensa que siempre ha ostentado con orgullo su fidelidad a la Revolución.

Desde la experiencia de 18 años de dirigir el colectivo de Libre Acceso -un programa de análisis sobre la cotidianidad habanera que se transmite por Canal Habana y que coexiste con otros de su tipo en Cuba- hablé sobre cómo durante la gestión de contenidos, nos preguntamos qué perseguimos y qué aportamos a la construcción del consenso.

Me referí a cómo, a veces, los servidores públicos no aprovechan todas las oportunidades para hacer llegar un mensaje de manera oportuna y clara.

Resalté la labor de los jóvenes periodistas, que son mayoría en Canal Habana y que, como el resto de los periodistas del país, han evidenciado la pasión del periodismo durante las coberturas en pandemia.

De la misma manera, nuestro pueblo ha defendido la vida desde las más disímiles trincheras donde los trabajadores de la salud y las ciencias se llevan especiales palmas.

Junto a otros colegas, reflexionamos sobre la importancia de contar con el periodista como una fuente de confianza en tiempos de Internet, donde se navega por extensos mares de información como reconocen los expertos en comunicación, y donde tanta noticia falsa vemos en las redes.

Como nos dijera Fidel, el Internet es una oportunidad para exponer nuestras verdades y articularnos contra las prácticas hegemónicas.

Han sido debates útiles, necesarios, construidos desde los saberes colectivos y prácticas cotidianas por toda Cuba.

El Congreso Partidista ha sido un excelente ejercicio para pensar la Cuba que deseamos, que necesitamos. Como había pedido el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel, el Congreso se pareció al pueblo porque se abordaron los temas que interesan al pueblo.

Será esencial para el futuro, poder contar con documentos actualizados con la mirada puesta en la economía, en el funcionamiento del Partido y su trabajo ideológico y en la Política de Cuadros.

Ser hoy militante del Partido es la oportunidad de participar en la construcción de la Cuba soñada por la Revolución, el más importante hecho cultural que enaltece nuestra existencia como cubanos.

Es formar parte de la vanguardia política y defender ese acto de consagración, como expresó en su discurso de clausura Miguel Díaz-Canel, ahora Primer Secretario, como una expresión de la continuidad que comenzó en la manigua y llega a nuestros días.

El Partido desde su condición de vanguardia -en medio de un genocida bloqueo que no es consigna y sí presión constante, lo mismo para obtener alimentos que medicamentos- ha comandado la batalla contra la Covid-19.

Aunque hemos tenido un tercer brote más complejo, estamos logrando que Cuba tenga cifras de recuperación referenciales en el mundo.

Periodista y militante, ¿una definición de vida? 

-Sí. Por eso agradezco, en primer lugar, a los militantes de mi núcleo por proponerme para que les representara en el 8vo. Congreso del Partido y a quienes confiaron en que podía lograrlo.

Agradezco la oportunidad de vivir uno de los momentos históricos definitorios para esa gran obra humanista, colectiva e inmensa que es la Revolución Cubana.

Una oportunidad donde confirmamos el valor de la unidad y de la hermandad entre los seres humanos para seguir adelante.

La Generación Histórica cede paso para el avance a nuevas generaciones que tienen el encargo de defender la gran obra de todos.

Contamos con Céspedes, Martí, Maceo, Gómez, Mella, Fidel, Raúl. Esos padres que nos mostraron el camino de la dignidad.

(Tomado del portal del ICRT)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap