COVID-19. Reportes periodísticos

Recomienda OMS evitar el saludo con el codo para disminuir el contagio del nuevo coronavirus

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó que los saludos con el codo deben evitarse para contrarrestar los efectos contagiosos de la enfermedad del coronavirus COVID-19, puesto que rompen con la distancia mínima interpersonal.

Ese gesto de cortesía se ha popularizado en el mundo y convertido en una de las imágenes de la pandemia, pero también puede resultar inseguro, debido al peligro que supone estrechar la mano de un contacto por la alta transmisibilidad del virus, comunicó la OMS.

Por el contrario, deben eliminarse y llevarse la mano al corazón, recordó Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la organización. «Es mejor evitar los codos, porque nos colocan a menos de un metro de distancia de la otra persona«, precisó.

Un estudio característico sobre el peligro que supone toser en el codo con el brazo desnudo contra el nuevo coronavirus, condujo a Adhanom Ghebreyesus a señalar que la alternativa puede ser que “cada vez que veamos a un amigo, nos llevemos la mano al corazón y respetemos siempre la distancia de seguridad de 1,5 metros”.

Otros especialistas coincidieron con sus criterios y hasta los ampliaron en alguna medida, al referirse al hecho de que el choque de codo es un saludo de mal gusto, anti higiénico, que no cumple las normas de distanciamiento físico.

En definitiva, argumentaron, todo lo que implique reducir el distanciamiento social está desaconsejado, incluido el toque de botas que se propuso como saludo para los futbolistas antes de iniciar los partidos.

Desde la OMS también continúan considerando imprescindible el uso de la mascarilla en todo momento, incluso aunque estemos a suficiente distancia de otra persona. Se trata de una recomendación primordial hasta que llegue la vacuna que acabe con la enfermedad, aunque no se espera que ésta se ponga de forma masiva hasta 2022, afirman expertos de dicha organización

Soumya Swaminathan, jefa de científicos de la OMS, recalcó que todavía queda camino por recorrer hasta que el remedio llegue: «Muchos piensan que a principios del próximo año llegará una panacea que lo resuelva todo, pero no va a ser así: hay un largo proceso de evaluación, licencias, fabricación y distribución».

(Tomado de Cuba en Resumen)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *