OTRAS NOTICIAS

Más cerca de la Internet cuántica

Un equipo de científicos de la Universidad Nacional de Yokohama, ciudad al sur de Tokio, y otros institutos japoneses, han logrado un importante avance en el desarrollo de la Internet cuántica, mediante una nueva tecnología de entrelazamientos que se implementa con eficacia en redes de fibra óptica como las empleadas en la actualidad, y que ya ha sido probada con éxito en distancias de hasta 20 kilómetros, informó El Periódico.

“Los especialistas han logrado superar uno de los mayores escollos para el avance de la Internet cuántica: su compatibilidad con las redes de fibra óptica que se utilizan hoy en día”, indica la fuente al citar una nota de Eurekalert.

Este punto es trascendente porque “las formas convencionales de producir entrelazamientos, imprescindibles para vincular entre sí a los ordenadores cuánticos, son poco compatibles con las redes de telecomunicaciones de fibra óptica”.

El texto recuerda que el entrelazamiento cuántico “se genera cuando un par de partículas o cúbits se ¿fusionan? de manera indisoluble al conectar sus estados cuánticos. A partir de ese momento, cualquier medición realizada en un cúbit se correlacionará con una medición en el otro cúbit, sin importar la distancia que los separe”.

Esta explicación, un tanto abstracta, se complementa con la explicación de que “este fenómeno es el que hace posible transferir información entre dos ubicaciones mediante fotones entrelazados”.

Así, añade el texto, “los dos extremos que se comunican poseen cada uno la mitad de los fotones entrelazados, abriendo la posibilidad de desarrollar intercambios de información mucho más rápidos y seguros que los realizados con las tecnologías actuales, gracias al entrelazamiento compartido”.

El mérito del equipo japonés es haber solucionado numerosos problemas técnicos en la aplicación práctica de los entrelazamientos cuánticos, debido a las pérdidas de información, al mejorar la forma tradicional de realizarlos.

Para conseguirlo, los investigadores mejoraron una técnica ya empleada (la colocación de cristales que dividen los fotones individuales de alta energía en pares de fotones entrelazados, con la mitad de la carga energética original en cada caso) colocando los cristales indicados anteriormente en una cavidad óptica.

“Gracias a esta nueva estructura, fue posible propagar con éxito fotones entrelazados a una distancia de 10 kilómetros en una red de fibra óptica, que posteriormente alcanzaron los 20 kilómetros gracias a la acción de un repetidor cuántico”.

De acuerdo con el reporte, el desafío futuro es implementar la técnica a través de múltiples nodos repetidores, permitiendo así establecer la comunicación en distancias mucho más largas. “De concretarse este nuevo paso, se estará cada vez más cerca de lograr que la Internet cuántica sea una realidad palpable”. (Tomado de Cuba en resumen).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *