COVID-19. Reportes periodísticos

Test de saliva promete avances en el manejo de la pandemia

Una prueba de saliva capaz de detectar la presencia del SARS-CoV-2 pudiera flexibilizar las restricciones de enfrentamiento a la pandemia del nuevo coronavirus.

Esta posibilidad está siendo explorada en la Universidad de Southampton, una ciudad portuaria en el sur de Inglaterra, donde se desarrolla un ensayo de prueba de saliva en el que participan más de 10.000 médicos de cabecera y otros trabajadores clave con sus familias, informó BBC.

Las glándulas salivares — comentó Keith Godfrey, uno de los coordinadores del experimento— son el primer lugar del cuerpo que infecta el virus. “Parece ser que las personas registran positivo en su saliva antes de en el resto de los ductos respiratorios”.

De acuerdo con este punto de vista, dicho test puede contribuir incluso a detectar a las personas en los estados primarios de la infección, lo cual puede significar un paso adelante en el manejo de la pandemia.

Detalles sobre el estudio en curso indican que “el éxito del ensayo depende de qué tan exacta sea la prueba de saliva para detectar coronavirus”.

El reporte añade que, en los laboratorios gubernamentales de la Agencia de Salud de Animales y Plantas, en el condado de Surrey, las muestras son mezcladas en una solución que se calienta para que suelten el material genético del virus.

El método que se utiliza para el análisis, conocido como RT-Lamp (amplificación isotérmica mediada por bucle), toma unos 20 minutos, comparado a las varias horas que toma la prueba de PCR (reacción en cadena de la polimerasa).

Ian Brown, jefe de virología, declaró a BBC que están muy entusiasmados con los importantes avances logrados en las últimas semanas, “en términos de superar los desafíos técnicos del uso de una prueba de saliva”.

Lo cierto es que, “si el ensayo piloto funciona, toda la ciudad de Southampton —más de 250.000 personas— podría tener acceso a pruebas de saliva semanales”.

Keith Godfrey lo ve de este modo: “Si estamos dispuestos a reabrir la sociedad y la economía, esta podría ser la manera de monitorear la presencia del virus en comunidades y detectar los brotes antes de tener que necesitar confinamientos”.

Para un grupo de científicos, liderados por el profesor Julian Peto, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, “toda la población en Reino Unido debería tener acceso semanal a las pruebas de saliva para coronavirus”.

Si se lleva a cabo una vigilancia en masa —dicen—, la epidemia de COVID-19 podría acabarse y ser restaurada la vida normal.

Sin embargo, esto significaría un enorme aumento en las pruebas de laboratorio, agrega la nota. “Actualmente, el gobierno dice que puede realizar 300.000 pruebas diarias, pero esa cifra tendría que aumentar a 10 millones al día”.

Además, el texto apunta cómo debería funcionar este cribaje. “Te haces la prueba de saliva y la envías. En el lapso de 24 horas recibes el resultado. Si es positivo, tú y tu familia tendrían que entrar en aislamiento”. La esperanza es que la identificación temprana de los infectados terminaría rápidamente con la epidemia.

En relación al costo del programa, “tal vez hasta US$ 1.250 millones al mes”, el reporte señala que “esta es una pequeña fracción del impacto del coronavirus en la economía británica”, de cara a que “la crisis probablemente costará a Reino Unido unos US$ 400.000 millones este año fiscal, y posiblemente más”.

Si el programa funcionase —concluye— significaría el fin de las mascarillas, los pasillos de una sola vía en las tiendas, el fin del aislamiento de millones de personas ancianas y vulnerables. “Podrías volver a abrazar otra vez a tus amistades y abuelos”.

Flor de Paz
Flor de Paz
Periodista. Directora Cubaperiodistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *