COVID-19. LOS PERIODISTAS REPORTAN

Análisis genómico del SARS-CoV-2 revela nuevos detalles

Un nuevo artículo de investigación publicado en la revista Infection, Genetic and Evolution, este 5 de mayo, confirma que el nuevo coronavirus fue transmitido entre personas desde finales del año pasado, cuya propagación alcanzó mayor rapidez después de la primera infección.

Los expertos estudiaron más de 7 600 conjuntos de genomas públicos disponibles en plataformas globales que permiten su visualización en tiempo real y detectaron la aparición de una importante diversidad genómica a lo largo del tiempo.

La identificación de 198 mutaciones recurrentes en diferentes países apuntan, de acuerdo con el informe, que cada una de estas epidemias locales se desarrollaron a partir de numerosas introducciones independientes del virus.

Francois Balloux, uno de los autores del citado documento, confirmó en entrevista con la cadena CNN que, como máximo, el 10 por ciento de la población mundial ha estado expuesta al virus.

En este sentido, reseña Rusia Today, existen sospechas de que la COVID-19 afectó a personas en Europa, Estados Unidos y otros lugares, semanas o meses antes de que se informaran oficialmente los primeros casos.

Sin embargo, detalló Balloux, todos los intentos por tratar de encontrar un paciente cero, no tienen sentido, porque hay muchos pacientes cero.

Asimismo, explicó que el hecho de que la enfermedad se propague rápidamente no significa el agravamiento de sus síntomas: “El virus está cambiando, pero esto en sí no representa su empeoramiento”.

En relación con las pandemias anteriores, la disponibilidad de medios científicos y tecnológicos para estudiar el virus no posee precedentes.

El análisis de la secuencia genética permite conocer los detalles de parámetros epidemiológicos clave como el tiempo de duplicación de un brote/epidemia, la reconstrucción de las rutas de transmisión y la identificación de posibles fuentes y reservorios animales, al tiempo que es útil para el diseño de medicamentos y vacunas en el tratamiento a la enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *