ZONA TEC

Twitter etiquetará los videos manipulados y las ‘deepfakes’

Twitter anunció el pasado otoño que llevaría a cabo una exhaustiva investigación para determinar cómo combatir el impacto de los vídeos manipulados en la plataforma bajo el título de #TwitterPolicyFeedback. Tras haber recibido más de 6.500 respuestas de usuarios y expertos de todo el mundo, la compañía está lista para implementar una nueva medida que acaba de ser anunciada.

La red social ha actualizado su documento de Normas de Uso para señalar cómo actuará con este tipo de contenidos cuando los identifique. Muchos de los usuarios que participaron en la investigación determinaron que «Twitter no estaba haciendo nada» para luchar contra la proliferación de contenidos, algo que señaló más del 70% de los encuestados. Ante esto, Twitter ha decidido pasar a la acción.

La nueva medida entrará en vigor el próximo 5 de marzo. Twitter no permitirá la publicación -ni que se compartan- contenidos alterados que puedan causar daño o perjuicios a terceros, que suponen una amenaza, apología de la violencia y el terrorismo, intimidación… Sí que permitirá aquellos que sirvan para proporcionar un contexto adicional, por ejemplo, pero va a mostrar una etiqueta junto a ellos, tal y como ha confirmado con el siguiente tuit:

Twitter Safety

@TwitterSafety

We know that some Tweets include manipulated photos or videos that can cause people harm. Today we’re introducing a new rule and a label that will address this and give people more context around these Tweets

Video insertado

6.161 personas están hablando de esto

Para determinar qué videos han sido alterados o manipulados, Twitter tendrá en cuenta si el contenido original ha sido ampliamente editado de tal forma que se altere la composición, secuencia o evolución de los hechos. También se fijará en si se ha doblado el contenido original o se han incluido nuevos subtítulos. De la misma forma, tendrá en cuenta si los vídeos están protagonizados por personas generadas por ordenador o si están suplantando la identidad de otra persona (los conocidos como deepfakes).

Facebook ya prohibió hace una semana los deepfakes y ahora Twitter hace lo mismo, pero lejos de sólo impedir la difusión de este tipo de contenidos, la compañía va más allá al etiquetar aquellos que, aunque puedan difundirse, hayan sido manipulados y puedan confundir. En este sentido, Twitter también tendrá en cuenta el texto que acompañe al vídeo, los metadatos, la información que se incluya en la bio de la persona que comparta el vídeo…

Al pulsar en esa etiqueta en un contenido señalado por Twitter, el usuario será conducido a otros contenidos, elaborados por fuentes de confianza, que expliquen lo que realmente ha sucedido, tal y como se muestra en el vídeo incluido en el tuit oficial compartido por la compañía desde su cuenta de Seguridad (y que reproducimos más arriba en el texto).

Tomado de www.trecebits.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *