OTRAS NOTICIAS

Collage de opiniones sobre la XX Bienal Internacional de Humorismo Gráfico

DSC_0847Al concluir la XX Bienal Internacional de Humorismo Gráfico algunos de los integrantes del jurado que evaluó los trabajos compartieron con Cubaperiodistas.cu sus criterios y valoraciones sobre la cita.

Marilena Nardi, caricaturista procedente de Italia, ganadora de numerosos premios internacionales y en su nación. Ha colaborado con periódicos, revistas y sitios digitales de su país y Francia.

“Ha sido una cita muy importante, un encuentro con muchos artistas de Cuba. Las discusiones para definir los premios fueron fuertes por la calidad de los trabajos. Cuando regrese a mi país voy a reflexionar sobre todo lo que he visto, lo que he escuchado, pero me llevo una impresión muy positiva, muy rica e intensa. Espero que la Bienal pueda seguir, que sea divulgada, apreciada y valorada porque se lo  ganó, por todo eso es un honor haber venido de Italia para encontrar estos tesoros, ver lo que se hace, ver los trabajos premiados y las exposiciones. Me gustó muchísimo por la calidad que aporta y lo que uno ve y se lleva, por ello emplearé unos días para pensar en todo lo que he visto”.

Cristina Sampaio, es una portuguesa graduada en 1985 en pintura en la Escuela Superior de Bellas Artes de Lisboa, ganadora de premios en su país y en el exterior.  Ilustra libros infantiles, colabora con periódicos y revistas a la vez que trabaja temas en multimedia y animación.

“Me sorprendió la calidad de la mayoría de los trabajos presentados en las diferentes categorías. Creo que un problema de la Bienal es la divulgación, la representación internacional podría ser mayor, el evento merece más presencia de caricaturistas de Europa, que están casi ausentes, la mayoría son de América Latina, Irán, Indonesia, no hay de los Estados Unidos o de África, países donde existen buenos caricaturistas, eso es un déficit de divulgación. Quizás se podría asociar con otros eventos en otras naciones que ayuden a divulgar la Bienal, usando la internet, comunicándose unos con otros, en las redes sociales que es muy importante para cautivar y multiplicar, porque cuando es mayor la participación hay más posibilidad de que aumente la calidad. Admiro mucho a los dibujantes de Cuba, creo que junto con Brasil son los más fuertes, claro hay casos individuales en la Argentina y otros países de la región pero como conjunto de dibujantes Cuba es muy fuerte. Hay caricaturistas jóvenes que son muy buenos, pueden tener una proyección internacional si quieren, sus exposiciones están a la altura de cualquier exposición que se hace fuera de aquí”.

Carlos David Fuentes Hierrezuelo, presidente del jurado, ganador en dos ocasiones del premio Eduardo Abela, máximo galardón que otorga la Bienal.

“Me llevo la impresión de que ha sido una buena Bienal en organización y participación, claro, siempre salvando algunas cosas. La participación estuvo buena, con excelentes trabajos en sentido general, podemos estar tranquilos en cuanto a la calidad de las obras presentadas. Hay que propiciar que participen autores internacionales de prestigio que honren la Bienal y toda esta fiesta que se da aquí en San Antonio de los Baños y La Habana”.

Jesús Orlando Morales Henao, de Colombia, maestro de artes plásticas, dibujante, investigador, profesor universitario y autor de varios libros sobre la temática humorística. Miembro del jurado.

“La XX Bienal Internacional de Humorismo Gráfico de San Antonio de los Baños, es de alta competencia a nivel internacional,  los trabajos que me entregaron para evaluar tienen una altura aceptable. Hay una o dos variantes de las técnicas que pueden haber sido mejoradas, como la de la fotografía donde la participación pudo ser mayor y así como el nivel de exigencia. En cuanto a resultados sigue marcando huellas en el humorismo gráfico a nivel internacional, es decir, nos podemos sentir satisfechos tanto de la calidad como de la participación de los caricaturistas del  mundo. Hay una cuestión, saber utilizar los medios actuales de información, la internet, convocar a artistas que solamente están trabajando en el ambiente digital, eso enriquecería mucho más la Bienal. Es indispensable la utilización de la tecnología moderna aplicada a los medios y así lograr una proyección universal”.

Jonh Lend, estudioso del género, con un amplio curriculum como jurado en eventos internacionales de este tipo y autor de diferentes libros sobre la caricatura.

“Ha sido un evento muy bien organizado y muy personal, por lo general este tipo de evento, a nivel internacional, es muy amplio y las personas a veces ni siquiera se ven, pero aquí todos hemos compartido nuestras ideas y experiencias, eso lo hace muy íntimo. He estado en Cuba siete veces y de esas dos o tres en la Bienal y cada año la disfruto más,  lo que me ha permitido apreciar que hay muy buen arte en la Isla. La caricatura en Cuba se remonta a muchos años atrás a Juan David, a René de la Nuez, pero me alegra mucho que estén emergiendo nuevas generaciones de caricaturistas como por ejemplo Charlie, Brady, Zardoyas, es un ejemplo de que continuarán construyendo los cimientos que levantaron esas personas. He tenido la posibilidad de visitar muchísimos festivales internacionales como jurado donde me he encontrado con Boligán y Ares y estoy al tanto de que los caricaturistas cubanos son premiados en repetidas ocasiones y están en un lugar muy importante en la caricatura mundial”.

Arístides Hernández (Ares), miembro del jurado de aceptación y es el caricaturista cubano con más premios internacionales y nacionales, ganador del Eduardo Abela en tres ocasiones.

“La Bienal demostró en esencia lo que había dicho hace un tiempo atrás, era necesario adaptarse a las nuevas tecnologías y aceptar las obras por correo electrónico, no se hizo previamente y la historia nos llevó a hacerlo, se recibieron muchas obras por esa vía y se han llevado al formato de la impresión. La Bienal solo por estar viva ya merece un  premio, una medalla. Las exposiciones colaterales están demostrando la vitalidad del humor gráfico cubano y que sigue siendo un evento tomado por los jóvenes caricaturistas. Eso se vio en las muestras colaterales que inundan los espacios y compiten dentro de los caricaturistas. Los premios cada vez más recaen en jóvenes y eso es una gran suerte porque tuvimos un letargo en la aparición de jóvenes caricaturistas. Hay que hacer una encuesta entre los que participan sobre qué esperamos de la Bienal y ver esos resultados para proponernos metas nuevas en las próximas bienales”.

 

Redacción Cubaperiodistas
Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *