El Comandante Ernesto Che Guevara siempre le dio mucha importancia a la comunicación (Foto: Radio Rebelde)

En una época en la que los medios eran controlados por la dictadura de Fulgencio Batista, Radio Rebelde tomó un papel trascendental en los planes de la lucha insurreccional de la Revolución Cubana.

“Aquí Radio Rebelde, la voz de la Sierra Maestra, transmitiendo para toda Cuba”, fue lo primero que se escuchó el 24 de febrero de 1958 por las ondas hertzianas, en plena guerra revolucionaria contra la dictadura de Fulgencio Batista. El nacimiento de la emisora tuvo la impronta liberadora del comandante Ernesto “Che” Guevara.

La primera transmisión, que duró 20 minutos, fue el inicio de la radio pensada por el Che como parte fundamental de la “guerrilla comunicacional” que permitiría vencer a Batista en todos los flancos posibles.

Para aquel entonces los medios legalizados en la isla tenían una línea editorial proclive al régimen de Batista, quien fue derrocado tras el triunfo en enero de 1959 de la Revolución Cubana que lideró el comandante Fidel Castro junto al Che.

Radio Rebelde se erigió en la “fiel fuente de información a la prensa nacional”, especialmente en los albores de ese 1° de enero de 1959 en el que se consolidó el triunfo de la Revolución. De esa manera, la emisora también dio continuidad al periodismo iniciado por el prócer cubano José Martí en el diario Patria.

“Por lo que a mí me respecta, el más preciado de todos los pagos que he recibido es el derecho de pertenecer al pueblo cubano, un derecho que no tiene equivalente en pesos o centavos”, declaró el revolucionario argentino que dio por su vida por la independencia de Nuestta América.

El propio Che comandó el traslado de los equipamientos y la instalación de Radio Rebelde en la Sierra Maestra, en la provincia de Granma (este), donde este domingo se conmemoran 61 años de la emisora de la Revolución Cubana.

Fuente: Telesur

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.