NOTICIAS DESTACADAS »

Murió Lázaro Fernández, el más antiguo colaborador del dedeté

Aunque en el humor gráfico trabajó todos los géneros, su fuerte era el humor blanco.

Por Julieta García Ríos

—¡Buenas tardes! ¿Es la casa de Adán? Le habla la esposa de Lázaro. Él murió esta tarde. Lo velaremos en la funeraria de Regla.

Pilar calló por un instante. No es necesario que este jueves especifique el apellido del hombre al que se unió desde 1959. Supe enseguida que se refería a Lázaro Fernández o Lázaro el blanco, como solía bromear para “evitar” confusiones con su tocayo Lázaro Miranda ( LAZ).

Las charlas telefónicas con el más antiguo colaborador del dedeté eran habituales. Pese a que debía hacer reposo de voz, llamaba para estar al tanto de nosotros. A veces era un saludo breve, pero en otras ocasiones la conversación se dilataba. Su natal Regla, tradición, historia, cultura o deporte y el tema principal de nuestra conversación. Allí vivió desde 1935.

Sus trazos eran inconfundibles. Tenían el sello del ingeniero que fue. La caricatura la aprendió de manera autodidacta y a ella se dedicó por casi cincuenta años. Participó en varias exposiciones en Cuba, España, Japón, Unión Soviética, México, Canadá, Gran Bretaña, Polonia, Nicaragua y Granada y aunque obtuvo varios premios internacionales, quizá el más conocido fue el de la I Bienal Internacional del Humor de San Antonio de los Baños, en 1979.

Aunque en el humor gráfico trabajó todos los géneros, era su fuerte el humor blanco, con una gran carga poética y filosófica. Sus caricaturas carecían de textos y firmaba con su nombre en letras mayúsculas.

Como ingeniero hidráulico participó en la construcción de escuelas, hospitales, hoteles, microbrigradas. Por su prestigio y talento como ingeniero fue convocado para trabajar en importantes obras como el Estadio Panamericano al este de La Habana, el Complejo de Piscinas Baraguá.

Su impronta trascendió otras latitudes: asesoró la ampliación urbanística de ciudades como Biskra, en Argelia; Tobruk, en Libia y Misila, en Argel.

Fue miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), de la Asociación Internacional de Artistas Plásticos de la UNESCO (AIAP) y de la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba, (UNAICC).

Lázaro Fernández tuvo una larga hoja de servicios como ingeniero y una extensa obra como caricaturista en el dedeté o Palante. Vivió honrada y modestamente, y no atesoró más riqueza que la de la familia que fundó con Pilar Polo, con quien tuvo tres hijos: Lázaro, Alfredo e Ileana.

(Lázaro Fernández Moreno falleció este jueves 26 de Julio).

Más información

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.