El título de este breve comentario es también el del libro del Dr. Gilberto Valdés Gutiérrez, publicado con el sello de la editorial filosofí@.cu y presentado por vez primera el pasado martes 17 de octubre en el Instituto de Filosofía ante una multitud de académicos, estudiosos, amigos y familiares del autor que dejaron pequeña la sala de la institución.

Para quien ha vivido los hechos que el texto analiza le será difícil separarse de su lectura hasta que no la termine y no podrá evitar dialogar con cada párrafo. Los más jóvenes también podrán encontrar en él claves imprescindibles para entender la complejidad de la sociedad cubana de hoy y así enrumbar mejor su visión y su posicionamiento.

Este es un texto que sin olvidar momentos cruciales de la historia contemporánea cubana en los que se produjeron importantes debates, arriba a la más plena actualidad en la que también esa historia pervive se referencia y discute.

Es un libro que rezume profundidad de análisis y compromiso revolucionario. Mientras se avanza en su lectura se nos va evidenciando el panorama completo del proyecto que animó al autor al lograrse vislumbrar en el fondo del cuidadoso trabajo de exposición de numerosos y diversos puntos de vista sobre la realidad cubana, el diálogo que Gilberto teje con sus interlocutores.

Y lo hace desde una sucesión histórica de contextos en cuyo decurso clarifica las posiciones y aporta sus propios comentarios a la vez que nos revela sus íntimas preocupaciones, entre ellas las que provocan los puntos de vista que “…devalúan la historia revolucionaria y se conforman en torno a un ideal democrático de tintes variables, pero en ocasiones afines a la estrategia elaborada por los centros de poder imperialistas de subvertir la institucionalidad revolucionaria y generar consensos para el “cambio”. (pag.129).

Pero Gilberto aporta también momentos de más condensada sistematización, como ocurre en las páginas 60-61 donde delimita seis diferentes posicionamientos que se observan en los debates en curso y que van desde quienes rechazan “los cambios y las aperturas hacia el mercado como una inevitable regresión al capitalismo,…”, hasta quienes “…creen que no se deben poner límites a la concentración de la propiedad privada…”.

Como afirma Gilberto, no siempre coincidimos en puntos específicos y visiones; mientras es una realidad que entre la sabiduría y los criterios y métodos de hacer la política, si bien son en su esencia inseparables hay complejos eslabones mediadores que no admiten simplificaciones ni “saltos mortales” de uno hacia el otro, menos en un contexto internacional lleno de constantes desafíos y generador de obligadas precauciones.

Desde el consenso asumido de continuar el rumbo socialista, el problema básico de la necesaria construcción de una ciudadanía actualizada en consonancia con los esfuerzos que encaminan los cambios, radica en si se concibe esta más desde la estructura socioeconómica cambiante (o desde la percepción de cómo cambiará), o si se pensará más desde la pertenencia de todos a la sociedad en su conjunto, es decir, más desde el concepto de Patria, de identidad sociocultural, desde lo colectivo. Este es un dilema que solo podrá resolverse desde la cultura porque ambas perspectivas también son inseparables.

Y en cada dilema, jugará un papel decisivo la ideología, el ideal socialista de la revolución cubana, que deberá expresar la complejidad del sujeto convencido de la necesidad de perseverar en la transformación  revolucionaria de la sociedad, pero no podrá concebirse tan laxa que su reproducción contribuya a desorganizar y debilitar al sujeto de los cambios.

El libro de Gilberto Valdés Gutiérrez entronca con los esfuerzos de la sociedad cubana de construir el ideal socialista posible y persistir en su continua renovación como único modo de preservar sus principios básicos que para pervivir tienen que renovarse también, enriqueciéndose desde la cotidianidad so pena de convertirse a la larga en verdades eternas y perder contacto con la realidad.

Si bien “Soñar y pensar a Cuba” revela la erudición y madurez intelectual de su autor, este logra una vez más vincular el necesario rigor académico con un lenguaje diáfano que elude palabras y frases rebuscadas.

El Dr. Gilberto Valdés es un pensador que disfruta compartiendo saberes y un participante activo en el movimiento social transformador en Cuba y en toda la región nuestro americana.

Principal impulsor y animador de los encuentros continentales realizados bajo el título de Paradigmas Emancipatorios  y coordinador de GALFISA (Grupo América Latina: Filosofía Social y Axiología) en el Instituto de Filosofía, su intenso activismo sociopolítico trasciende el ámbito estrictamente académico para arraigarse en las luchas cotidianas de nuestros pueblos.

Gilberto es uno de los más destacados exponentes de la escuela de pensamiento cubano que ha desarrollado desde su creación el Instituto de Filosofía cuyos aportes al esclarecimiento del camino socialista en Cuba y a profundizar en los dilemas de nuestra región latinoamericana y caribeña merecen un alto reconocimiento.

Este libro llega en la primera juventud del siglo XXI cuando se van disipando las confusiones y se delimitan los modos de pensar la sociedad desde presupuestos sociofilosóficos diferentes. Y termina como empieza: exponiendo el entramado y complejidad de la actual batalla de ideas sin pretender adelantar conclusiones por lo que constituye un vigoroso estímulo a seguir soñando y pensando a Cuba socialista.

Ver además

Un dictador en la Casa Blanca

  “El más fuerte nunca lo es bastante para dominar siempre… La fuerza no constituye

One comment

  1. Leo Libros Cubanos y me ha gustado este post, tiene mucho que aportar

Comentarios

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.