Pidió el Papa Francisco al Congreso de EE.UU actuar sobre temas medulares

El Papa Francisco ante el Congreso de EE. UU.

Su Santidad el Papa Francisco pidió una actitud más responsable hacia el medio ambiente, el apoyo a los inmigrantes y la abolición de la pena de muerte, durante su discurso este jueves ante las dos cámaras del Congreso estadounidense.

El Pontífice llamó a usar correctamente los recursos naturales y corregir el daño que la actividad humana hace a la naturaleza en lo que llamó “nuestro hogar común”.

Sobre la inmigración dijo que no debe darse nunca la espalda a los vecinos, “les hablo como hijo de inmigrantes”, recordó, y a la vez llamó a formar a las nuevas generaciones, con una educación inspirada en ese principio.

“Nosotros, los de este continente, no nos asustamos por los extranjeros, porque muchos hace tiempo fuimos extranjeros”, recordó al aludir al pasado común que comparte con una buena parte de los congresistas presentes en el hemiciclo del Capitolio.

Abogó, además, por la abolición mundial de la pena de muerte -vigente en Estados Unidos- y señaló que un castigo justo y necesario nunca debe excluir la posibilidad de la esperanza y el objetivo de la rehabilitación.

“Estoy convencido que este es el mejor camino, porque la vida es sagrada, cada persona humana está dotada de una dignidad inalienable”, añadió.

Francisco se convirtió así en el primer Obispo de Roma en pronunciar un discurso frente a los integrantes del Capitolio, en lo que constituyó uno de los momentos históricos de su visita a esa nación de más de 70 millones de católicos.

En el acto participaron también jueces del Tribunal Supremo, miembros del gabinete, diplomáticos, legisladores e invitados.
El Sumo Pontífice hizo su intervención desde el estrado en el que el Presidente ofrece su discurso anual sobre el Estado de la Nación, y a su espalda estaban el vicepresidente, Joseph Biden, y el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner.

Luego de su discurso, el Papa salió al balcón del jardín Oeste del Capitolio, desde donde saludó a los miles de ciudadanos que se concentraron allí desde horas tempranas, a quienes les dio su bendición, en particular a los niños, quienes, dijo, son las personas más importantes.

Con información de Prensa Latina-AIN