INTERNACIONAL

Periodistas son blanco de balas de goma y gases durante protestas en varias ciudades de EE.UU.

La credencial de prensa de Hyoung Chang, del Denver Post, astillada por un proyectil con gas disparado por la policia

El reportero Hyoung Chang, quien fue corresponsal de guerra en Iraq y Afganistán, le dijo a un colega la semana pasada que en días recientes se ha sentido más incómodo trabajando en las calles de Denver, EE.UU, que en aquellos lejanos parajes.

Y no es para menos. El  jueves último, al veterano periodista de 23 años de servicio en el Denver Post un policía le impactó en su credencial de prensa con un proyectil de gas pimienta, provocándole una cortadura en el brazo. Chang llevaba dos grandes cámaras y estaba parado cerca de la policía. Estaba seguro de que la fuerza pública sabía quién era él y en un primer momento pensó que se trataba de un accidente. Y entonces el policía le disparó de nuevo.

“Creo que me convertí en blanco de los disparos. Conservo mi máscara antigas desde mi viaje a Irak y nunca me hizo falta; y ahora tengo que utilizarla en Denver”, dijo.

Chang no ha sido el único periodista focalizado como blanco por la policía.  Ya se han contabilizado más de 174 incidentes de coacción o heridas a periodistas durante las protestas: 42 ataques físicos por la policía, 40 gaseados con lacrimógenos, 23 rocíados con spray de pimienta y 69 blancos de proyectiles de goma, entre el dos de mayo y el 3 de junio.

A comienzos de este mes, cuatro grupos de defensa del periodismo , incluyendo la Asociación de Prensa de Colorado, enviaron una carta a los líderes del estado y de la ciudad, para expresar su profunda preocupación sobre los recientes hechos en los que agentes de policía han convertido en blancos de sus disparos a varios periodistas mientras estos reportan las protestas.

El director de seguridad pública de Denver, Murphy F. Robinson, respondió a la queja prometiendo una investigación de los incidentes y afirmando que cualquier oficial que se detecte haya violado la disciplina, será requerido. También afirmó que la ciudad está revisando las políticas policiales en lo que respecta al manejo de protestas masivas.

Por otra parte, la periodista Maggie Haberman, corresponsal acreditada en la Casa Blanca, aseveró vía Twitter que “nunca había visto tantos incidentes entre la policía y los reporteros simultáneamente en diferentes ciudades. La tensión entre estos no es nada nuevo, pero la agresión a los reporteros en múltiples ciudades y a nivel nacional es algo bien diferente”.

Jeff Roberts, director ejecutivo de la Coalición de Libertad de Información de Colorado, piensa que a este ambiente hostil han contribuido recientes críticas a los periodistas por parte de políticos, boletines y algunos debates en programas de TV, los llamados talk-shows. “Me preocupa que los esfuerzos por deslegitimizar a los medios noticiosos hagan más difícil para los periodistas el reportar situaciones tensas como las protestas por la muerte de George Floyd. Como debemos estar lo más cerca posible de la acción, es difícil mantenerse seguros siempre, pero ya que llevamos credenciales, chalecos y equipos, no debiéramos ser convertidos en blancos de disparos.”

Traducido de The Gazette

Redacción Cubaperiodistas
Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *