COLUMNISTAS

Pequeños detalles en medios (des)informativos españoles

Sucesos recientes de los que ha sabido por Ana Ramos, quien durante años estuvo vinculada como actriz con La Barraca. Teatro Popular, y es activísima en la solidaridad con los pueblos agredidos por el imperio, hacen al autor de estas líneas recordar —sin pretender en modo alguno ser exhaustivo— sucesos ocurridos hallándose él en Madrid. Uno de ellos fue el grosero “¿Por qué no te callas?” del borbón Juan Carlos I a Hugo Chávez; otro, el éxito de un documental al que se le otorgó el Premio Rey de España, un “lauro” que se entregó en presencia del monarca. El documental denunciaba desmanes supuestamente cometidos por la policía en la Venezuela bolivariana, y pronto se conoció un pequeño detalle: las imágenes con que se ilustró la denuncia se habían tomado… en Brasil. Pero a eso le hicieron poco caso los medios (des)informativos que habían alabado las supuestas virtudes de la gran obra cinematográfica, y solían ser complacientes con el entonces presidente Álvaro Uribe.

El 14 de mayo, en “El Intermedio”, programa del canal La Sexta y que protagoniza El Gran Wyoming, humorista ampliamente reconocido, se mostraron imágenes destinadas a ilustrar caceroladas contra la gestión del gobierno frente a la pandemia, y se dijo que tales protestas desembocaron luego en concentraciones del barrio Salamanca. Esa área madrileña se distingue por una población de derechas y extrema derecha, y su aristocracia pecuniaria tiene como razón de orgullo el que allí se encuentre “La Milla de Oro”, presuntamente el tramo con más mercados caros y exclusivos en la capital española. Sus cacerolazos, manifestaciones de ánimo agresivo y contrarias a las medidas de seguridad decretadas para hacer frente a la pandemia, reclamaban y seguirán reclamando la dimisión del gobierno. No precisamente para que lo sustituya uno mejor.

Y en las imágenes usadas el 14 de mayo para graficar las manifestaciones antigubernamentales se vio, para su sorpresa, Ana, pues correspondían a un momento anterior y muy diferente: el de la manifestación republicana que el 18 de marzo desplegó una cacerolada en respuesta a un discurso del actual rey, Felipe VI, número dinástico al cual —añade quien esto escribe— se dice en chiste con peso de realidad que aspiraba su tocayo González, quien renunció a él porque no le hizo falta: se enriqueció por otros caminos, de servicio al imperio y su OTAN uno de ellos.

El discurso de Felipe VI tuvo lugar pocos días después de estallar un sonado escándalo: el originado al conocerse que su padre, el rey “emérito” —errata ostensible por “demérito”— había recibido ¡cien millones de euros! de la satrapía “democrática” de Arabia Saudita en premio, sería, por “servicios distinguidos”. Si excluir de su abultado currículo su vida disipada y sus éxitos como matador, no de toros en el ruedo, sino de elefantes indefensos y en peligro de extinción.

Volvamos al testimonio de Ana. Ella protestó por el mal uso de las imágenes, y recibió por correo electrónico un breve mensaje en que el redactor jefe del programa reconoció que las habían utilizado incorrectamente. Pero las mismas imágenes fueron utilizadas el 18 de mayo, y con mayor duración en pantalla. Ana insistió en su justo reclamo y logró que, en la emisión del programa de ayer (21 de mayo), La Sexta reconociera el improcedente empleo de las imágenes. De acuerdo con la propia Ana y apreciaciones que a ella le han llegado, el reconocimiento se hizo “con muy buen tono, simpatía y amabilidad, y parecía sincero”.

Cabe decir que Ana puso una pica, si no en Flandes, en La Sexta. No obstante, vale preguntarse si, de continuar insistiendo, como es de esperar que haga, logrará que también admitan y publiquen que las imágenes son de un acto de repudio contra la monarquía.

Visto lo aportado por Ana, es pertinente apuntar que, si de presiones antigubernamentales se trata, ha empezado a circular la noticia de que el influyente y mendaz Grupo Prisa le exige a Pedro Sánchez, presidente del frágil gobierno de turno —a duras penas constituido en noviembre último—, que rompa la alianza del PSOE con Unidas Podemos (https://laultimahora.es/prisa-exige-a-sanchez-que-rompa-su-coalicion-de-gobierno-con-unidas-podemos/). Si no son personas de extrema derecha, ni indecentes, hasta quienes no simpaticen con Sánchez y su Partido sentirán terror de pensar que estos no sean capaces de resistir tales presiones. De romper con Unidas Podemos, será cuestión de días, si no de horas, que España caiga de lleno en manos de la peor, más burda y más desalmada derecha, la representada por Vox, el PP y Ciudadanos. El desempeño de un gobierno ejercido por tales fuerzas podría hacer que el mismísimo Francisco Franco y Bahamonde se sintiera disminuido y tuviera escalofríos motivados por la envidia.

La Habana, 22 de mayo de 2020

Luis Toledo Sande
Luis Toledo Sande
Escritor, investigador y periodista cubano. Doctor en Ciencias Filológicas por la Universidad de La Habana. Autor de varios libros de distintos géneros. Ha ejercido la docencia universitaria y ha sido director del Centro de Estudios Martianos y jefe de redacción de la revista Casa de las Américas. En la diplomacia se ha desempeñado como consejero cultural de la Embajada de Cuba en España. Entre otros reconocimientos ha recibido la Distinción Por la Cultura Nacional y el Premio de la Crítica de Ciencias Sociales, este último por su libro Cesto de llamas. Biografía de José Martí. (Velasco, Holguín, 1950).

One thought on “Pequeños detalles en medios (des)informativos españoles

  1. Quiera el destino no logren trepar al poder el PP, Vox y Cs. O que logren sacar a Unidas Podemos. Seria duro lo que depararia al pueblo español tal eventualidad. Tan groseros como el exabrupto monárquico hacia Chávez, y más inclusive, resultan los ataques contra equipo de Gobierno actual, en especial contra Iglesias, al que incluso le han tachado al padre de terrorista infundadamente. Son una amenaza para la, democracia española.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *