COLUMNISTAS

300, Los Valientes

Mientras más de la mitad de la población mundial se resguarda en su hogar, al calor y el amparo de los suyos, dejando la imagen fantasmagórica de un planeta solitario, otros se van al desfiladero, a esas peligrosas y mutantes Termópilas planetarias donde se le corta el paso a ese invasor sibilino y misterioso que enlutece hasta la galaxia.

Los RECIOS les llamaría Leónidas, Hijo de león, el general tremendo que ahora mismo parece arengarles, como a sus guerreros, a todos aquellos bajo el asedio y el encierro por la pandemia : “Llegará una nueva época, una época de libertad. Y todos sabrán que 300… dieron hasta su último aliento para defenderla”.

Los espartanos del siglo XXI, todos los hidalgos defensores de la vida, quienes hacen que el silencio de los terrícolas rompa en aplausos todas las noches, merecen, por esta batalla, ser tan salvados como nosotros; hasta del triste y exagerado papel de dioses que ya llevó a algunos al martirio.

No seamos el Efialtes de Tesalia, el traidor en medio de esta tragedia. No abramos —con nuestra actitud y nuestros egoísmos—, un recodo al coronavirus para que los acorrale, nos acorrale, por la espalda. Esa es la única posibilidad de que regresemos a la esplendidez y la discutible plenitud de esta tierra CON EL ESCUDO , y no sobre este.

(Tomado del Facebook del autor)

Ricardo Ronquillo
Ricardo Ronquillo
Periodista cubano. Presidente de la Unión de Periodistas de Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *