DE TODO EL PAÍS

Falleció el colega Oscar Güides Ortíz, fundador de la Televisión en Las Tunas

Por Iris Hernández Rodríguez

El colega Oscar Güides Ortíz, fundador de la Televisión en Las Tunas, falleció en la noche de este sábado 29 de febrero a la edad de 58 años, tras varios meses de enfermedad. Se desempeñó como camarógrafo, fotógrafo, docente, comunicador, labores en las que se destacó por su corrección y responsabilidad.

Güides fue en su andar un profesional de los que se superan constantemente a sí mismos. Por eso, después de aportar varios años a la psicopedagogía y a la Educación Laboral; decidió hacer “un paneo” hacia otras especialidades como la fotografía de prensa y el audiovisual. Y la cobertura a la Misión Médica de Cuba en Honduras fue uno de esos momentos que probaron su valía profesional.

Pero, tampoco se detuvo. Obtuvo su grado científico de Máster en Comunicación Social otrorgado por la Universidad de La Habana, y siguió en la docencia siempre ofreciendo su ayuda a los estudiantes y profesores. Y en las organizaciones que lo representaban -la Upec y la Asociación de Comunicadores Sociales- fue diligente y ocupó varias responsabilidades en sus diferentes estructuras. Al morir era vicepresidente provincial de la ACCS.

Su entusiasmo contagioso lo mostraba en el campo de juego de softbol de la prensa, tal vez  lo que más lo divertía. Ostentaba la Distinción Félix Elmusa y la condecoración Maestro de Periodistas de la Upec. Ganó varios premios y reconocimientos, pero el mayor fue el de la constancia y el compromiso.

La última imagen que nos deja Güides fue de su sonrisa, porque sonreía siempre, al saludar, al despedirse, podría decirse que solo permanecía serio, concentrado, mientras enfocaba la cámara de Tunasvisión, mientras escogía el mejor ángulo o el plano preciso para dar la noticia.

Pero también nos queda en la memoria su afán de guerrear  por un día más, por no darse por vencido hasta el último aliento, de luchar hasta el final arrancándole a la vida una bocanada de aire; para ver nuevamente el rostro de sus hijas, contemplar las travesuras de sus nietos o tener un instante más junto a su esposa, su familia y amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *