NOTAS DESTACADAS

Graziella Pogolotti, una distinción a la ética y la entrega

A la destacada intelectual cubana Graziella Pogolotti Jacobson, Doctora en Filosofía y Letras por la Universidad de La Habana, columnista regular en medios de prensa del país como Cubadebate y el periódico Juventud Rebelde, crítica de arte e investigadora, fue entregado este 23 de enero el Premio a la Dignidad que confiere la Unión de Periodistas de Cuba (Upec). 

En los predios del habanero Instituto de Historia de Cuba (sito en el otrora Palacio de Aldama), y como parte del taller allí desarrollado para ahondar en el proyecto cultural y educativo republicano que fue la “Universidad del aire”, Ricardo Ronquillo Bello, presidente de la Upec, hizo entrega del reconocimiento gremial a la también Premio Nacional de Literatura 2005.

En el homenaje a Graziella, el Presidente del Instituto de Historia de Cuba, Yoel Cordoví Núñez, recordó la experiencia cultural y pedagógica que fue el espacio radial la Universidad del Aire, en la que ella participó con apenas 23 años. “Estamos en presencia de una obra de cultura e inteligencia, pero también de compromiso que desborda cualquier lindero generacional para asirse a la ética de la Revolución”, aseguró.

El Instituto de Historia cuenta con las placas matrices de la CMQ, dijo Cordoví, donde se conservan las intervenciones de hornadas de intelectuales que dieron vida a semejante obra de extensión universitaria. En el panel intervino el Dr. Hernán Yglesias, estudioso del tema, quien subrayó que la Universidad del Aire fue más que programa radial, es una institución de la cultura cubana.

Durante el encuentro, se escucharon fragmentos de las intervenciones de Graziella y su padre, Marcelo Pogolotti, en tres programas radiados por el circuito CMQ en 1955. También, se reprodujo la voz de Alejo Carpentier en ese espacio, disertando sobre la música en Cuba.

Graziella Pogolotti. Foto: Abdel Romero Rodríguez/ Cubaperiodistas

Al entregar el “Premio a la Dignidad”, Ricardo Ronquillo Bello expresó que la obra periodística de la Doctora Pogolotti constituye un magisterio que permite comprender a Cuba, sus desafíos y sus misterios: lo que ha sido, lo que quiere ser y lo que no ha podido ser.

Asimismo, el presidente de la Upec subrayó que en la impronta de presidenta de la Fundación Alejo Carpentier, como en la de otros grandes intelectuales cubanos de la talla de Armando Hart, está presente una obsesión por afianzar la necesidad de la educación y la cultura en la construcción de un proyecto de país.

Homenaje a Graziella Pogolotti en el Instituto de Historia de Cuba. Foto: Abdel Romero Rodríguez/ Cubaperiodistas

Tras el Premio Nacional de Periodismo José Martí por la obra de la vida, el Premio a la Dignidad es el lauro más trascendente que otorga la Upec a personalidades y colectivos laborales que pos su trayectoria de vida al servicio del periodismo y de la Patria se hayan convertido en paradigmas de la profesión.

Homenaje a Graziella Pogolotti. Foto: Abdel Romero Rodríguez/ Cubaperiodistas

Entre las personalidades que han recibido este reconocimiento se encuentran los periodistas Néstor Baguer, Ernesto Vera, Juan Marrero, Carlos Lechuga, Virgilio Martínez, Tomás Álvarez de los Ríos; la heroína del Moncada Melba Hernández; la actriz Corina Mestre; el programa radial La luz en lo oscuro; la Brigada Artística Martha Machado; la agencia Prensa Latina; la multinacional Telesur; Los Cinco y Fidel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *