NOTICIAS SUGERIDAS

Desde Matanzas: posibles brújulas para el cambio editorial

A analizar las fortalezas que como sistema de medios provinciales podrían catalizar el cambio en la gestión editorial de los órganos de prensa matanceros y las debilidades que retrasan dicha transformación se dedicaron los colegas en el taller creativo realizado en ese territorio, con la participación de las delegaciones de la Unión de Periodistas de Cuba (Upec).

¿Ha cambiado la prensa cubana? ¿Necesitamos una estrategia para el cambio o un cambio de estrategias?: brújulas para el debate entre los colegas asistentes, quienes avizoraron que alcanzar un rumbo definitivo a puerto seguro requiere transformar el modelo de gestión económica de los medios.

Para Adonis Subit Lamí, periodista del semanario Girón, se necesitan iniciativas a corto y largo plazos en aras potencializar un sentido innovador en la prensa territorial, que responda a las características de la comunicación contemporánea.

“El secreto del éxito es romper con lo viejo sin romper con los viejos”, resaltó; y subrayó como imprescindible aprovechar el caudal de conocimiento de los más experimentados y traducirlo a los nuevos paradigmas del periodismo actual.

Dijo que durante mucho tiempo, desde el sistema de medios públicos, se ha realizado un periodismo muy contemplativo, y esto ha tenido un gran costo profesional. Añadió también que la reproducción tan alargada en el tiempo de rutinas productivas viciadas ha sido una máquina de destrozar la calidad periodística.

Subit Lamí enumeró algunas características de la prensa pública nacional —no generalizadas u homogéneas— que lastran su óptimo desempeño: la desvalorización de sus cuadros; los mecanismos de evaluación de los periodistas, que ponen al mediocre a la misma altura del excelente; y el poco conocimiento de los públicos, pues consideró que nos quedamos con aquellos que nos escuchan, ven o leen (quienes ya están fidelizados) pero y ¿el otro?

“¿Cuándo vamos a realizar encuentros con los no lectores o no oyentes?”, sentenció.

Apuntó que falta sostenibilidad con respecto a las buenas prácticas profesionales. “Un Primero de Mayo, en la cobertura de un huracán o ante algún hecho particular nos comemos el mundo, pero al otro día nos quedamos durmiendo en la casa, exhaustos de la jornada anterior”.

Pedro Arturo Rizo, periodista del telecentro TV Yumurí, dijo que la construcción de la agenda mediática no se puede dejar a la unilateridad de los directivos, enfatizó que se debe armar con la participación de todo el colectivo del medio.

Manifestó que en su conformación debe tener preponderancia lo que piensa la gente y que los productos comunicativos deberían ganar en profundidad e interpretación de la realidad. Resaltó —igualmente— lo imperioso de respetar los valores de noticiabilidad y, sobre todo, hacérselos entender a los dirigentes institucionales y políticos.

Arnaldo Mirabal Hernández, de TV Yumurí, enfatizó en la importancia de contar con buenos editores de medios y también en narrar historias con los valores del periodismo literario. Mientras, Guillermo Carmona Rodríguez, al frente de la página de Cultura del semanario Girón, añadió que, en ocasiones, en materia de discurso mediático, hay que desembarazarse un poco de algunas visiones académicas rígidas y recurrir al sentido común.

Juana Perdomo Lazareda, corresponsal del periódico Trabajadores en la región, consideró importante el respeto al valor geográfico de la noticia; y expuso que en el orden de lo noticiable, Matanzas es como un gran bufé: “servido al final del laberinto”, acotó uno de los colegas presentes.

En aras de servirse a plenitud de él y que su degustación apuntale el cambio de gestión editorial que se promueve desde la Upec con estos talleres creativos, Ricardo Ronquillo Bello, presidente nacional de la organización, llamó a concretar en proyectos de innovación las ideas planteadas.

“Tenemos unas deuda de liderazgo con el gremio. Necesitamos de líderes creativos y no de jefes formales, que ayuden a acelerar estas transformaciones. Debemos contribuir a que la prensa se convierta en parte de los mecanismos de rendición de cuentas de las instituciones del Estado a los ciudadanos. Necesitamos, también, regresar a la misión fundacional del periodismo: contar historias que emocionen, conmuevan y ofrezcan un análisis profundo de nuestra realidad”.

Liván Izquierdo Alonso, primer secretario del Partido Comunista de Cuba en Matanzas, apuntó que los medios y los periodistas tienen todo el apoyo político para el desarrollo de su labor, sin interferencias que demeriten el papel social de la profesión.

Participaron también en el taller Tania León Silveira, presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular; y Yirmara Torres Hernández, presidenta de la Upec en el territorio.

Para Adonis Subit Lamí, periodista de la emisora Radio 26, se necesitan iniciativas a corto y largo plazo en aras potencializar un sentido innovador en la prensa territorial, que responda a las características de la comunicación contemporánea.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via