NOTICIAS DESTACADAS

Cinco noticias falsas que atizaron el intento de golpe en Nicaragua

Durante los hechos desestabilizadores de mediados de 2018 en Nicaragua, las redes sociales se utilizaron para difundir y presentar situaciones sin corroborar con la intención de generar zozobra en la población. Aquí presentamos cinco noticias falsas que atizaron el intento de golpe en la nación centroamericana.

 

La participación del cuerpo militar fue uno de los puntos de mayor discusión en las redes sociales antes, durante y después de la crisis. Se propalaron falsas noticias como que el Ejército de Nicaragua pidió la renuncia inmediata del presidente Daniel Ortega o como que el Hospital Militar Escuela no estaba atendiendo a manifestantes heridos. Esta foto, correspondiente a un desfile militar en 2017, fue utilizada como imagen ilustrativa

1

Militares en la calle

La participación del cuerpo militar fue uno de los puntos de mayor discusión en las redes sociales antes, durante y después de la crisis. Desde que el Ejército de Nicaragua pidió la renuncia inmediata del presidente Daniel Ortega o como que el Hospital Militar Escuela no estaba atendiendo a manifestantes heridos. Sin embargo, la misma institución se encargó de desmentir de forma reiterada los constantes rumores. En la imagen suministrada, se demuestra el grado del fake news, ya que la fotografía corresponde a un desfile militar acontecido un año anterior.

La participación del cuerpo militar fue uno de los puntos de mayor discusión en las redes sociales antes, durante y después de la crisis. Desde que el Ejército de Nicaragua pidió la renuncia inmediata del presidente Daniel Ortega o como que el Hospital Militar Escuela no estaba atendiendo a manifestantes heridos.

Sin embargo, la misma institución se encargó de desmentir de forma reiterada los constantes rumores. En la imagen suministrada, se demuestra el grado del fake news, ya que la fotografía corresponde a un desfile militar acontecido un año anterior.
2

Polémica con supuestos francotiradores

La violencia “ejercida” por francotiradores fue una de las informaciones más divulgada por medios de comunicación nacionales y en internet. Pero, ¿cuál es el grado de verdad en ello?Actualmente, los francotiradores no fueron confirmados, al no contarse con pruebas fehacientes (vídeos y fotos precisas), por lo que todo indica, por los constantes comunicados de empresas y figuras públicas desmintiendo el asunto, que las noticias de francotiradores se insertan como otra de las noticias falsas.Es así como que tres empresas nicaragüenses tuvieron que desmentir el uso de su infraestructura por parte de supuestos francotiradores.

La violencia “ejercida” por francotiradores fue una de las informaciones más divulgada por medios de comunicación nacionales y en internet. Pero, ¿cuál es el grado de verdad en ello?

Actualmente, los francotiradores no fueron confirmados, al no contarse con pruebas fehacientes (vídeos y fotos precisas), por lo que todo indica, por los constantes comunicados de empresas y figuras públicas desmintiendo el asunto, que las noticias de francotiradores se insertan como otra de las noticias falsas.

Es así como que tres empresas nicaragüenses tuvieron que desmentir el uso de su infraestructura por parte de supuestos francotiradores.

3

Falso ataque químico en Masaya

Entre el 03 y el 04 de junio, se difundió la información de que Masaya fue objeto de un presunto ataque químico, con avionetas y drones. Una noticia que se difundió en redes sociales e inmediatamente llamó la atención de medios nacionales e internacionales.Pese a las acusaciones, el presunto ataque químico fue más un rumor que un hecho concreto de violencia estatal, como se presumía desde las redes sociales, ya que el supuesto incidente no fue corroborado, ni se retomó días después por algún actor político de oposición al Gobierno.

Entre el 03 y el 04 de junio, se difundió la información de que Masaya fue objeto de un presunto ataque químico, con avionetas y drones. Una noticia que se difundió en redes sociales e inmediatamente llamó la atención de medios nacionales e internacionales.

Pese a las acusaciones, el presunto ataque químico fue más un rumor que un hecho concreto de violencia estatal, como se presumía desde las redes sociales, ya que el supuesto incidente no fue corroborado, ni se retomó días después por algún actor político de oposición al Gobierno.

4

Fuga de dinero

Cuando lo noticiable no estaba alrededor del tópico de la violencia, la propagación de la desinformación viraba hacia otros temas sensibles para la población, como es el asunto de la economía y la supuesta “fuga de dinero” durante la crisis.Los mensajes de la “fuga de dinero” se basaron en la argumentación de la incertidumbre económica para la población nicaragüense por sus ahorros e inversiones. Aunque con mucha probabilidad, se puede señalar que el objetivo primario era la viralización de los mensajes de “fuga” para aumentar la crispación social del campo popular desde el campo económico.Ante la situación, el Banco de la Producción (Banpro) desmintió en reiteradas ocasiones la supuesta fuga de dinero.

Cuando lo noticiable no estaba alrededor del tópico de la violencia, la propagación de la desinformación viraba hacia otros temas sensibles para la población, como es el asunto de la economía y la supuesta “fuga de dinero” durante la crisis.

Los mensajes de la “fuga de dinero” se basaron en la argumentación de la incertidumbre económica para la población nicaragüense por sus ahorros e inversiones. Aunque con mucha probabilidad, se puede señalar que el objetivo primario era la viralización de los mensajes de “fuga” para aumentar la crispación social del campo popular desde el campo económico.

Ante la situación, el Banco de la Producción (Banpro) desmintió en reiteradas ocasiones la supuesta fuga de dinero.
5

“El Gobierno…controla tu internet”

Resulta que, durante la crisis, hubo un relato de que se interrumpía la señal del internet con fines políticos, para ocultar de la opinión pública determinados hechos de violencia.En fin, la posverdad de la regulación del internet por parte del Gobierno se esparció en la temporalidad que duraron las acciones. La fugacidad de la noticia levanta sospecha, y da a entender, qué lo que una vez fue noticia o rumor fue una politización más vinculante a la evolución coyuntural de la crisis.La compañía Claro Nicaragua debió desmentir la copiosa falsa información que circulaba en redes sociales acerca interrupciones “voluntarias” y modificaciones de redes wifi.

Resulta que, durante la crisis, hubo un relato de que se interrumpía la señal del internet con fines políticos, para ocultar de la opinión pública determinados hechos de violencia.

En fin, la posverdad de la regulación del internet por parte del Gobierno se esparció en la temporalidad que duraron las acciones. La fugacidad de la noticia levanta sospecha, y da a entender, qué lo que una vez fue noticia o rumor fue una politización más vinculante a la evolución coyuntural de la crisis.

La compañía Claro Nicaragua debió desmentir la copiosa falsa información que circulaba en redes sociales acerca interrupciones “voluntarias” y modificaciones de redes wifi.

Fuente: Telesur

Redacción Cubaperiodistas
Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *