fbpx
NOTICIA TITULAR CUBAPERIODISTAS

El bautismo de fuego de Malena

Malena Álvarez Julín, del periódico Adelante.

Hace varios meses atrás, Malena Álvarez Julín estaba muy ocupada en la Facultad de Periodismo de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz. No era para menos, puntualizaba los detalles finales de su tesis sobre los valores de la noticia en la Agencia Cubana de Noticias. Era la última etapa en cinco años de estudio de la carrera de periodismo, que culminó exitosamente.

Asignada a principios de septiembre a la redacción de semanario Adelante, sin dudas una escuela de periodistas, tuvo su bautismo de fuego en las coberturas en torno al paso destructor del huracán Irma por toda la costa norte cubana.

El cronista abordó un vehículo en el que viajaría el equipo de televisión, reporteros de la prensa escrita y de la radio local. Un amistoso saludo al fotógrafo de larga trayectoria Otilio Rivero, y al diligente reportero de Radio Camagüey Diosmel Galeano, del que fui “profe” y tutor. Un rostro le llamó la atención, pero antes de preguntar quién era la novata, prefirió un piropo sobre su juventud.

Otilio hace la segunda voz: Imagínate me mandaban con V… y la cambiaron por ella. Salimos ganando. La sonrisa generalizada puso fin a las presentaciones.

Mientras se toman imágenes de una grúa que extrae el tronco con raíces de un añoso árbol que custodiaba la entrada del Politécnico Industrial “Manuel Cañete Ramos”, en la ciudad de Camagüey, hasta que “Irma” arrebató su apacible sombra, por momentos parece que Malena se pierde de vista. En el rencuentro se sabe indagando por las tareas de recuperación de los daños en el centro formador de técnicos y obreros calificados.

Quiere la joven periodista saber también desde cuando están los árboles ahí, que han resistido el azote de varios ciclones. Pregunta a los vecinos mayores de edad, alguien le da una dirección de la persona que puede ser buen testimoniante. Todos responden que ya estaban ahí en el 1959. Al parecer, datan de los años en que esas instalaciones pertenecían al cuartel Monteagudo, de la Guardia Rural.

Cuando se trata de identificar al tipo de árbol que ha roto la cerca perimetral y arrastrado el cable telefónico con un par de postes, llama la atención cuando afirma que es un álamo: Yo lo sé, nací en el campo, allá en la comunidad de “Batalla de las Guásimas” (municipio de Vertientes).

Se le pide al fotógrafo una discreta foto de la recién estrenada reportera. Sería oportuno hacer constar el bautismo de fuego que Malena no imaginaba en las aulas. La primera referencia en el colectivo de prensa es que atiende los consejos, escucha a los colegas. La continúa práctica forjará su camino en la profesión periodistica.

Enlaces :

http://www.cadenagramonte.cu/articulos/ver/19341:instituto-politecnico-manuel-canete-cuartel-convertido-en-forjador-del-futuro

https://www.ecured.cu/Batalla_de_Las_Gu%C3%A1simas_%28Vertientes%29

https://www.ecured.cu/Universidad_de_Camag%C3%BCey_Ignacio_Agramonte_Loynaz

Redacción Cubaperiodistas
Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba

One thought on “El bautismo de fuego de Malena

  1. Excelente trabajo periodístico José Gilberto, al que hace años nos tienes acostumbrado, a la Malena creí conocerla, pero no sabía q conocía de nombre de árboles y ahora me doy cuenta del xq, pués en su terruño de Batalla de Las Guásimas pululan los álamos. La gente no se equivoca, sigue consejos y constantemente pregunta, según ella para no cometer errores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap