OTRAS NOTICIAS

Detrás de las cámaras, teclados y pantallas

Desktop5En el montaje y funcionamiento de la sala de prensa y de otras facilidades de telecomunicaciones para la cobertura de la visita del presidente Barack Obama a Cuba, estuvieron implicadas varias entidades cubanas, entre ellas ETECSA, Radiocuba, los ministerios de Comunicaciones, del Turismo, Copextel, el ICRT y otras empresas.

Para la Dirección General de Comunicaciones, del Mincom, fue una prueba de fuego donde sus dos departamentos, el de radioelectrónica y telecomunicaciones, tuvieron un amplio protagonismo. Para el primero su misión es proteger y gestionar el  espectro radioeléctrico y en esta oportunidad tuvo mucho trabajo al atender la solicitud de más de diez cadenas de televisión que solicitaron autorización para importar sus equipos de transmisión satelital, así como otras que trajeron equipos de comunicación para circuito cerrado.

Vista de la sala de prensa habilitada en el Hotel Habana Libre (Foto: Yoandry Avila)
Vista de la sala de prensa habilitada en el Hotel Habana Libre (Foto: Yoandry Avila)

Cada equipo que se importa, de forma temporal, debe tener una licencia, además es necesario definir la frecuencia en la cual van a transmitir para que no interfieran con las señales del radioespectro cubano.

Cuba es miembro de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU, siglas en inglés), y por ende debe respetar los diferentes acuerdos que emanan de esta, por lo que está obligada a proteger su radioespectro y no interferir con el de otros países del área.

El departamento de telecomunicaciones del Mincom, también estuvo muy activo en este evento. Son los encargados de controlar el uso adecuado de la frecuencia solicitada, si emplean el equipamiento declarado y si hay otra señal que pueda interferir.

Los asistentes a la sala de Prensa alabaron la velocidad de internet y en especial los corresponsales de las televisoras extranjeras quienes debían enviar sus reportes a través de esta vía. Para ello se implementó una velocidad de transmisión de datos entre 30 y 50 mgb.

DSC_1138Si importante fue la participación del Mincom con sus departamentos, no lo fue menos la de Etecsa, empresa encargada del montaje de la sala.

Según el ingeniero Javier Ferreiro Herrera, jefe de la sala de prensa, por esa entidad, ellos tuvieron como experiencias anteriores varios eventos de este tipo que se vienen sucediendo en el país desde 1998.

El primero de envergadura fue la visita a la isla de Su Santidad el Papa Juan Pablo II, ese año, cuando aún la internet en Cuba estaba en pañales, asegura Javier. Luego estuvieron las demás visitas papales, de Benedicto XVI y Francisco, y la Cumbre de la CELAC, la cual marca un hito dentro de nuestro trabajo.

Como Etecsa pasó de ser una empresa que brindaba inicialmente servicios de voz a una de tráfico de datos, ya no era solo internet, por ello se vieron obligados a dar un salto cualitativo y cuantitativo.

Al surgir la marca Nauta, con sus redes de Wifi, ganan en experiencia. Ello les posibilitó habilitar en el salón de los Embajadores y el Solidaridad, del hotel Tryp Habana Libre Meliá, una infraestructura sobre la base de fibra óptica, capaz de dar respuesta a los requerimientos tecnológicos para este tipo de cobertura.

La sala se diseñó para 1500 periodistas, afirma Ferreiro Herrera, distribuidos en acceso de 50 posiciones alámbricas a internet con PC de escritorio facilitadas por Copextel, y otras 50 posiciones para acceso alámbrico sin PC, con el objetivo de que el periodista usara su PC personal, para el resto se habilitó la señal Wifi.

Para que la visita de Barack Obama fuera un éxito y la prensa no tuviese deficiencias a la hora de hacer sus transmisiones Etecsa también, facilitó servicios telefonía fija, móvil, líneas de transmisión de datos y conducción de señales de televisión satelital.

Redacción Cubaperiodistas
Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba
Share via