NOTICIAS DESTACADAS »

Del Che nunca se podrá hablar en pasado

La editorial Pablo de la Torriente ha incorporado a su Catálogo títulos sobre la vida del Guerrillero Heroico

Pablo Noa Noa, promotor de la editorial Pablo de la Torriente

El Comandante en Jefe  Fidel Castro, en memorable discurso, señaló que del Che nunca se podrá hablar en pasado y esas palabras se convirtieron en inspiración necesaria para traer al presente el pensamiento, la obra y el ejemplo de Ernesto Guevara de la Serna.

Y precisamente es eso lo que ha tratado de materializar la editorial Pablo de la Torriente, de la Unión de Periodistas de Cuba, incorporando a su Catálogo títulos que contribuyan a divulgar la  trayectoria vital legada por el Guerrillero Heroico

En sus más de treinta años de labor, la editorial ha puesto a disposición de los lectores veinte títulos, en los que se abordan diversos aspectos de la vida del Che, algunos reeditados en varias oportunidades; además de doce historietas, todas estas obras realizadas por  profesionales de los medios.

Próximos al noventa cumpleaños del natalicio del Che, conversamos con el periodista y escritor villaclareño José Antonio Fulgueiras Domínguez, autor del título más reciente, El cronista se firma Che, que aún la poligrafía no ha entregado.

Sobre el Che han sido muchos los que se han inspirado y dedicado  sus obras ¿Qué temas has elegido para los tuyos y porqué?

‘Mis temas siempre han versado sobre la solidaridad del Che en el concepto más amplio  y sus valores humanos, los cuales escondía en el caparachón de un hombre áspero e inasequible, y en realidad era todo lo contrario. Mis libros siempre han partido de las valoraciones de otras personas que lo conocieron y estuvieron muy cerca de él,  y quienes en su recuerdo van definiendo su carácter y su forma de actuar. Cuando leas mis crónicas te darás cuenta que estás en presencia del hombre más humano del planeta.

‘En la Sierra Maestra realizaba consultas médicas a los campesinos, y en Bolivia, en los últimos días de su vida guerrillera, los minutos de descanso lo dedicada a extraerles los molares a los aldeanos, quienes por agradecimiento lo apodaron: ’El doctor Fernando saca muelas’.

¿Cómo has desarrollado el proceso de preparación, investigación y contactos con las fuentes que te han posibilitado llegar a los protagonistas y actores de los hechos que narras?

‘Empecé el contacto con la obra del Che cuando comencé el proceso de investigación para escribir el libro El Nombre de mis ideas sobre el legendario Comandante Víctor Bordón, tuve que dialogar con muchos combatientes de la Columna 8 Ciro Redondo, y siempre las conversaciones terminaban contándome anécdotas del Che. De ahí escribí mi otro libro Cerca del Che. También cuando publiqué el libro El Marabuzal, sobre el primer refuerzo enviado a Fidel a  la Sierra Maestra, conversé con otro grupo de compañeros  muy ligados al Guerrillero Heroico. También escribí Un canario junto al Che, publicado por una editorial en Islas Canarias, además del recorrido que hice en Bolivia en los años 2010, 2015 y 2016, por toda la ruta de su guerrilla y de  donde emergieron los libros El Che se viste de Blanco  y El Che regresa a Bolivia, este último patrocinado por una editora boliviana.

¿Cuál es la diferencia principal entre El Che se viste de blanco y El cronista se firma Che? ¿Cuáles fueron las motivaciones que te animaron a escribirlos?

‘El Che se viste de blanco son crónicas con los médicos cubanos y algunos combatientes y médicos bolivianos sobre la ayuda solidaria de Cuba en la medicina rural y urbana, uno de los anhelos del Che en ese país. Para ese libro logré hasta entrevistar al general Gary Prado participante en su captura, quien me confesó que desde el primer momento El Che le confesó que era médico internacionalista. El cronista se firma Che, por su parte, es una selección de las mejores crónicas que a mi parecer  le he  dedicado en Cuba y en Bolivia. Mis motivaciones sobre el Che crecen más cada día en la medida que me voy adentrado en su vida y en su obra.

De los libros que te han publicado, cinco los has dedicado a Ernesto Che Guevara, de los cuales dos llevan el sello de la editorial de los periodistas cubanos, si tuvieras que decidir por uno de los dos, cuál elegirías.

‘Mis libros son mis hijos. Ya tengo 25 y a todos los quiero igual. A cada rato voy al librero y los acuno en mis manos como si fueran niños que nunca se ponen viejos.

¿Te queda algo pendiente que contar sobre el Che?

‘Quiero escribir un libro sobre el humorismo y su sentido del humor que son dos palabras que tienen entre sí una gran diferencia. Poseía un humor cáustico muy original y sabía entender a los humoristas, de ahí su gran afiliación con Camilo Cienfuegos. No olvides que en la mayoría de las fotos el Che se está sonriendo. Un hombre amargo, como alguna gente lo quiere representar, no podría reírse de ese modo’.

Del incansable Fulgueiras, la Pablo ha publicado cuatro libros: El hombre por dentro, crónicas de su tránsito internacionalista en Angola; El perfume de las raíces, sobre la colaboración médica cubana en Gambia; El Che se viste de Blanco y El cronista se firma Che, tratados en esta entrevista, esperamos que el próximo también se integre al Catálogo de la Pablo de la Torriente.

Ver además

Las Tunas y Holguín clasificaron para Nacional de Softbol de la prensa

Reconocimiento a organizadores y cronistas deportivos

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.