Rafael Carela (al centro con camisa a cuadros), con el colectivo del periódico provincial Sierra Maestra, de Santiago de Cuba (Foto: Daniel Haudayer)

El periodista no concibe dejar de ser lo que es. Para muchos no es una profesión, se convierte en una condición como en el caso de Rafael Carela Ramos, quien recientemente se jubiló aunque continúa colaborando con las páginas del periódico santiaguero Sierra Maestra.

Por eso, su colectivo decidió hacerle un homenaje por los 30 años que entregó a la profesión. Primero, en el periódico El Combatiente, donde fue director y luego, en el Sierra Maestra, donde tuvo varias responsabilidades como auxiliar de información, Jefe de Redacción, secretario del Núcleo del Partido y sobre todo, la de hacer  un periodismo bajo los principios de esta Revolución.

Su voz se ha escuchado contra las injusticias y para denunciar problemas de la sociedad.

Su pluma fue parte incansable en la lucha por la liberación de los Cinco y aún sigue exponiendo en sus letras las injusticias del bloqueo económico impuesto por los Estados Unidos a Cuba.

El periodismo es una pasión insaciable que él conoce, por eso, se niega al retiro y sus cuartillas oportunas siguen siendo cómplices de la cotidianidad periodística del colectivo del Sierra Maestra.

En medio de anécdotas y recuerdos, Carela o Rafacar,  como le llaman algunos, reflexionó: “El encuentro con mis compañeros de trabajo tiene para mí el valor del reconocimiento leal frente al olvido. El reconocimiento estimula al espíritu, ajeno al olvido que es lo peor que le pudiera ocurrir a un jubilado.

“Todavía me despierto pensando que algo debo hacer, y cuando compruebo que no tengo una tarea concreta, me siento frente a un mar tranquilo o un desierto infinito; pero la vida me trae a la realidad y vuelvo a formar parte de este colectivo que me ha permitido seguir colaborando con sistematicidad mediante mis artículos. Por eso me siento sumamente agradecido.”

 

Yamilé C. Mateo Arañó/ Cubaperiodistas

Ver además

De nuestra prensa / La solidaridad sobrevive al dolor

La labor del reportero se sobrepone a las situaciones más difíciles

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.