El realizador Bárbaro Cabezas, junto al director de fotografía Emilio Cachán. (Foto: Ismary Barcia)

Confiesa Bárbaro Cabezas que tras 15 años como documentalista, y más de veinte como realizador audiovisual, nunca se había atrevido a hacer un documental sobre la efeméride más trascendente en la historia de su Cienfuegos.

Fue su última producción, Milicianas del tiempo, obra que antologa la participación de mujeres cienfuegueras en Girón, la pieza que definitivamente lo preparó para su más reciente entrega.

“Cuando la primera Secretaria del Partido Lidia Ester Brunet Nodarse, nos sugiere hacer un documental sobre el aniversario 60 del levantamiento popular armado del 5 de septiembre de 1957, ya estaba ese precedente, como un desafío.

“Desde siempre primaron en mi muchos deseos de trabajar sobre el patrimonio histórico, pero pese a contar con fuertes antecedentes de otros realizadores de la provincia, llegar al nivel del 5 de septiembre… (hace un gesto que expresa admiración) , de manera que tenía que ganar confianza y sentirme con un nivel de madurez adecuado para emprender una obra de ese nivel y profundidad”.

El discípulo del célebre cineasta cubano Octavio Cortázar visionó todos los audiovisuales que sobre la gesta se hicieron a lo largo de seis décadas, y llamó a su lado a otros dos consagrados realizadores: Omar George, “con una carrera envidiable y un oficio de reportero e investigador; y a Emilio Cachán, que tiene una intuición y un (bien ganado) prestigio como fotógrafo.

“Ya éramos tres cerebros para cumplir con lo que quiere el público cienfueguero: una historia, que no es la historia del 5 de septiembre, en el sentido cronológico o estrictamente anecdótico, sino la del enfrentamiento del hombre con la muerte; ese es el tema.

“Una llama sobre cien fuegos —que es su título literal—, participa de un modo de hacer el audiovisual desde otra visión, donde los mismos combatientes entrevistados —más que la propia historia—, comienzan a hablar de sus inquietudes, de aquellos momentos que estaban viviendo, de sus miedos, de incertidumbre, de dudas, de su pensamiento en los que dejaron atrás, del dolor ante la muerte de un amigo. Son elementos que trata la obra, e incluye los del gran protagonista del documental, el comandante Julio Camacho Aguilera, a sus 92 años”.

Omar George, Bárbaro Cabezas y Emilio Cachán. (Foto: Ismary Barcia)

EL GUION

Omar George, es una autoridad del periodismo en televisión. Desde los ’80 del pasado siglo sentó cátedra en esta materia en el país, y en su ciudad natal continúa siendo el rostro más entrañable de la televisión.

Pero con este proyecto, el Premio Nacional de Periodismo José Martí asumió un nuevo reto para su currículo. “Desde que Bárbaro Cabezas me pidió que hiciera el guión, estuvimos en perfecta sintonía de cómo pensamos acerca del tratamiento de la historia en el audiovisual. Me encomendó que, sin dejar de tocar los hechos concretos que fueron marcando aquella sublevación, hiciera énfasis en las motivaciones más profundas de sus protagonistas, en sus contradicciones, temores, expectativas, en todo lo que da la dimensión humana ante un hecho histórico, y así me propuse estructurarlo, buscando pulsar esos resortes”.

Según sus consideraciones, con este documental no asistiremos a una cronología exacta de los hechos de aquella madrugada de septiembre, sino a vivir un fragmento de la vida de aquellos hombres que asaltaron la madrugada, como diría el poeta Lázaro García.

“Esto obedece a una concepción compartida, de que la historia a la altura de los requerimientos de la contemporaneidad, tiene que se abordada de forma diferente, que no se quede en el recuento, ni en la enseñanza memorística, sino también en buscar una manera sin renunciar al espectáculo y al rigor histórico”.

La investigación apeló a recursos que refuerzan la objetividad, trabajaron con documentos, fotos; se nutrieron de la enjundiosa investigación realizada a cuatro manos entre Andrés García Suárez y Orlando García Martínez, cuyo libro se presentará igualmente el próximo 3 de septiembre; consultaron entrevistas a participantes, además de las referencias halladas con el aporte valioso de la oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado y del Instituto de Historia de Cuba.

CÁMARAS, LUCES, ACCION: LA FOTOGRAFÍA

La labor de Emilio Cachán, cámara en mano, afirma, comulga con el objetivo de la pieza. “De hecho, existió un estudio previo de toda la fotografía y los audiovisuales existentes —no para no parecernos a nadie—, sino para definir el modo en que contábamos una historia de sentimientos; porque aunque bordeamos los hechos, por sentido común, lo que hicimos fue recrear esos sentimientos, esas emociones, de participantes que ya pasan todos de los 80 años, con imágenes.

“En los exteriores, nos concentramos en las fotografías originales, y las recreamos con la escena actual; incluso, como aquel 5 de septiembre estaba lloviendo, para hacer este tipo de tomas hemos tenido que esperar a cuando llueve con tal de simular esas condiciones. Pero no se trata de una reconstrucción estricta, sino de llevar las fotos del suceso a la actualidad, para que las personas reconozcan los sitios a través de un monumento, una imagen, un detalle…

“Desde el punto de vista fotográfico el documental es bastante sencillo, pero como son personas mayores, hubo que maquillarlos para trabajar los acercamientos a la hora de plasmar sus emociones, utilizando planos preferiblemente de cine; y hemos utilizado script, maquillistas…, y en cuanto a ayuda recibimos un apoyo inmenso: de las autoridades, de la gente en cada locación, sencillamente porque el 5 de septiembre es el 5 de septiembre…, es Cienfuegos”.

Tomado del periódico 5 de septiembre

Ver además

Víctor Hugo Morales: Ley de medios en Argentina intentó parir poder

Pocas horas después de que lo echaran del canal de noticias por sus ideas políticas,

Comente

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.