La libertad de expresión
la demuestra el ser viviente
cuando dice lo que siente
de la voz al corazón.
Cuando expone su razón
de lo humano y lo divino,
cuando traza su camino
hacia una imagen veraz,
porque todo lo demás
es un puro cuento chino.

Libertad sin cortapisa
es la que sacas del alma,
como si fuera una palma
con su penacho a la brisa.
Hablar en forma precisa
de presente y porvenir
ser leal, nunca mentir
y escuchar la voz obrera,
porque la mayor sordera
es la que no quiere oír.

Expresión es ideario
libre del hombre sincero.
El que habla por el dinero
tan solo es un mercenario.
Poner el vocabulario
digno como un buen cubano,
ser libre y ser soberano
por un sueño con amor,
como el que lleva una flor
de humanismo en cada mano.

Félix preparó equipaje
y partió a escribir la vida,
pero una bala homicida
le estrujó su reportaje.
Dejó solo el titulaje,
su historia quedó inconclusa,
pero alguien tomó su musa
y la extendió por la tierra,
y a la vera de La Sierra
escribe Félix Elmuza.

Martí libertad tenía
en la voz y en su tintero.
Puso su ejemplo primero
a todo lo que decía.
Cuentan que en España un día
alguien le gritó: “Martí
porque usted no dijo allí,
en su patria, todo eso:
“Por decirlo caí preso,
por eso es que estoy aquí.”

Martí expuso su ideal,
dentro del imperio mismo,
le llamo al imperialismo
Norte revuelto y brutal.
Nunca desvío el caudal
de su río transparente,
por eso que un Mayo ardiente
bajo los cedros frondíos,
lo encontraron en Dos Ríos
con una pluma en la frente.

Expresión la de Fidel
cuando dijo en el Moncada
que no hay idea enrejada
para el hombre puro y fiel.
Fidel llevaba en su piel
al periodista de acción,
hilvanó su reflexión
con ardor y poesía.
Escribió lo que sentía:
¡Y eso sí es libre expresión!

Ver además

ALBA-TCP, el camino es el de la integración

El camino es el de la integración latinomericana

Comentarios

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.