“El camino actual es la segunda independencia de nuestra América”. Stella Calloni

“Hay que explicarles a los jóvenes de nuestros países sobre muchas situaciones, hechos y conceptos. Rememorar nuestra historia, la de nuestros antepasados y la actual, de profundísima riqueza. Ejemplo de ello es que a los jóvenes les hablamos ahora sobre la Doctrina de Seguridad Nacional y desconocen de qué se trata. Tendríamos que decirles que es la Guerra fría o las dictaduras de seguridad nacional, como les llamamos en el Sur. A cada uno debemos y tenemos que trasladarles nuestros testimonios personales de lucha, al igual que debemos y tenemos que ocuparnos de explicar acerca de otro tema gravísimo, y es el referido a la recolonización de los medios, de la academia, de la palabra… Definitivamente, a la recolonización cultural.”stella-calloni

Así expresó la periodista, escritora y luchadora argentina Stella Calloni, en conferencia de prensa efectuada en la sede de la Casa de las Américas, en esta capital, donde participó como jurado del Premio Literario Casa 2017. Su presencia, siempre será de gran satisfacción en Cuba al ser una de las más prominentes defensoras de las causas justas de nuestra América y un baluarte de lucha antimperialista contra los regímenes oligárquicos que han azotado a su país durante años.

Destacó que “en todos los momentos y en sus alegatos, el Comandante en Jefe Fidel Castro habló sobre la Batalla de las Ideas, la Batalla cultural, fueron momentos en que no se comprendió, que si nosotros retrocedemos culturalmente, somos presa fácil de los proyectos de recolonización que existen en estos momentos por parte de las oligarquías, como tampoco comprendimos acerca de entretenimientos brutales como Bailando con los sueños, Gran hermano… proyectos comunicacionales que funcionaron en toda América Latina, y que resultaron bien pensados para su labor de desconcientización de la población; programas televisivos y radiales absurdos que se apoyan en la mentira. Y estas han sido algunas de sus consecuencias al partir de una masa popular que creyó en todo esto, sin tenerse en cuenta que lo primero que hay que salvar es la cultura, como subrayase Fidel”.

Rememoró al presidente venezolano Hugo Rafael Chávez, “quien tanto insistió en la emancipación y unidad latinoamericana y en la necesidad de que el primer hecho que tenemos que eliminar es nuestra dependencia. Aún lo somos. Tan solo Cuba, auténticamente, es el único país independiente en todo este continente”.

Calloni denunció la injerencia de organizaciones y fundaciones las que, bajo un manto de ayuda o cooperación, han coadyuvado silenciosamente al logro de la desestabilización de muchos países durante los últimos años: “Estas ocuparon nuestra región con sus organizaciones no gubernamentales, las que se han remitido hacia los lugares más insólitos (…) Recordemos la presencia de muchas organizaciones de ese tipo, apoyadas y financiadas por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) -1952 en Bolivia, por ejemplo-, al igual que la presencia y el poder de los grupos mafiosos cubanos de Miami, incorporados también a la Operación Cóndor.

“Tenemos mucha justicia aún que exigir”, afirmó para explicar seguidamente que: “En mi caso estoy preparando otro trabajo sobre la Operación Cóndor en América Latina donde exigimos la petición de un juicio a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Desconozco si llegará a servir de mucho pero, al menos, damos a conocer un gran número de historias no contadas; muchas sobre esta terrible situación de silencio que ha provocado que el 95 % de la información que se maneja en el mundo se haga a través de los poderes hegemónicos. En la Argentina, tan solo tenemos portales de comunicación en las redes confeccionados por jóvenes, pues Mauricio Macri disolvió la ley de medios. Tanto él como sus ministros, pertenecen a fundaciones de comunicación de Estados Unidos -como es el caso de la USAID-, y con grupos conectados muy directamente a la CIA, entre ellos, la policía. Así hemos observado cómo mediante los parlamentos, los medios y la justicia en manos de la reacción oligárquica han podido realizarse todo tipo de golpe de estado”.

Subrayó la reconocida luchadora argentina que “esta fue la lucha de nuestros gobiernos, los que gobernaban sin el poder, que continuó en manos de los sectores militares y de los grandes grupos económicos (…) De los dueños de las normas psicológicas en las que se incluyen todos los recursos con vista a desestabilizar a una sociedad o proceso izquierdista, y de cómo utilizarse todos los elementos de debilidad gubernamental de cada país…Esta situación implica un estudio de análisis e investigación sumamente interesante. Es la experiencia latinoamericana de siempre (…) Nuestro deber actual -y ahora más que nunca-, es informar y, en especial, a la gran masa de jóvenes argentinos, muchos de los cuales han despertado. Actualmente, estamos en un período de nuevos movimientos universitarios extraordinarios -en Colombia ocurre igual-, que están tomando un lugar de vanguardia. Todo es sumamente importante, como también lo es que nuestros jóvenes sepan quién es el enemigo y sus retos contra nosotros”.

En otra parte de su intervención, Stella Calloni reveló que “ahora, nos hemos impuesto la realización de un movimiento latinoamericano informativo con vista al traslado de información hacia aquellos compañeros dispuestos a militar en nuestras filas; informaciones que también aspiramos a extender hacia Europa. Tenemos que unirnos ahora más que nunca. Este es el  momento.

“Es por ello que agradezco muchísimo a la Casa de las Américas que incluya el género de Literatura testimonial en su Premio anual, y que la Casa continúe siendo la cabeza principal de nuestra resistencia cultural. Si no llegamos a conocer al enemigo al cual nos enfrentamos, entonces hemos perdido un lugar en América Latina. El camino actual es la segunda independencia de nuestra América. De cada uno de nosotros depende el futuro y la suerte de ella. Recordemos a nuestros próceres y a todos aquellos que aspiraron a hacer de América Latina, una gran tierra soberana e independiente”.

Por  Astrid Barnet

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.