Katia Siberia, en la Casa de la Prensa de Ciego de Avila (Foto: Albert Fajardo)
Katia Siberia, en la Casa de la Prensa de Ciego de Avila (Foto: Albert Fajardo)

Les confieso que cuando la vi por primera vez, no imaginaba que aquella joven de pequeña estatura, cumpliera la máxima de Martí cuando dijo: “Hay que elevarse tan alto como los montes para  ser visto de lejos”, de acuerdo a lo que pude leer en sus artículos periodísticos cargados de frescura, imaginación, valentía y uso atractivo de la palabra.

En varios momentos, al obtener por segunda ocasión consecutiva el premio nacional de periodismo “Juan Gualberto Gómez”, su nombre recorrió la ruta de las páginas digitales e impresa de la prensa escrita, la radio y la televisión, donde lució como una joven bella y talentosa, con sus premios a cuestas.

Mis dudas quedaron esclarecidas cuando en el Noticiero Nacional de Televisión informaron que la periodista avileña Katia Siberia García, recibió sendos premios en Reportaje y Crónica y una mención en el concurso nacional de periodismo “26 de Julio” que convoca la UPEC.

Haciendo realidad la manida frase “que perfume bueno viene en frasco pequeño”, Katia Siberia García se ratifica como una de las mejores jóvenes periodistas en Ciego de Avila y del país.

Por: Enrique Dámaso Rodríguez Betancourt
Foto: Albert Fajardo Jiménez

Ver además

La entrevista, posible puente roto

Reseña de un libro de Waldo Leyva

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.