Congreso de la UPEC Revista Bohemia
NOTAS DESTACADAS

Revista Bohemia: «tinta» nueva para la decana

«La UPEC apostó por proyectos nacidos en los medios. Ustedes tienen que discutir cuál será el de esta revista y definir mejor qué Bohemia quieren en el siglo XXI. Buscamos una transformación de fondo del sistema de prensa del país que debe partir del análisis de fondo en los colectivos». Ese fue, probablemente, el mensaje más a la medida que el presidente nacional de los periodistas, Ricardo Ronquillo Bello, trasmitió al colectivo de esta publicación-emblema, en su asamblea XI Congreso.

Porque, cubanísima como corresponde, la reunión hizo visibles tanto la terca (buena) voluntad de hacer mejor las cosas como el desconcierto ante problemáticas demasiado prolongadas en el tiempo —«crisis de dirección», recoge el informe sin ningún anestésico— que afectan el estado político moral de la plantilla y, en particular, la marcha unida a su proyecto en los tiempos de los proyectos.

El balance de lastres pasó por la precariedad material —equipamiento informático, de fotografía y transporte—, la treintena de miembros de la UPEC carentes en casa de conexión a internet, los tropiezos en la distribución y la comercialización del producto impreso y el fardo de sufrir incumplimientos de las contrapartes empresariales que, a la larga, se erigen en muros de cara a un trabajo comunicacional que solo «se realiza» en poder de las audiencias.

A ello hay que unir que, como el resto de los medios del país, Bohemia vive el déjà vu de remitir a la agenda de la sesión nacional del XI Congreso, en julio próximo… ¡la urgencia de mejorar el salario del gremio! Sobre ese tema, una intervención casi fugaz llamó la atención de Cubaperiodistas: jubilado desde hace varios años con pensión de 2000 pesos y de vuelta al trabajo, por pura presión económica, el diseñador Nelson González (se) preguntó: «¿Cuándo podré jubilarme de verdad?».

Es otro cuadro complicado en la amplia galería de nuestra prensa, pero ello no impidió que los profesionales de la revista destacaran en las coberturas de crisis vividas en el Occidente, ni que enviaran unos 30 trabajos a concursos en los últimos cinco años y sacaran de ellos premios de todo calibre, ni que dejaran de acompañar los esfuerzos de la Presidencia nacional para ayudar a nuestros enfermos, jubilados y damnificados por cualquier causa.

Presiones materiales a un lado, lo mejor de la asamblea es que puso a los colegas de Bohemia en la senda de la discusión del gran tema del avance. Al reportero Toni Pradas le preocupan indefiniciones en torno a un libro de estilo e incoherencias en las dinámicas de las revistas digital e impresa, así como la insuficiente capacitación —«sobre todo a los recién llegados»— sobre el periodismo de investigación.

En esa misma cuerda, la joven Lilian Knight aprecia ausencia de precisión en torno a procedimientos que establezcan cómo organizar un equipo en situaciones determinadas. Ella llamó a fijar pautas de arranque de ese periodismo de investigación que marcó «el sello» de la revista por décadas.

Mariana Camejo, jefa de la página web, refirió los complejos requerimientos de la verdadera transmedialidad y la necesidad de pensar los trabajos como proyectos que involucren no solo a varias personas, sino a varias especialidades. Con la audacia de la juventud, Mariana ventiló sus dudas sobre el proyecto de la nueva Bohemia, que aún tiene, para ella, «muchas cosas en el aire».

Ahí, Ronquillo intercaló otra explicación del experimento de gestión que arrancará con 16 medios muy variopintos de todo el país: los colectivos decidirán con autonomía tanto la plantilla de cargos —en función de sus cambios— como la gestión editorial y material, con equipos de economía, publicidad, patrocinio… cortados a medida, con tijera propia.

Ello requiere mucha audacia, como la mostrada en la reunión por el subdirector informativo, Igor Guilarte, quien advirtió que lo principal para el cambio no es un nuevo director, sino lo que haga todo el colectivo: «¿Cuántos trabajamos en el proyecto de la UPEC? ¿Cuándo mereceremos el renombre de nuestra revista? Lo primero que hay que empezar a cambiar es la manera en que escribimos. Si yo quiero pedir algo, antes debo demostrar que puedo responder», afirmó luego de acotar, en torno a las mediaciones externas, que como jefe él tiene la facultad de tomarlas, dejarlas o adaptarlas.

Igor Guilarte hizo una aguda intervención.

El joven subdirector convocó a rescatar la identidad del medio y a convertir en procesos aquellas prácticas y procedimientos avalados por el éxito.

Durante el debate, la periodista Sahily Tabares propuso a la UPEC emprender eventos que ayuden, desde la mirada de varios especialistas de los medios, la comunicación en general, la academia y el arte, a discutir y perfeccionar la imagen del país que ofrece la prensa. «Además de la tecnología, hace falta el conocimiento de cómo contar las historias», afirmó Tabares.

Finalmente, Ricardo Ronquillo invitó a los colegas de Bohemia a superar la incertidumbre y a dar al sistema de prensa una nueva energía, una fe, una esperanza. Para ello, destacó la fortaleza única que tiene la revista: la vecindad inmediata con la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de La Habana, lo que propicia que estudiantes de aquella se integren, nutriéndolos, a los proyectos de la editora.

El presidente de la UPEC dijo que esta es una oportunidad de cambio inédita, amparada en instrumentos legales, y se detuvo en la pertinencia, para hacerla valer, de las categorías de continuidad y ruptura: «En el siglo XXI tienen que mantener el legado de la Bohemia histórica, pero también tienen que ser otra cosa».

Enrique Milanés León
Enrique Milanés León
Forma partede la redacción de Cubaperiodistas. Recibió el Premio Patria en reconocimiento a sus virtudes y prestigio profesional otorgado por la Sociedad Cultural José Martí. También ha obtenido el Premio Juan Gualberto Gómez, de la UPEC, por la obra del año.

One thought on “Revista Bohemia: «tinta» nueva para la decana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *