fbpx
OTRAS NOTICIAS

La prensa que queremos

La necesidad de hacer un periodismo que se parezca más a su público, responda a sus interrogantes en un lenguaje claro y directo, se mantenga al tanto de las polémicas y las refleje desde un punto de vista crítico, fueron las premisas de la reunión del equipo de Cubadebate y la Mesa Redonda este martes 29 de junio dedicada a intercambiar acerca de los planteamientos del reciente congreso partidista sobre la prensa nacional.

En relación a los dos medios se analizaron fortalezas y debilidades y en cuanto a cómo han funcionado sus dinámicas laborales ante la actual situación epidemiológica. Para Edilberto Carmona, jefe del Departamento de Producción Multimedia, apremia hacer un trabajo que no solo esté regido por el reportero, sino por el equipo en general, así como integrar el diseño, la comunicación y las ciencias de la información para concebir productos más completos.

Carmona se refirió también al acceso a la información como uno de los principales problemas que frenan el ejercicio eficaz del periodismo. “Existe una percepción de las fuentes hacia los medios de comunicación, con respecto a cuáles deben darle la información y a cuáles no, situación que nos afecta. Además, se demoran demasiado en responder”.

En la cita se debatió asimismo sobre la importancia de estar al tanto de las inquietudes que la ciudadanía refleja a través de Internet. “No solo tenemos que saber identificar las noticias sino también cómo tratarlas. Debemos estar en las redes sociales para palpar los contenidos necesarios”, opinó el periodista Oliver Zamora.

Por su parte, la periodista Lisandra Fariñas insistió en que si la información no es dada en tiempo, le pasa factura al medio dada la dinámica de las redes sociales. “Tenemos que estar a la delantera en los temas polémicos”, expresó.

En la reunión fue tratada además la problemática del triunfalismo como un factor presente en todos los sectores de nuestro país, lo que genera un reflejo discursivo similar en la prensa. Otros temas abordados en el debate fueron la importancia de “potabilizar” el lenguaje, de hacerlo más accesible a todos, prestar más atención a los comentarios de la propia página y velar porque las rutinas productivas no ralenticen el trabajo.

“Nuestra profesión se afinca en rutinas productivas, pero no puede caer en la rutinización. La fuerza del periodismo es sorprender. No hay noticia pequeña. Lo que trasciende y se queda es el aporte que se puede hacer desde el trabajo, porque el objetivo es hacer un recuento de la realidad”, afirmó Arleen Rodríguez Derivet.

A pesar de la situación epidemiológica, Cubadebate y la Mesa Redonda se han reinventado e incrementado su producción audiovisual y buscado formas más efectivas de aclarar las dudas respecto al proceso de cambios por el que atraviesa el país actualmente.

“El programa se mantuvo al aire y tuvo que adaptarse a nuevas dinámicas, porque muchos se realizaron en el Palacio de la Revolución, con la participación constante del presidente y de los ministros. Esto le dio un nuevo aire la Mesa Redonda y permitió que se trataran los temas con mayor profundidad”, afirmó Oscar Figueredo, coordinador editorial del medio.

Ania Terrero destacó los cambios de la prensa nacional en los últimos años. “Tenemos que sentarnos a debatir nuestras limitaciones. Pero, al mismo tiempo, debemos darnos cuenta de que los periodistas somos seres humanos como todo el mundo. Estamos trabajando a través de WhastApp y, a pesar de eso, también hacemos cosas buenas que le están llegando a la gente en medio de una situación compleja”.

Figueredo destacó que, a pesar de eso, aún queda mucho por mejorar. “Necesitamos hacer un periodismo de mayor calidad, de más investigación… mucho más reflexivo. Hay que encontrar más maneras de narrar. Hay que conectar con los jóvenes y potenciar la multimedialidad para continuar fortaleciendo nuestra marca”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap