OTRAS NOTICIAS

Crónicas desde el centro del país: Las certezas de una Santa (I)

La Santa o Santica, como todos la conocen en el barrio de La Piñera (Foto: BD)
La Santa o Santica, como todos la conocen en el barrio de La Piñera (Foto: BD)

“Me voy de aquí satisfecha. Se me han abierto nuevas ideas para ver si con mi gente del barrio podemos hacer muchas cosas más que mejoren nuestras vidas y nos garanticen un mejor futuro”. Así comentó ante las personas presentes con la seguridad que brinda el conocimiento, Mirta Rosa Doyle Johnson.

Mi Santica o mi Santa, así es conocida la líder comunitaria del avileño barrio La Piñera, que había sido invitada a los debates entre profesionales de la comunicación con la convocatoria de la Unión de Periodistas de Cuba para el  Encuentro Regional de Género y Comunicación en el centro del país. Como hace más de 20 años, en la ocasión, fue decisiva la alianza con la Federación de Mujeres Cubanas y la Asociación de Comunicadores Sociales.

Con la pretensión de socializar prácticas para contar con medios de comunicación inclusivos, participativos, cercanos a sus audiencias que puedan ser reconocidas como críticas, en tanto, las propuestas comunicativas susciten la reflexión, problematicen e indaguen en las causas para contribuir a soluciones por seres humanos plenos, no era raro que representantes del Partido Comunista de Cuba en la provincia sede compartieran con quienes participamos en las diferentes jornadas, que han tenido como llamado: “Crisis, género y comunicación: una tríada invisible”.

Testimonios de mujeres carboneras, boxeadoras, rurales, hiphopers, directivas, amas de casa, artistas, de diferentes edades, orígenes y contextos  se conocieron entre las propuestas de ponencias investigadas desde la academia o de productos comunicativos de radio, televisión, prensa impresa o digital, que cada vez más, miran hacia problemáticas que enfrenta el ser humano desde la Cuba del siglo XXI.

La Santa en el debate
La Santa en el debate

Cuando el debate se detuvo en la necesidad de una estrategia para contar con adultos  de mayor calidad de vida,  en sugerencias de eliminación de barreras arquitectónicas para la adultez mayor o en la multiplicación de Círculos de abuelos como los Círculos Infantiles para que las personas se reúnan con quienes llevan sus mismos intereses, la especial invitada nos confesó: “Casi estoy en la tercera edad, pero camino mucho, porque lo que más me preocupa es que las piernas me fallen y no pueda bailar”.

Así movió la hilaridad en el auditórium quien con 59 años cumplidos disfruta de una complexión física fuerte y una proverbial locuacidad amparada por un sistema de ideas, que moviliza todo su ser.

Sus andares por el área del Consejo Popular Alfredo Gutiérrez Lugones en Ciego de Ávila, desde su cargo de presidenta es justamente para representar a su comunidad, conocer cómo viven, cómo piensan y cómo pueden de conjunto enrumbar soluciones. Esa práctica le ha brindado mucho conocimiento no sólo de los seres humanos, de la infancia sino también de claves que se precisan visibilizar.

Entre las exhortaciones que la Santa ofreció a profesionales de la comunicación estuvo el promover mucho la vida y obra de Fidel Castro, “las niñas y los niños de mi comunidad son muy pequeños y no le pudieron ver joven, fuerte, ni en todas las cosas que hizo y es nuestro deber que conozcan cómo llegamos hasta aquí. Es nuestra responsabilidad en la familia, en el barrio, y también desde la prensa. Los noventa cumpleaños son un buen pretexto para no abandonar esta idea para las generaciones jóvenes”.

Y es que a esta Santa que pocos identifican como Mirta Rosa, le conocimos una noche, en su comunidad enclavada hacia el sur de la ciudad de Ciego de Ávila. Quienes participamos de tres intensas jornadas en el Encuentro Regional de Género y Comunicación en el centro del país y llegamos por invitación de la FMC al barrio de La Piñera, conversamos, sonreímos y hasta bailamos como si estuviéramos en la familia de siempre.

Allí nos recibieron muchas mujeres y muchas niñas y niños, pero esa, será otra historia que nos ayude a saborear mejor las certezas de mi Santa.

Redacción Cubaperiodistas
Sitio de la Unión de Periodistas de Cuba