¿Cómo lograr una efectiva generación de contenidos acorde con los momentos actuales? ¿Cómo responder hoy a las exigencias de los públicos? ¿Cuál es el rol de los periodistas cubanos en la construcción de un nuevo modelo de prensa? Alrededor de estas interrogantes fundamentales giraron los debates en la asamblea de balance de la Unión de Periodistas de Cuba (Upec) en Pinar del Río.

“Todavía no es el mismo el liderazgo que la Upec tiene en cada medio”, dijo Félix Témerez Martínez, presidente de la organización en el territorio occidental . “Las situaciones y los contextos de los medios no son iguales y los máximos responsables en cada lugar, dígase editores, directores, presidentes y directivos de la Upec, deben continuar contribuyendo con acciones a un ambiente profesional y humano más favorable todavía, en el orden de las motivaciones”.

“Solo la creatividad y el compromiso han logrado mantener y mejorar el quehacer en sitios como Radio Sandino, Radio Minas y Radio Guamá, pues una parte importante de las plazas han estado vacantes, precisó.

Belkys Pérez Cruz, jefa del departamento informativo de Tele Pinar, insistió en la importancia de la autosuperación para la adquisición de herramientas necesarias en el ejercicio de la profesión, así como la práctica de indagar constantemente las necesidades de los televidentes.

“El número de seguidores de la programación del telecentro y de su presencia en las redes sociales ha aumentado, no solo porque la gente quiere saber más de su territorio, sino por cómo lo hacemos.  No obstante, seguimos perdiendo tiempo de pantalla con coberturas que a nadie le interesa. Los programas y noticieros no pueden estar llenos de actos y reuniones; deben reflejar otras cuestiones de la cotidianidad”, subrayó.

Los programas de participación ciudadana, logrados hace algún tiempo, constituyen una vía de acercarse a los reclamos populares en Vueltabajo. En ese sentido, descuella Pinar con vida, de la emisora Radio Guamá, al cual acuden directivos de la provincia y en una hora y 40 minutos de transmisión responden en vivo las interrogantes de los radioyentes, referidas a diversidad de temas.
Son los medios y los periodistas eslabones vitales entre las instituciones y el pueblo, entre el gobierno y sus electores, espacios en los cuales el tráfico de información debe ser mutua, recíproca, bilateral, apuntó Témerez Martínez.

En Pinar del Río los periodistas participan en la conformación de las agendas de sus medios y se intensifica la intencionalidad de los directores informativos y generales en la profusión de trabajos más cercanos a los problemas de la población y de las instituciones.

Cada medio de diversas maneras- ya sea en comisiones de calidad y hasta en un observatorio, como es el caso de Tele Pinar- evalúa, rectifica, propone y ajusta su quehacer informativo.

Ernesto Osorio Roque, director del semanario Guerrillero, resaltó la trascendencia de lograr una construcción colectiva y de “profundizar en el periodismo que hacemos”.

Lo fundamental es continuar al lado de los lectores, más allá de que hay periodistas que no quieren asumir compromisos ni buscarse “líos con nadie”, detalló.

Con la presencia de casi la totalidad de la presidencia nacional de la organizaciónUpec y de autoridades gubernamentales y del Partido en la provincia, tuvo lugar el encuentro dirigido a dialogar acerca de los retos de la profesión y los resultados y desaciertos en el periodo comprendido entre julio de 2018 y marzo de este año.

Otros datos subrayados en el encuentro indican que la provincia cuenta con 95 miembros de la organización; en tanto 13 nuevos profesionales ingresaron a la Upec en la etapa, la mayor parte, jóvenes. Diecinueve de los 36 graduados en Pinar del Río, o sea el 52,7 por ciento, no están en los medios de prensa del territorio; de ahí el reto de lograr mayor motivación en las nuevas generaciones.

Se evidenció que el vínculo con las fuentes ha mejorado ostensiblemente en los últimos años; sin embargo, aún persiste desconocimiento por parte de algunos directivos en torno al funcionamiento de la prensa, debido a la incorporación reciente a sus cargos, la no presencia de dirigentes principales en los programas de participación popular.

En un segundo momento de la reunión se informó que el proceso de consulta y actualización del Código de Ética se desarrolló de octubre a diciembre del año pasado, en 190 delegaciones de base del país. Asimismo, que el 19 de marzo se aprobó el nuevo proyecto del Código, a partir de las 693 propuestas directas de los miembros de la Upec; por lo cual, todos los artículos se modificaron, así como el título, introducción y disposiciones finales.

Ricardo Ronquillo Bello, presidente de la Upec dijo que el gran reto impuesto por el X Congreso de la organización fue la construcción de un nuevo modelo de prensa pública para el socialismo. “Si no lo hacemos, un día podremos tener prensa pública, pero no la influencia pública.

“Tenemos una Política de comunicación del Estado y el Gobierno, y ahora, adicionalmente, una nueva Constitución de la República, lo cual favorece las condiciones para un nuevo sistema de medios en el país. Aunque no hemos resuelto todos los problemas que tiene la prensa, como la remuneración en correspondencia con su responsabilidad social y la necesidad de darle coherencia a la gestión de medios públicos”, concluyó.