NOTICIAS SUGERIDAS »

Facultad de Comunicación: Al pan pan y al vino…

Un programa que llama las cosas por su nombre, que no busca víctimas ni victimarios sino soluciones.

De izquierda a derecha: Rocío Baró, Maribel Acosta, Mónica Lugones, Zenaida Costales y estudiantes de Fcom debatiendo sobre el tema Docencia.

Nexos Radio escuchando la Universidad, conectando a la juventud, Universidad interactiva, recorriendo caminos universitarios…

Para los estudiantes de la Facultad de Comunicación (Fcom) de la Universidad de La Habana (UH) estas palabras no resultan ajenas, incluso sin mirar el reloj sabrían que son las 12:45 p.m.

Y es que, a esa misma hora, desde el 24 de abril (fecha de inauguración del estudio de radio) en la cafetería, pasillos y lobbies de Fcom concurren todos para escuchar Al pan pan, un programa que llama las cosas por su nombre, que no busca víctimas ni victimarios sino soluciones.

La idea original de Raúl Garcés Corra, decano de la facultad, junto con Max Barbosa Miranda, licenciado en Periodismo y profesor de la institución, se materializó con el apoyo, desde la producción, de la profesora Darianna Reynoso y un grupo de estudiantes de Fcom.

Barbosa Miranda, director del proyecto, explica que el propósito del mismo fue la creación de un espacio para el debate dentro de la facultad, donde los “feconianos” tuvieran la oportunidad de discutir asuntos relacionados con la actividad universitaria.

Participación estudiantil, Investigación, Festival de Cultura, Congreso de la FEU y Docencia, han sido los cinco tópicos propuestos para el programa radial. El primer momento, llega con la presentación del tema del día. Le sigue el de las opiniones recogidas entre estudiantes y profesores que no se encuentran en la cabina. En el espacio para el debate, uno de los más esperados, la polémica sale a cada momento para intentar concluir o llegar a posibles soluciones en los instantes finales.

Al pan pan fue el programa que inauguró el estudio de radio de la Facultad de Comunicación.

Treinta minutos al aire permiten también incluir secciones como Feconiano célebre y Nostálgicos por Fcom. En la primera de ellas, cuentan sus experiencias los alumnos destacados por sus trayectorias estudiantiles, mientras que la segunda es el momento de remembranzas de los egresados.

Aunque pensado solo para Fcom, Barbosa Miranda agrega que este proyecto experimental puede ser más ambicioso porque se espera convertir a Nexos Radio en la radio universitaria.

“En la intranet de la Facultad y en la plataforma de audios Ivoox, a las que pueden acceder todos los profesores, estudiantes y egresados, está disponible cada emisión del programa”.

La Fcom no espera, y desde debates en vivo, inaugura, con esta iniciativa, lo que aguarda por convertirse en una parrilla radial más amplia. Mientras, los feconianos seguirán llamando las cosas como son, sin cambiar nombres y seguirán diciendo “al pan, pan”.

Por: Patricia María Guerra Soriano, estudiante de Periodismo

Ver además

Nikon desarrolla un nuevo lente 500 mm ultraportátil

Superherramienta para fotorreporteros

Comentario

  1. Aunque he trabajado mucho más tiempo en la prensa plana, me considero una mujer de la radio, la que también prefiero como oyente. Tuve la posibilidad de hacer radio en los Servicios Informativos de Radio Granma, Manzanillo; para los Servicios de radio de Prensa Latina cuando fui enviada especial y/o corresponsal de la Agencia en distintas partes del mundo, y conduje por un tiempo el segmento “De revista a revista” en el programa Del Arte eterno en CMBF, Radio Musical Nacional. Por eso aplaudo esta iniciativa que permite a los estudiantes de Fecom ejercer el periodismo radial, además de ejercitar la polémica sobre temas de su interés. Aspiro pronto poder estar allá a las 12:45 para escuchar el bienvenido Al pan, pan. ¡Felicidades a sus creadores y hacedores!

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.