Más de 400 heridos y contusionados era un saldo preliminar de las cargas policiales para tratar de impedir el referendo en Cataluña, España (Fotos: La Vanguardia)

La victoria del sí en el referendo separatista del domingo en Cataluña, a pesar de los esfuerzos de la Justicia supeditada al gobierno español de paralizar las votaciones, allanó este martes el camino hacia una probable declaración unilateral de independencia en esa comunidad autónoma.

Pese a su suspensión por el Tribunal Constitucional a petición del ejecutivo central de Mariano Rajoy, la accidentada consulta concluyó con una victoria del 90 por ciento de los votos emitidos a favor de la ruptura con España de esa región, de 7,5 millones de habitantes.

El portavoz de la Generalitat (gobierno catalán), Jordi Turull, confirmó la participación de dos millones 262 mil 424 personas en el turbulento referéndum, que acabó con más de 800 heridos como consecuencia de una inusitada respuesta policial para impedirlo.

En una jornada en la que los cuerpos de seguridad enviados por Rajoy a la región nororiental confiscaron por la fuerza urnas y papeletas, el recuento anunciado esta madrugada por Turull registró dos millones 20 mil 144 votos por el sí a la secesión.

Además, hubo 176 mil 565 catalanes que apostaron por su permanencia en este país europeo (el 7,87 por ciento), 45 mil 586 boletas en blanco y dos mil 129 nulas.

Más de 5,3 millones de ciudadanos estaban llamados a responder a la pregunta: “¿Quiere usted que Cataluña sea un Estado independiente en forma de república?”.

En las últimas semanas, la consulta sufrió duros golpes judiciales y policiales contra su aparato logístico que dificultaron su celebración y cuestionaron seriamente su legitimidad.

A esas dificultades se sumó la víspera el cierre de unos 400 colegios electorales por parte de la Policía Nacional y la Guardia Civil, los dos institutos armados españoles, cuyas cargas contra ciudadanos inermes recorrieron el mundo.

Horas antes de conocerse la victoria del sí, el presidente de la Generalitat, el nacionalista conservador Carles Puigdemont, afirmó que los catalanes se ganaron el derecho a proclamar su separación de España.

“Con esta jornada de esperanza y también de sufrimiento, los ciudadanos de Cataluña nos hemos ganado el derecho a tener un Estado independiente que se constituya en forma de república”, subrayó Puigdemont en una comparecencia solemne.

Anticipó que en los próximos días trasladará los resultados del escrutinio al parlamento autonómico para que aplique las llamadas leyes de desconexión, aprobadas a principios de septiembre por la mayoría independentista de la cámara.

Una de esas normas establece que en caso de ganar del sí, el Parlamento catalán proclamará la independencia de ese próspero territorio español en cuestión de 48 horas tras conocerse los cómputos oficiales, un escenario rechazado hasta la saciedad por Rajoy.

AMPLIA REPERCUSION EN MEDIOS DE PRENSA INTERNACIONALES

Los medios internacionales se hacen eco del referéndum del 1-O que tuvo lugar este domingo en Cataluña .Estados Unidos ha sido uno de los países que más ampliamente han tratado la votación en sus ediciones digitales. En la portada de su web, The New York Times ha optado por destacar una opinión que lleva como título: “La lucha en Catalunya, signifique lo que signifique”.

Por su parte, The Wall Street Journal también ha optado por relatar la creciente tensión en Catalunya por acudir a los centros de votación. Lo mismo ha hecho The Washington Post , que ha destacado con imágenes la posición de padres e hijos, que han decidido dormir en las escuelas para luego votar este 1-O.

La agencia estadounidense Bloomberg ha destacado como pieza principal la votación de este domingo y ha informado sobre la incertidumbre que sobrevuela la situación catalana en España y Europa.

Francia, vecina del conflicto español, ha intensificado este fin de semana la cobertura del referéndum catalán, más de lo que nos tenía acostumbrados. En su portada, Le Monde ha destacado un análisis de cómo se ha llegado hasta aquí en Catalunya.

Por su parte, Le Figaro explica los “altos riesgos” que pueden desencadenar si se llevan a cabo las votaciones este domingo.

Del mismo modo, el Reino Unido ha tratado con delicadeza el tema. Bien arriba de su edición digital, el inglés The Guardian ha señalado la creciente tensión en Catalunya conforme pasan las horas del referéndum.

En Escocia, varios diarios se han posicionado a favor del referéndum. El ejemplo más claro lo encontramos en The National , que en la edición de este sábado deseaba a los catalanes “mucha suerte”. Este domingo, en su edición digital ha asegurado que “El referéndum catalán no es cuestión de independencia, es cuestión de democracia”.
Reino Unido habla sobre el referéndum catalán. Escocia se posiciona
Reino Unido habla sobre el referéndum catalán. Escocia se posiciona (.)

Italia también ha puesto el foco en Catalunya. El italiano La Repubblica ha destacado como pieza principal en su edición impresa las actividades de la Guardia Civil para impedir la votación de este domingo.

El italiano La Stampa , en cambio, ha decidido recoger declaraciones en el mundo del deporte, donde destacan las palabras de Guardiola, que asegura que “El referéndum es legal. Yo he votado”.

En cuanto a la prensa alemana, gran parte destaca la importancia de la unión de España. El alemán Süddeutsche Zeitung subraya que los separatistas están “buscando una foto para el mundo”. Por su parte, The Bild asegura que “El gobierno bloquea el sistema de conteo”.

En Asia, destaca el South China Morning Post , diario que recoge y hace un amplio análisis sobre los referéndums de Kurdistán y Catalunya en su sección de internacional.

Fuente: La Vanguardia

Ver además

A la venta pasaportes para el 39 Festival del Nuevo Cine Latinoamericano

El Comité 0rganizador del XXXIX Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano anunció que de este

Comente

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.