INTERNACIONAL, NOTICIAS SUGERIDAS »  

Moscú como patrimonio cultural de Rusia

Este fin de semana se cumple el 870 aniversario de la fundación de la ciudad rusa de Moscú y como homenaje a esa efeméride en la Casa de la Prensa, sede de la Unión de Periodistas de Cuba, se inaugurará el viernes 8 una exposición fotográfica de periodistas rusos dándole cumplimiento a un acuerdo entre el gremio cubano y la Unión de Periodistas de Moscú.

Durante siglos, Moscú fue foco de las tradiciones nacionales rusas, cuidadosamente conservadas. Así, la antigua catedral de la Dormición, principal templo del país, resultó el escenario para la coronación de todos los monarcas rusos. A Moscú vinieron Pedro I y Catalina II a celebrar sus victorias militares. Inmolada en 1812,  esta ciudad determinó el final del gran ejército de Napoleón.

El corazón de Rusia y el símbolo de su grandeza es el Kremlin, conjunto cultural e histórico más importante de Moscú, situado en la orilla alta del río Moscova y en el estuario del río Neglinnaya, canalizado entre 1816 y 1820 debido a la reconstrucción del alcantarillado del centro urbano; es el recinto más viejo de la ciudad.

En general, sólo el complejo del Kremlin atesora 51 objetos, catalogados Patrimonio cultural de la nación rusa. 

Al cumplir 870 años, Moscú se propone mejorar su ambiente para vivir más y mejor.

Un poco de historia

Hace casi nueve siglos –para ser más exactos, 870 años– que Moscú se alza sobre siete colinas a ambas orillas del río Moscova, pero su origen se pierde en la noche de los tiempos. Las leyendas cuentan que, a finales del siglo IX, el príncipe Oleg fundó una pequeña población en el río Moscova. En realidad, excavaciones arqueológicas hallaron objetos de uso doméstico pertenecientes a aquella época.

La primera mención escrita de Moscú data del año 1147. Se narra que en aquella entonces ciudadela se encontraron el príncipe Yuri Dolgoruki (Brazo Largo) de Suzdal, y Sviatoslav del principado de Chernigov. En aquellos tiempos toda la comarca pertenecía al boyardo Kuchka, a quien Yuri Dolgoruki ejecutó  más tarde por desobedecerle; luego mandó a construir allí su propio poblado con el centro en la colina Bor (bosque de pinos), territorio del futuro Kremlin. Alrededor surgían pequeñas colonias y poblados de artesanos y campesinos. En el siglo XV, Moscú ya se dividía en distritos y era la capital de los zares rusos.

Reiteramos que el Kremlin es el conjunto central de Moscú, el corazón de Rusia y el símbolo de su grandeza. Para avalar tal condición, a continuación enumeramos objetos del Kremlin declarados Patrimonio Nacional: 

  • Plaza Roja
  • Plaza de las Catedrales
  • Catedral de la Asunción o de la Dormición de la Virgen
  • Catedral de San Miguel Arcángel
  • Catedral de la Anunciación
  • Catedral de los Doce Apóstoles
  • Catedral en lo alto del Salvador
  • Iglesia de la Deposición del Manto de la Vírgen
  • Iglesia de San Lázaro
  • Palacio de los Terems
  • Cámara Facetada
  • Palacio del Patriarca
  • Palacio Poteshny (de Placeres)
  • Gran Palacio del Kremlin
  • Palacio del Kremlin
  • Edificio de Senado
  • Antiguo Arsenal
  • Campanario Iván el Grande
  • Campana-Zarina
  • Cañón-Zar
  • Catedral del Manto de la Vírgen o Templo de San Basilio
  • Monumento a K. Minin y D.Pozharski
  • Lóbnoye mesto
  • Museo Histórico
  • Puertas Voskresenskie (de la Resurrección)
  • Monumento al mariscal Zhukov
  • Tumba del Soldado Desconocido
  • Mausoleo de Lenin
  • Picadero de Moscú (Bové y ingen.A. de Betancourt), que ahora es una sala de exposiciones.
  • Templo del Salvador

Como curiosidad anotamos que cada una de las 20 torres del Kremlin tiene su nombre propio:

Spásskaya, Zárskaya, Nabatnaya, Petróvskaya, Tróitskaya, Kutafia, Senatskaya, por sólo citar algunos.

En general, en el territorio de Moscú hoy día se encuentran más de cuatro mil de los monumentos históricos y culturales del Patrimonio nacional de Rusia.

En los últimos cinco años, en Moscú fueron restaurados 614 monumentos pertenecientes  al Patrimonio histórico-cultural. Próximamente serán rehabilitados otros 377. Este gran programa se realiza bajo el control de la alcaldía de la capital, con Serguey Sobianin al frente, y del gobierno de Moscú. En general se trata de la renovación de exponentes de la arquitectura del Centro Histórico de la capital, cuyo mal estado ya se ha reducido en dos veces. Y a pesar de las dificultades económicas, las autoridades continúan el propósito de devolver el patrimonio histórico-cultural a los moscovitas y a toda Rusia.  

Ahora que se celebran por decimoséptima vez en Moscú los Días del Patrimonio Mundial, los moscovitas tienen una buena oportunidad para visitar los 130 museos, además de parques y bibliotecas, teatros y cines,  pues aprovechan que han sido abiertos especialmente para la ocasión.

Conservar el aspecto histórico de la capital, corregir los errores del pasado así como las deformaciones en este trabajo, es una de las instrucciones esenciales de los moscovitas auténticos que ostentan el poder y gobiernan en la actualidad en Moscú.

Al presentar su programa, el alcalde de Moscú, Sergey Sobianin, dijo:

«Hoy día muchos monumentos de Moscú y los edificios simplemente antiguos del centro de la capital necesitan ser restaurados y/o  reconstruídos. Para realizar esta tarea consolidamos los esfuerzos de los poderes de la ciudad así como del gobierno federal, de las organizaciones religiosas y los inversores privados. Continúa la restauración de las fachadas de los edificios históricos dentro del anillo Sadóvoye (es decir, del jardín)».

Hasta la actualidad, fueron rehabilitados más de 800 edificaciones, además del Arco de triunfo, el Museo Panorama de Borodinó y los monumentos a los héroes de la Guerra Patria de 1812.

El mayor proyecto no sólo en Moscú, sino también en Rusia es el renacimiento del palacio-hacienda el Ostankino.

A la vez, de las calles y plazas de Moscú ha sido retirada la publicidad exterior, que importunaba a los moscovitas

Los rascacielos de Moscú habían sido habitados por halcones peregrinos. En Moscú ahora viven mucho más aves que antes, pues en sus parques crece el número de pájaros. 

Los parques de Moscú

Por ejemplo, la Exposición de Adelantos Económicos de la Unión Soviética (VDNJ), creada en 1959 en el lugar que ocupaba la Exposición Agrícola de la URSS, consta de pabellones, la mayoría de los cuales son monumentos característicos de la arquitectura soviética del período  1930-1950.  En la VDNJ sobre todo resultan de interés dos fuentes: La Amistad de los pueblos y La Flor de Piedra, así como un cercano gran grupo monumental, El Obrero y la Koljosiana, diseñado por la famosa escultora Vera Mújina. Hace poco este grandioso monumento fue también restaurado y cuenta en su interior con su propio museo.

Es imposible dejar de mencionar el importante patrimonio nacional que representa el Metro de Moscú.

Se sabe, que los ingenieros rusos Piotr Balinskiy y Eugenio Knorre presentaron ante la Duma de Moscú, en 1902 hace ya 115 años, los primeros proyectos para la construcción del ferrocarril subterráneo moscovita durante los tiempos del zar Nikolay Segundo. Pero las autoridades lo negaron por la prensión de los poderosos industriales que temían las especulaciones de la tierra ciudadana.

En los últimos seis años se han construidos 93 km de nuevas líneas. Anualmente, como promedio, se inauguran de cuatro a cinco estaciones de metro.

Moscú del futuro

El Metro ya empieza a llegar hasta los nuevos territorios de Moscú, que antes pertenecían a la región de Moscú.

El 2017 fue declarado el Año de la Ecología en Rusia, y en Moscú serán abiertos dos ecocentros para la juventud: el Museo del Bosque y el Museo del Moscova, sobre el barco especial, nombrado El Ecólogo moscovita.

En agosto en Moscú será organizado El Foro climatológico ocasión para que los participantes puedan intercambiar sus experiencias y opiniones. Se prepara un proyecto global moscovita, que consiste en la creación alrededor de la ciudad el llamado Cinturón verde de Moscú. El gobierno moscovita ya ha recibido más de tres mil proposiciones de ciudadanos de la capital.

Operación renovación 

El más precioso e importante patrimonio de Moscú, claro está, son los propios moscovitas, cuya vida debe mejorarse cada año. Para ellos se realiza también un gran Programa de trasladar a los residentes de  las construcciones de los años 1950-1960 (krushchiovki) para nuevos edificios, enclavados en las mismas cuadras de la capital.

El primer ministro de Rusia Nikita Khrushchev (1894-1971) quedó en la historia como el constructor masivo de viviendas para los moscovitas. Y muchos años después ha llegado el tiempo de renovar dicho programa con la fabricación de nuevas casas y edificios, proyecto que las autoridades aseguran ejecutarán, a pesar de la crisis financiera y económica.

Nueva Moscú

Bajo el nombre de Nueva Moscú, se levantan otros territorios de la capital de Rusia. Han sido arreglados patios y otras zonas cercanas a los edificios.

Ya están reparados y arreglados decenas de miles objetos de obra, entre ellos, parques infantiles,  zonas deportivas y los complejos deportivos de entrenamiento público.

A la vez fueron ampliados varios cientos de calles de la capital. Por demás, se han construido cosas muy originales. Por ejemplo, en la avenida Nuevo Arbat, fue instalado un banco de 150 metros de largo, el quinto del mundo después de los existentes en España, Gran Bretaña, China y Bulgaria. Y en este banco de Moscú, las personas pueden sentarse por ambos lados.

La ciudad está muy iluminada con lámparas de nueva generación. Moscú se embellece cada año más y más.

Y la capital rusa dice a los habaneros y a todos los cubanos: ¡Bienvenidos, amigos nuestros!  

Alexander Moiseev, periodista ruso, ex corresponsal de Pravda en Cuba.

Destacamos

¿Qué hora es?

Si le preguntan la hora, ¿cómo usted responde? Y si tiene que escribirla, ¿cómo lo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *