Un conjunto de voces rompe cada miércoles el éter del espectro radial cubano desde la emisora Habana Radio, ubicada en la Lonja del Comercio en La Habana Vieja.

Durante una transmisión del programa Contigo somos más, por la emisora Habana Radio (Foto: Yoandry Avila Guerra)
Durante una transmisión del programa Contigo somos más, por la emisora Habana Radio (Foto: Yoandry Avila Guerra)

Sus protagonistas son jóvenes de entre 14 y 16 años pertenecientes al programa Contigo somos más, que se transmite de 7 a 8 p.m., por la frecuencia 106.9 de la FM y en audio real por internet www.habanaradio.cu.

Ellos pertenecen al proyecto comunitario de Desarrollo Social, Integral y Participativo de los Adolescentes en La Habana Vieja a+ Espacios Adolescentes, nacido en 2011, con el objetivo de implementar un trabajo inclusivo y participativo con este grupo etario.

La Oficina del Historiador de La Habana les dedica especial atención por ser un segmento poblacional muy vulnerable; también para imbricarlos en el contexto patrimonial urbano y convertirlos en gestores de los proyectos sociales que en esa barriada capitalina se llevan a cabo.

Dos jóvenes periodistas, Thays Roque y María Carla Villar, son las encargadas de continuar la obra iniciada por Lisset Ametller Nadia Herrada y Ana Lidia Gracía el 26 de septiembre de 2012, cuando salió por primera vez Contigo somos más.

El proyecto en sus inicios estuvo contemplado para los adolescentes y jóvenes comprendidos entre los 12 y 18 años que residieran en La Habana Vieja, pero poco a poco se fue abriendo el diapasón y “hoy tenemos a personas de los municipios de Cerro, Playa, La Habana del Este y Centro Habana”, aclaró Thays.

DSC_0511Ejemplo de ello es Anthony Bravo, quien vive en el municipio de Playa y se traslada todos los miércoles hasta Habana Radio para asistir a cada emisión del programa, al cual llegó primeramente como entrevistado por su condición de cantante, y al percibir la dinámica del mismo pidió formar parte de su colectivo de realización.

“Llegué con la intención de aportarle todo lo positivo que pudiera, y de aprender muchísimo e integrarme al grupo. Nosotros somos la voz de los adolescentes, pues nada, que nos reconozcan como eso, como un espacio de intercambio en el cual los adolescentes vengan a Habana Radio a decir las cosas que nos gustan, las que no nos gustan e intercambiar con especialistas”, acotó Anthony.

Los guiones son fruto de todos, aunque María Karla y Thays tengan la misión de confeccionarlos; estos surgen por iniciativas y preocupaciones del colectivo, para lo cual se reúnen y hacen las propuestas de temas, los cuales son analizados y debatidos de conjunto.

“Como es un programa de adolescentes y lo hacemos nosotros mismos las inquietudes que tenemos nosotros son las mismas que tienen nuestros compañeros en la escuela, o que puede tener un adolescente en la calle. Como todos somos estudiantes y compartimos con nuestros compañeros, de ahí surge la retroalimentación para el programa”, argumentó Delizabel Cardoso, una de las más noveles integrantes del proyecto.

En esta iniciativa liderada por Habana Radio, también funcionan talleres de paleontología, audiovisuales, papel, costura, orfebrería y fotografía, entre otros, aclaró Thays.

En el próximo mes de junio entrará en funcionamiento un Centro de Referencia para Adolescentes, espacio que contará con dos edificaciones: una para centro tecnológico y la otra dedicada al arte. Ellas se conectarán entre sí para facilitar el acceso a laboratorios de ciencia, áreas de estudio, salas de juegos, espacios para el cine, la proyección de audiovisuales, conciertos y espectáculos.

Aunque a Thays y María Karla las emociona el Centro de Referencia, se nota que su pasión es la radio y el trabajo con los adolescentes, el cual las ha absorbido de tal manera, que hasta en sus casas piensan en cómo harán una cosa u otra en el programa.

Thays considera que es un trabajo muy interesante porque hay que pulir las habilidades de ellos, “fundamentalmente en la locución”. Ellos son los encargados de proponer la música, buscarla según sus gustos y preferencias; y traérsela al operador de audio Victor Hugo Aguilar, para editarla y difundirla.

Presenciar una salida al aire de Contigo somos más es una clase de periodismo impartida por jóvenes que sienten y llevan ya dentro el amor por la profesión y el medio radiofónico.

Las diferentes secciones del programa son un ejemplo de cómo estructurar y conducir un  espacio radial, sin caer en la apatía que disgrega a las audiencias, en un mundo donde las ofertas tecnológicas son muy tentadoras.

Para los protagonistas de esos aciertos, la tesis es saber qué quieren escuchar las personas y hacerles llegar los mensajes de forma breve y concisa. “Llevamos a la radio todo lo que nos interesa, que es muy variado, porque aunque seamos adolescentes no compartimos los mismos gustos. Los temas aquí nos sirven de guía para la vida cotidiana, puede pasarnos algo nuevo o interesante y se puede investigar y traer al programa”, refirió Iroel Álvaro Ricardo quien también gestiona las redes sociales a las que está insertado el programa.

Sabrina Prado considera que las entrevistas deben ser breves, que tengan buen contenido porque los tiempos son limitados, “primero estudio el tema, escribo ideas sobre el, referente a lo que quiero preguntar y luego voy a hacer la entrevista, así obtengo buenas declaraciones. Las personas en ocasiones se extrañan cuando las estamos entrevistando al vernos tan jóvenes, es algo que estamos todos superando”.

En cambio, Daniela Yanet Milián compartió que al principio fue difícil enfrentarse al micrófono y “que las personas escucharan lo que yo estaba diciendo, pero es muy divertido e interesante poder expresar tus inquietudes, opiniones y las de tus amigos y saber que al otro lado del micrófono hay oyentes, como uno, escuchando lo que decimos”.DSC_0627

Varias secciones hacen de Contigo somos más un espacio para la preferencia de adolescentes y jóvenes: Qué quieres ser, Notiflash, (con noticias Culturales, Deportivas, Tecnológicas, y Curiosidades) y de forma alterna la entrevista a Cecilia García, consejera sobre cómo prevenir las ITS y el VIH/SIDA, y a Carolina Díaz, quien brinda orientación psicológica.

Ambos espacios son los que mayor número de llamadas reciben y causantes de que el guión, en ocasiones, tenga modificaciones al aire por la cantidad de preguntas que recepcionan el equipo de realización, para ser respondidas por las especialistas.

Como en todo programa radial en vivo, modalidad que prefieren sobre la grabada, pueden ocurrir deslices o las nombradas “meteduras de pata”. Por ejemplo, contó Harold Naranjo que en una oportunidad estaba hablando sobre los turistas extranjeros en La Habana y dijo “los yumas nos gastan de fotos y videos a nuestra capital”, pensó que había dicho un disparate, pero los coordinadores entendieron que esa es una forma en que los adolescentes y jóvenes hablan hoy día.

En otra oportunidad, Lixandra Díaz despedía por primera vez el espacio y en lugar de decir Contigo somos más solo dijo Contigo y se quedó callada.

Esos desaciertos y las experiencias positivas del programa son analizados al finalizar cada transmisión. Thays y María Karla señalan errores, corrigen formas de conducir y expresar, apoyan acciones, dan valoraciones sobre lo realizado, estimulan el trabajo hecho y perfilan los detalles de la próxima emisión.

Contigo somos más, es un espacio que se renueva cada día, que está en constante ebullición, “no se duerme”, se reanima cada semana y como dice Keren Sara Rodríguez, “dentro de cinco años ella espera que sea más innovador, con otra visión, con nuevas caras que impliquen otra rutina, nuevas secciones, y nunca caer en lo monótono. Lo vería más vivo, más adolescente”.

Por Jorge Gorgoy y Yoandry Avila Guerra

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.