IMG_0152De las tecnologías de la información y las comunicaciones (TICs) se hablará este martes en el espacio Dialogando sobre jóvenes, otra puerta abierta para propiciar un mayor intercambio de ideas en disímiiles temas relacionados con las nuevas generaciones de cubanos.

Quienes acudan a las dos de la tarde de este martes a la nueva sede del Centro de Estudios sobre la Juventud (CESJ) -sita en calle 13, número 502, entre D y E, Vedado, en el municipio habanero de Plaza de la Revolución- tendrán como interlocutor para el debate al doctor en Ciencias Iván Barreto.

La disertación del Director de la Empresa de Informática y Medios Audiovisuales del Ministerio de Educación (CINESOFT) dejará servida la mesa para un debate franco y hondo sobre asuntos como el acceso a las TICs, su impacto en los jóvenes, el uso que de ellas hacen como fuente de información y, en ese sentido, qué buscan.

Dialogando sobre jóvenes emerge como respuesta concreta, bien pensada y eficaz, al acuerdo del X Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), de fomentar escenarios permanentes de encuentro, reflexión e intercambio de ideas, no solo entre, sino también acerca de los “pinos nuevos”, que puedan ayudar, incluso, a transformar realidades, mentalidades y conductas.

La doctora en Ciencias Teresa Hernández Viera, directora del CESJ, señaló a ese espacio entre los principales ingredientes de la fiesta por el cumpleaños 45 de la institución científica, adscrita al Comité Nacional de la UJC y única en Cuba dedicada íntegramente al estudio de la población adolescente y juvenil.

Y más que un día de celebración es todo un año para festejar y hacer este que estamos viviendo camino al 14 de diciembre, y que estrenamos precisamente con la primera entrega de “Dialogando sobre jóvenes”, el pasado enero, aseguró en exclusiva a la ACN.

Desde entonces, mes tras mes, el segundo martes, siempre a las dos de la tarde, el Centro abre sus puertas a quienes deseen pensar en voz alta, aportar ideas y sugerencias, polemizar incluso, y aprovechar al máximo un espacio que concebimos, también, como vía de socialización de resultados de investigadores y tantos otros que trabajan con y para las nuevas generaciones, explicó.

Confiamos en que mañana el vestíbulo de la casona que con el nuevo año estrenamos como sede, volverá a resultar pequeño,  igual que en anteriores citas, cuando hablamos “al duro y sin guante” de los proyectos de vida de los adolescentes, la familia cubana, la juventud y el consumo cultural informal y otros temas, añadió Hernández Viera.

 

Maria Elena Alvarez Ponce / Agencia Cubana de Noticias

Ver además

La entrevista, posible puente roto

Reseña de un libro de Waldo Leyva

Deja un comentario

Cubaperiodistas se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.